Diabetes

Es una enfermedad crónica, lo que significa que una vez que se hace el diagnóstico, se puede controlar pero no desaparece. Esta enfermedad crónica consiste en una incapacidad total o relativa del páncreas en producir una hormona llamada insulina y por ende, una elevación del azúcar en la sangre (glicemia).

Tipos de Diabetes

La diabetes Mellitus, la forma más frecuente de diabetes, se divide en dos tipos básicamente por su edad de aparición.

  • Tipo I: se da en niños o menores de 35 años. Llamada insulinodependiente, pues quienes padecen de esta diabetes no tienen nada de insulina y necesitan inyectársela para vivir.
  • Tipo II: se da en mayores de 35 y se conoce como no-insulinodependiente, ya que las personas tienen insulina propia pero en cantidad insuficiente o de mala calidad. Este tipo se asocia en alto porcentaje a la obesidad. Es la forma más frecuente y representa aproximadamente el 90% de los casos en Chile.

Diabetes Tipo II

Diagnóstico

El diagnóstico es por la elevación del azúcar en la sangre o glicemia.

El valor normal en ayunas es de 70-100 mg/dl.

El diagnóstico se puede hacer de tres maneras:

  • Dos o más glicemias en ayunas mayor a 126 mg/dl.
  • Una glicemia de más de 200 mg/dl en cualquier momento del día.
  • Una glicemia de más de 200 mg/dl a las dos horas de un examen que se llama Curva de Tolerancia Oral a la Glucosa (le dan a tomar un vaso de agua con azúcar).

Síntomas

No se presentan síntomas. Se calcula que el 50% de los diabéticos no saben que padecen la enfermedad.

En ciertas personas puede dar un cuadro clínico clásico que consiste en:

  • Poliuria (orinar en exceso).
  • Polidipsia (aumento exagerado de la sed).
  • Polifagia (gran apetito)

Todo esto puede o no ir con baja de peso.

Consecuencias

El nivel elevado de azúcar en la sangre (hiperglicemia) actúa igual que un tóxico: daña las células de diversas partes del organismo en forma progresiva y silenciosa.

El daño suele comenzar por la retina (ceguera), riñón (daño renal llegando hasta la diálisis), nervios periféricos que dan la sensibilidad (dolores nocturnos y atrofia de los músculos), puede producir impotencia en el hombre.

También por las grandes arterias del organismo: accidente vascular encefálico (derrame cerebral), infarto al corazón (coronarias) y daño a las arterias de las piernas (riesgo de gangrena).

Por último, se puede producir una alteración en el sistema de defensa del organismo (glóbulos blancos) que favorecen las infecciones y hacen que sean más graves.

Factores de Riesgo

  • Poseer antecedentes familiares cercanos con diabetes (padres, hermanos, abuelos).
  • Ser obeso.
  • En mujeres, haber tenido hijos con un peso de más de cuatro kilos al nacer.

Tratamiento

  • Educación del paciente respecto de su enfermedad.
  • Régimen.
  • Ejercicio físico.
  • Medicamentos (tabletas o insulina).

La parte psicológica es fundamental, ya que está demostrado que las situaciones de estrés pueden provocar gran descompensación de la diabetes.

Preguntas Frecuentes

¿Es cierto que cuando un diabético se coloca insulina se hace dependiente y no puede volver a usar tabletas?
Esto es una idea de la cultura popular que no tiene asidero científico. Todo diabético, en caso necesario (una afección grave o infección), puede recurrir a inyecciones de insulina. Pero si su páncreas aún funciona, luego vuelve a su tratamiento habitual con tabletas.

¿Cómo puede saber el paciente diabético si su glicemia está controlada?
A través del automonitoreo de la glicemia. Se realiza con una muestra pequeña de sangre obtenida por un pinchazo en un dedo, la cual es analizada por una máquina que usa cintas reactivas. El resultado es entregado de forma instantánea.

Diabetes Tipo I

La frecuencia en Chile de la diabetes tipo I es de las más bajas del mundo y la probabilidad de que el hermano de un paciente diabético también padezca la enfermedad es cerca del 2%.

Expectativas de vida tiene un Paciente Diabético Tipo I

Las expectativas dependen del control metabólico que tenga el paciente. Si tiene una Hb glicosiladas A1c bajo 7%, asegura un buen futuro. Estos, asociado a un buen nivel de conocimientos acerca de la diabetes, mejorará la calidad de vida del enfermo.

Prevención

No hay manera de prevenir esta enfermedad.

¿Qué es lo mejor que puedo hacer por mi hijo diabético?
Educarse respecto de la diabetes (libros, folletos, charlas, páginas web, entre otros). También puede inscribirse en la Fundación de Diabetes Juvenil y no sobreproteger ni hacer diferencias con sus otros hijos.

