Noticias

EL CAMBIO HORMONAL DE LOS HOMBRES

A partir de los 40 años, la testosterona comienza a disminuir, lo que en algunos casos produce disminución de la libido, disfunción eréctil, fatigabilidad, entre otros. Este periodo es conocido como andropausia, donde la deficiencia de esta hormona masculina afecta entre un 10 y un 25% de los hombres adultos.

Este cambio en los hombres suele compararse con la menopausia femenina. Pero tanto este hecho, como su nombre, se encuentran errados. Pese a que esta patología es conocida comúnmente como andropausia, la denominación correcta es hipogonadismo. “Etimológicamente ‘pausia’ significa corte o término, que en el caso de las mujeres es correcto, ya que se produce un cese completo y brusco en la producción de las hormonas femeninas. Pero en el caso del hombre, no es así, debido a que la hormona masculina (testosterona) casi nunca llega a cero y su descenso se produce lentamente”, explica el Dr. Sergio Moreno, Urólogo de la Unidad de Salud Sexual Masculina de Clínica Santa María.

La deficiencia de testosterona se asocia a la pérdida de las funciones reguladas por dicha hormona, y encuentra sus causas en dos ámbitos:

- Causas primaras: son todas aquéllas que involucran una falla en el funcionamiento del testículo, como por ejemplo, infecciones, consecuencia del tratamiento de tumores testiculares, testículos mal descendidos, enfermedades congénitas, traumatismos genitales y también como consecuencia del envejecimiento.

- Causas secundarias: son aquéllas que afectan la hipófisis (glándula ubicada en el cerebro y que por medio de otras hormonas controla el funcionamiento de los testículos), como por ejemplo, enfermedades inflamatorias, tumores de hipófisis, medicamentos, obesidad y algunos trastornos genéticos involucrados en el desarrollo de la hipófisis.

¿Cuáles son sus síntomas?

El hipogonadismo trae consigo una serie de síntomas que dependen fundamentalmente del momento en que se presenta la deficiencia de testosterona. Esto puede ocurrir antes de la pubertad, produciendo una alteración en el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios como falta de crecimiento de vellos, ausencia del cambio de voz, falta de desarrollo de testículos, pene y masa muscular, crecimiento excesivo de extremidades en relación con el tronco y ginecomastía (desarrollo de tejido mamario).

Pero cuando se presenta en la vida adulta de un hombre (como es habitual), puede producir síntomas en el ámbito sexual, como disfunción eréctil, disminución de la libido y otros síntomas como fatiga, dificultad para concentrarse, cambios en el estado de ánimo, pérdida de masa muscular y ósea (osteoporosis), ginecomastía, bochornos, disminución de la barba y vello corporal.

Esta patología afecta mayoritariamente a este último grupo; hombres adultos sobre los 40 años. Es por ello, que el Dr. Moreno recomienda a estos pacientes “tomar atención principalmente a los síntomas de la fatiga, disfunción eréctil y disminución de la libido”.

Por otra parte, algunos factores de riesgo que pueden asociarse con mayor frecuencia al hipogonadismo son: el antecedente de testículos mal descendidos, compromiso testicular por el virus de la papera, traumatismos testiculares, tumores testiculares o de hipófisis, infección por virus de inmunodeficiencia humana, y algunos trastornos genéticos como el síndrome de Kallmann y Klinefelter.

¿Cuál es su tratamiento?

“Hoy en día disponemos de muy buenos tratamientos para esta enfermedad. Consisten fundamentalmente en una terapia de reemplazo hormonal con testosterona, la que se puede realizar a través de inyecciones (de corta o larga duración) y geles que se aplican diariamente en la piel”, establece el Dr. Moreno. Y en caso que exista algún problema en la hipófisis, esto se puede tratar con medicamentos, radioterapia o cirugía, dependiendo de cuál sea la causa del problema.

Unidad de Salud Sexual Masculina

La Unidad de Salud Sexual Masculina de Clínica Santa María dispone de todos los instrumentos necesarios para realizar estudios de calidad y tratamientos de vanguardia. Tiene como objetivo la prevención, estudio y tratamiento multidisciplinario de las disfunciones sexuales masculinas como la disfunción eréctil, trastornos de la eyaculación (eyaculación precoz), enfermedad de Peyronie y priapismo. Además, se intenta dar un importante énfasis en la educación a los pacientes con respecto a dichas patologías.

La Unidad tiene a disposición diversos exámenes como la medición de tumescencia peneana o rigiscan (en modalidad ambulatoria provocada y hospitalización), biotensiometría (medición de sensibilidad peneana), doppler y pletismografía peneana (medición del flujo peneano).

Además, a partir de marzo se dispondrá de un dispositivo de ondas de choque para el tratamiento de la disfunción eréctil. Este tratamiento es absolutamente nuevo, único en nuestro país, siendo muy escaso en el resto del mundo.

La Unidad funciona tanto en el Centro Médico de Portal la Dehesa, como en Clínica Santa María (Laboratorio de Urología, 6° piso, edificio con acceso por Av. Bellavista). Teléfono 913 0000.

Con la colaboración de: Dr. Sergio Moreno, Urólogo de la Unidad de Salud Sexual Masculina de Clínica Santa María.

Fecha publicación: 23/03/2011

 
 
 
 
 
Síguenos en:
 
   
 

Adolescencia | Broncopulmonar | Broncopulmonar Infantil | Cardiología | Cardiología Infantil | Centro de Diagnóstico y Terapia Endovascular | Cirugía de Tórax | Cirugía Endoscópica | Cirugía Pediátrica | Cirugía Plástica | Cirugía Vascular Periferica | Endocrinología | Enfermedad Metabólica Infantil | Fisiatría | Fonoaudiología | Gastroenterología | Genética | Geriatría | Ginecología | Hemato-oncología | Inmunología | Kinesiología | Maternidad | Maxilo Facial | Medicina Interna | Medicina Nuclear | Medicina Preventiva | Nefrología | Neonatología | Neurología | Neurocirugía | Neurorradiología | Nutrición | Odontología | Oftalmología | Oncología | Otorrinolaringología | Pediatría | Psicología | Psiquiatría | Reumatología | Terapia del Dolor | Tiroides | Traumatología | Uroginecología | Urología | Urología Pediátrica