Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 

Educación al Paciente

Artrosis de la Base del Dedo Pulgar

Este tipo de artrosis es un problema que aqueja al adulto mayor y que se caracteriza por causar dolor, inmovilidad y deformaciones, lo cual produce una limitación en la capacidad de hacer cosas y, por ende, un deterioro en la calidad de vida de las personas.

Síntomas

La artrosis de la base del dedo pulgar es crónica, permanente y progresiva, es decir, aumenta con el paso del tiempo. Sus distintos grados van desde un dolor leve hasta alcanzar la invalidez y rigidez permanente del dedo en una posición determinada.

Su principal problema es que produce dolor al momento de hacer cosas habituales como tomar cosas, abrir perillas o hacer pinzas con los dedos. Es un dolor que se percibe cuando las cosas requieren precisión o pinza fina, como tomar un lápiz, un pincel o coser con una aguja.

Aunque es un malestar bastante limitante no todas las personas lo perciben como un problema, ya sea porque su umbral de dolor es más alto o porque se acostumbran a sentir la molestia. Sin embargo, la enfermedad continúa su curso, por lo que es necesario consultar un médico lo antes posible y no hacerlo cuando el motivo sea una deformidad importante que impida el uso de la mano.

Si el pulgar pierde su movilidad y su capacidad para usarlo contra los otros dedos, pierdes la función de la mano completa pues no puedes tomar ni agarrar nada. Como todas las artrosis, es una enfermedad más frecuente en las mujeres, ya que poseen una serie de hormonas que facilitan la degradación de los cartílagos.

Causas

Se produce por el envejecimiento natural del cartílago ubicado en esta zona, el cual se va desgastando a lo largo de los años. Está determinado principalmente por la carga genética de las personas. Hay quienes tienen un cartílago que va a deteriorarse antes y otros a quienes les va a durar hasta los 90 años.

También influye la función de palanca que realiza el dedo pulgar, ya que es una articulación que hace mucha fuerza, lo que produce desgaste del cartílago. La enfermedad no tiene relación con el tipo de actividad laboral que se realice y no necesariamente se da en ambas manos.

Tratamiento

Existen dos formas de tratar este mal:

  • La médica, que consiste en tratar los dolores con antinflamatorios, férulas inmovilizadoras y kinesioterapia.
  • Si lo anterior falla, se realiza un tratamiento quirúrgico que consiste en la corrección del problema a través de una sencilla intervención en el pulgar.

La recuperación consiste en inmovilizar la mano por tres semanas para que ésta cicatrice y luego se hacen terapias de rehabilitación. Alrededor de las seis semanas el paciente recupera el 70% de sus actividades y con el tiempo llega a obtener la función completa de su mano.

Arriba Subir
 
 
 
Síguenos en:
 
   
 

Adolescencia | Broncopulmonar | Broncopulmonar Infantil | Cardiología | Cardiología Infantil | Centro de Diagnóstico y Terapia Endovascular | Cirugía de Tórax | Cirugía Endoscópica | Cirugía Pediátrica | Cirugía Plástica | Cirugía Vascular Periferica | Endocrinología | Enfermedad Metabólica Infantil | Fisiatría | Fonoaudiología | Gastroenterología | Genética | Geriatría | Ginecología | Hemato-oncología | Inmunología | Kinesiología | Maternidad | Maxilo Facial | Medicina Interna | Medicina Nuclear | Medicina Preventiva | Nefrología | Neonatología | Neurología | Neurocirugía | Neurorradiología | Nutrición | Odontología | Oftalmología | Oncología | Otorrinolaringología | Pediatría | Psicología | Psiquiatría | Reumatología | Terapia del Dolor | Tiroides | Traumatología | Uroginecología | Urología | Urología Pediátrica