Acné, Vellos y Ovarios Poliquísticos

Uno de los problemas que más afecta a las mujeres es el exceso de vellos, conocido, en términos médicos, como “hirsutismo”. Esta patología está frecuentemente relacionada con el acné y el síndrome de ovarios poliquísticos.

El hirsutismo se define como el crecimiento de pelo terminal en una distribución no habitual para la mujer (áreas masculinas) y se debe a un exceso de hormonas masculinas. Es así como las zonas afectadas más frecuentemente son la cara, pecho, abdomen y muslos. El exceso de pelo en antebrazos y piernas NO constituye hirsutismo. El pelo terminal se caracteriza por ser grueso, firme y se aleja de la piel. Por lo contrario, el vello, es un pelo fino, delgado, más adosado a la piel.

El hirsutismo puede ser clasificado en dos grandes grupos:

  1. Hirsutismo idiopático: su origen no está precisado. Se caracteriza por tener niveles hormonales normales y se observa en el 50% de las mujeres afectadas.
  2. Hirsutismo de origen androgénico: en la mayoría de los casos se debe al exceso de hormonas masculinas asociado al síndrome de ovarios poliquísticos.

Presentación Clínica

Generalmente, la edad de comienzo es entre los 15 y 25 años. Es una patología de progresión lenta, manifestándose después de algunos años de evolución.

No se asocia a virilización, lo que implica engrosamiento de la voz, aumento del tamaño del clítoris, calvicie masculina, donde se debe sospechar otras enfermedades.

Tratamiento

El tratamiento del hirsutismo, al igual que su diagnóstico, debe estar dirigido por un médico especialista. Es importante enfatizar que demora entre 6-8 meses observar cambios en el crecimiento del pelo. Se puede observar adelgazamiento y despigmentación del pelo, pero no su caída o desaparición.

A.- Tratamiento hormonal: A través de la medicación de anticonceptivos, otras hormonas (GNRH análogo, corticoides, antiandrógenos, etc.) y de sensibilizadores de insulina.

B.- Cosméticos: Depilación y electrolisis por láser.

Síndrome de Ovarios Poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos debe ser considerado en cualquier mujer adolescente o adulto joven con hirsutismo, acné, irregularidad en sus menstruaciones y obesidad. Sin embargo, cualquiera de estos hallazgos puede ser por sí solo la única manifestación de este síndrome.

Entre el 20 y 25% de las mujeres en edad reproductiva padecen de este mal y debe ser controlado, ya que puede tener consecuencias de por vida como:

  • El posterior desarrollo del síndrome de insulino resistencia.
  • Diabetes.
  • Alteraciones del colesterol.
  • Enfermedades cardiovasculares, etc.

Al ser un síndrome implica la presentación de múltiples alteraciones, por ejemplo:

  • Irregularidades menstruales (oligomenorrea- amenorrea).
  • Signos de hiperandrogenismo (hirsutismo o exceso de pelo, acné, alopecía o caída masculina del cabello).
  • Características específicas a la ecografía (ovarios aumentados de tamaño, con múltiples quistes).
  • Alteraciones hormonales.
  • Obesidad.

Acné persistente, calvicie o piel grasosa pueden ser el motivo de consulta principal, aunque no siempre están presentes.

Prevalencia durante diferentes edades

Es más probable que el síndrome de ovario poliquístico se presente en las mujeres que:

  • Hayan sido recién nacidos pequeños o grandes para su edad gestacional.
  • Hayan tenido un desarrollo adolescente precoz.
  • Durante su adolescencia presentan irregularidades menstruales, acné, hirsutismo.
  • En la edad reproductiva pueden presentar infertilidad y/o síndrome de insulino resistencia.
  • Durante la menopausia presentan diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama y/o cáncer de endometrio.

Objetivos del Tratamiento

  1. Reducir efectos androgénicos (obesidad, acné, hirsutismo).
  2. Prevenir alteraciones menstruales.
  3. Inducir ovulación para evitar esterilidad.
  4. Reducir riesgo cardiovascular.
Arriba Subir
 
 
 
Síguenos en:
 
   
 

Adolescencia | Broncopulmonar | Broncopulmonar Infantil | Cardiología | Cardiología Infantil | Centro de Diagnóstico y Terapia Endovascular | Cirugía de Tórax | Cirugía Endoscópica | Cirugía Pediátrica | Cirugía Plástica | Cirugía Vascular Periferica | Endocrinología | Enfermedad Metabólica Infantil | Fisiatría | Fonoaudiología | Gastroenterología | Genética | Geriatría | Ginecología | Hemato-oncología | Inmunología | Kinesiología | Maternidad | Maxilo Facial | Medicina Interna | Medicina Nuclear | Medicina Preventiva | Nefrología | Neonatología | Neurología | Neurocirugía | Neurorradiología | Nutrición | Odontología | Oftalmología | Oncología | Otorrinolaringología | Pediatría | Psicología | Psiquiatría | Reumatología | Terapia del Dolor | Tiroides | Traumatología | Uroginecología | Urología | Urología Pediátrica