Noticias

JAQUECAS: CUIDADO CON LO QUE COME

La ingestión de determinados alimentos, sobre todo de fermentados, ahumados y aquellos ricos en proteínas, es una causa común que conduce a la aparición de estos molestos dolores de cabeza.

¿Quién iba a pensar que un sabroso plátano o un alimento tan atractivo como el chocolate podrían provocar jaquecas? Sin embargo, está médicamente comprobado que la toma de determinados alimentos constituye una de las razones fundamentales para la aparición de cefaleas.

La causa proviene de las sustancias químicas que contienen los alimentos. Según la nutricionista de Clínica Santa María, Ximena Inostroza, “las personas que padecen jaquecas no son capaces de metabolizar cierto tipo de compuestos con la suficiente rapidez, como suele suceder frecuentemente con sustancias derivadas de las aminas (histamina, tiramina, feniletilamina)”.

Los alimentos hacia los que apunta la nutricionista serían aquellos ricos en proteínas, los fermentados, ahumados, en conserva y las bebidas alcohólicas, entre otros.

En segundo lugar, según la especialista, “hay otros alimentos que ocasionan un efecto inflamatorio mediado por prostaglandinas (sustancias derivadas de los ácidos grasos), como los lácteos, quesos maduros, la salsa de soya y la comida china en general, ya que tienen algunas sustancias para resaltar el sabor que suelen estar relacionadas con la aparición de jaquecas”.

Para profundizar, los principales alimentos asociados a la jaqueca son:
• Alimentos que contienen “aminas” (vinos rojos, queso curado, pescado ahumado, hígado de pollo, higos o determinadas legumbres).
• Chocolates, nueces y mantequilla de maní.
• Frutas como el plátano y los cítricos.
• Cebollas.
• Productos lácteos, café y té.
• Alimentos horneados.
• Carnes conformadas por nitratos, como el tocino, vienesas, carnes curadas.
• Alimentos que contienen glutamato monosódico, usado para aumentar los sabores en la comida china.
• Cualquier alimento procesado, encurtido o marinado.

Con tal de prevenir esta variedad de jaquecas, se recomienda hidratarse constantemente, hacer ejercicio, la relajación y, sobre todo, suprimir de la dieta aquellos alimentos que provoquen los dolores.

Para este fin resulta idóneo registrar los momentos en que aparecen los síntomas y los alimentos que se han ingerido durante las 18 horas anteriores, poniendo atención especial a las últimas 8 horas, tiempo suficiente para que la sustancia química responsable haya actuado. Otra opción es eliminar todo el listado de comidas o alimentos propensos a originar jaquecas, e ir incorporándolos poco a poco para determinar cuáles son los desencadenantes de la cefalea en cada caso.

No hay que perder de vista que este tipo de jaqueca puede ser de carácter hereditario y afecta en mayor medida a las mujeres. Eso sí, pese a ser una causa común, todavía no hay una estimación exacta sobre el porcentaje de dolores de cabeza asociados a la dieta y conviene resaltar que la mayoría de los casos se relacionan con factores de comportamiento como el sueño.

Aunque las jaquecas, por regla general, no significan una amenaza significativa para la salud, es aconsejable contar con asesoramiento médico de cara a evitar posibles complicaciones.

Con la colaboración de Ximena Inostroza, nutricionista de Clínica Santa María.

Fecha publicación: 16/08/2010

 
 
 
 
 
Síguenos en:
 
   
 

Adolescencia | Broncopulmonar | Broncopulmonar Infantil | Cardiología | Cardiología Infantil | Centro de Diagnóstico y Terapia Endovascular | Cirugía de Tórax | Cirugía Endoscópica | Cirugía Pediátrica | Cirugía Plástica | Cirugía Vascular Periferica | Endocrinología | Enfermedad Metabólica Infantil | Fisiatría | Fonoaudiología | Gastroenterología | Genética | Geriatría | Ginecología | Hemato-oncología | Inmunología | Kinesiología | Maternidad | Maxilo Facial | Medicina Interna | Medicina Nuclear | Medicina Preventiva | Nefrología | Neonatología | Neurología | Neurocirugía | Neurorradiología | Nutrición | Odontología | Oftalmología | Oncología | Otorrinolaringología | Pediatría | Psicología | Psiquiatría | Reumatología | Terapia del Dolor | Tiroides | Traumatología | Uroginecología | Urología | Urología Pediátrica