Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 

Educación al Paciente

Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC)

El Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) es una lesión grave. Se trata de un fuerte impacto que recibe el cerebro al chocar contra las paredes o huesos del cráneo, lo que puede tener diversas consecuencias según la intensidad del golpe.

Producto del traumatismo se genera una inflamación que hace aumentar la presión dentro del cráneo y como el cerebro no puede expandirse, dado que está encerrado en una verdadera bóveda ósea, aparecen síntomas que son graves como el compromiso de conciencia y una hemorragia intracraneana, que pueden tener secuelas invalidantes e incluso llevar a la muerte.

Síntomas

Un TEC abierto implica la ruptura de la duramadre (capa que cubre al cerebro). Es cuando se presenta una fractura expuesta. En cambio, en el cerrado no hay fractura de cráneo ni rotura de su envoltura.

Si la persona pierde la conciencia o al despertar está confusa, no se ubica bien, no reconoce a los familiares, hace o dice cosas extrañas, tiene vómitos o moviliza menos las extremidades del cuerpo, son muestras claras de que estamos frente a un TEC y se necesita evaluación médica.

En el caso de los niños, ellos lloran hasta cuando quieren la "papa". Si después de haber soportado un golpe fuerte no llora de inmediato, se muestra aletargado, actúa de manera incongruente o está mareado, debe ser derivado de inmediato a un Servicio de Urgencia con una estricta vigilancia de la respiración.

Tratamiento

No hay que mover a la persona que ha sufrido un TEC hasta que sea evaluada por un médico. Si hay pérdida de conciencia es necesario llevarla inmediatamente a un Servicio de Urgencia, ya que hay hemorragias que se producen entre la duramadre y el cerebro, que se van complicando a medida que pasa el tiempo, por el aumento en la presión de la sangre. El traslado debe ser con cuidado, evitando movimientos en el paciente y tratando de inmovilizar la cabeza.

El médico hará un examen neurológico clínico, que evalúa a través de una revisión física el funcionamiento de las distintas áreas del cerebro (área sensitiva, respuestas motoras y reflejas). Si el especialista considera que se necesita una mayor evaluación, se le practicará un scanner de cerebro con una ventana ósea, para poder determinar en qué estado están los huesos del cerebro. Si el resultado es negativo, el paciente puede irse a su casa, pero deberá seguir ciertas indicaciones generales como reposo relativo y analgésicos para el dolor de cabeza.

Arriba Subir
 
 
 
Síguenos en:
 
   
 

Adolescencia | Broncopulmonar | Broncopulmonar Infantil | Cardiología | Cardiología Infantil | Centro de Diagnóstico y Terapia Endovascular | Cirugía de Tórax | Cirugía Endoscópica | Cirugía Pediátrica | Cirugía Plástica | Cirugía Vascular Periferica | Endocrinología | Enfermedad Metabólica Infantil | Fisiatría | Fonoaudiología | Gastroenterología | Genética | Geriatría | Ginecología | Hemato-oncología | Inmunología | Kinesiología | Maternidad | Maxilo Facial | Medicina Interna | Medicina Nuclear | Medicina Preventiva | Nefrología | Neonatología | Neurología | Neurocirugía | Neurorradiología | Nutrición | Odontología | Oftalmología | Oncología | Otorrinolaringología | Pediatría | Psicología | Psiquiatría | Reumatología | Terapia del Dolor | Tiroides | Traumatología | Uroginecología | Urología | Urología Pediátrica