¿Mi hijo puede ir a cumpleaños?
Por supuesto. Debe llevarle su bebida libre de azúcar (light) y reforzarlo con insulina ultra rápida si fuera necesario.

¿Puedo llevarlo ocasionalmente a comer a lugares de comida rápida?
Sí, aunque no debiera ser una práctica frecuente por el alto contenido en grasas saturadas que contiene ese tipo de comida.

¿Puede mi hijo hacer ejercicios?
La actividad física es altamente recomendable en un paciente diabético, debido a que mejora la calidad de vida y el niño no se siente excluido. Se debe manejar esta situación ya sea dando hidratos de carbono (leche, frutas, pan) antes de realizar la actividad, o bien disminuir la dosis de insulina que está actuando con más presencia en ese momento.

¿Cuántas veces es necesario controlar con exámenes de glicemia a mi hijo?
El control de la glicemia capilar es parte del tratamiento de la diabetes tipo I. El número de controles está dado por cómo voy a usar esos resultados. Lo habitual es que sea entre cuatro a seis controles diarios.

¿Cuál es la glicemia normal de un niño diabético?
Antes de cada comida entre 70 a 140 mg/dl y dos horas después de comer entre 120 a 180 mg/dl.

¿Son confiables las máquinas para medir la glicemia?
Sí. Tienen controles de calidad que deben realizarse al menos una vez al mes. Si las glicemias están fuera del rango previsto acérquese al distribuidor para que corrija el defecto. Estudie bien el manual que acompaña a cada equipo.

¿Qué son las cetonas? ¿Cuándo están presentes y qué significan?
Son parte del metabolismo de las grasas y aparecen en las personas normales cuando ayunan. En el caso de la diabetes tipo I, su presencia representa poca insulina circulante. Se asocia a episodios de descompensación (glicemias mayores de 250 mg/dl) y se corrige colocando refuerzos de insulina ultra rápida e hidratando al niño (dando agua). Siempre es prudente contactarse con el médico tratante.

¿Las hipoglicemias son graves?
Depende del tipo de hipoglicemia. Si ésta es leve o moderada (el paciente es autosuficiente para comer azúcar), no tiene consecuencias demostrables y es una complicación inevitable del tratamiento. Si la hipoglicemia es grave (requiere la ayuda de una tercera persona que le administre glucagón) y si no se trata adecuada ni oportunamente, pueden haber lesiones neurológicas serias.

¿Qué cosa no debiera hacer un diabético tipo I?
Fumar, el tabaco aumenta significativamente el riesgo de las complicaciones vasculares.

¿Pueden beber alcohol los diabéticos tipo I?
Ciertamente. Lo importante es aprender a beber, reconocer el efecto de algunos alcoholes en la glicemia (los fuertes pueden favorecer la hipoglicemia). Siempre debe beber acompañado (un amigo que pueda manejar una situación de hipoglicemia o embriaguez) y tener una identificación que señale su condición de diabético tipo I.

¿Cuál es la probabilidad de engendrar un hijo diabético tipo I?
Es remota.

¿Hay alguna precaución que se debe considerar si quiero tener guagua?
No se debiera embarazar sin una planificación previa, que considera tener un control metabólico óptimo al momento de la concepción (Hb glicosilada A1c menor de 7%). De esta manera se disminuyen los riesgos de que el niño tenga alguna malformación.

Se deben hacer controles previos y durante la gestación, del Fondo de Ojo y Microalbuminuria, dado que el embarazo puede acelerar las complicaciones.

Arriba Subir
 
 
 
Síguenos en:
 
   
 

Adolescencia | Broncopulmonar | Broncopulmonar Infantil | Cardiología | Cardiología Infantil | Centro de Diagnóstico y Terapia Endovascular | Cirugía de Tórax | Cirugía Endoscópica | Cirugía Pediátrica | Cirugía Plástica | Cirugía Vascular Periferica | Endocrinología | Enfermedad Metabólica Infantil | Fisiatría | Fonoaudiología | Gastroenterología | Genética | Geriatría | Ginecología | Hemato-oncología | Inmunología | Kinesiología | Maternidad | Maxilo Facial | Medicina Interna | Medicina Nuclear | Medicina Preventiva | Nefrología | Neonatología | Neurología | Neurocirugía | Neurorradiología | Nutrición | Odontología | Oftalmología | Oncología | Otorrinolaringología | Pediatría | Psicología | Psiquiatría | Reumatología | Terapia del Dolor | Tiroides | Traumatología | Uroginecología | Urología | Urología Pediátrica