Noticias |

En el Día Mundial del Riñón

Nos encargamos de cuidarlos y ellos a ti

Publicado el 10/03/2016

Distintos problemas de salud pueden causar enfermedades renales tanto en niños como adultos, para lo cual se necesita de una pronta evaluación clínica, exámenes de laboratorio, estudios de imágenes y tratamiento. Te invitamos a conocer las unidades encargadas de su salud.

Unidad de Nefrología

Se ocupa de la prevención, estudio y tratamiento de las enfermedades de los riñones, ya sean propias de ellos o sistémicas. También trata las complicaciones derivadas de éstas. 

Las principales enfermedades al riñón son las secundarias a diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedades inmunológicas y alteraciones por daño vascular, las que generan distintos niveles de disfunción renal. Existen también patologías renales primarias, las que requieren ser diagnosticadas en forma oportuna y tratadas con el objetivo de lograr una adecuada función renal.

Prevención

La salud de nuestros riñones es vital para nuestro organismo, ya que éstos cumplen tareas esenciales para su adecuado funcionamiento: Eliminación de las toxinas que resultan del metabolismo, mantención de la composición del líquido que rodea las células y la formación de hormonas, para estimular la producción de glóbulos rojos, modelar el control de la presión arterial y activar la vitamina D.

Para evitar enfermedades que puedan afectar estas funciones, se recomiendan hábitos saludables como bajar el consumo de sal, tener una dieta que incluya frutas y verduras variadas, no fumar y realizar actividad física.

Diagnóstico

Algunos síntomas de una enfermedad renal son: Cambios de micción, edema (retención de líquidos) en las extremidades del cuerpo, presión arterial elevada, orina con espuma o sangre, fatiga y sabor metálico. Ante la presencia de ellos, se recomienda un pronto chequeo con un médico pediatra o internista, según la edad del paciente, y exámenes de función renal, composición de la orina y estudio de imágenes.

Un porcentaje de 5 a 10% de la población, tiene algún tipo de enfermedad renal crónica y es importante que exista conciencia de esto, para evitar una progresión de la enfermedad. En nuestra Clínica, se realizan estudios de Laboratorio e Imágenes necesarios para un diagnóstico preciso.

Se recomienda control en pacientes con hipertensión arterial, diabetes mellitus, tabaquismo y obesidad, chequeos regulares desde los 40 años de edad y, muy especialmente, en personas de la tercera edad.

Tratamientos

El diagnóstico temprano y el tratamiento a tiempo previenen el avance de la enfermedad y las complicaciones cardiovasculares asociadas. Ofrecemos todas las opciones de tratamientos médicos y quirúrgicos, así como terapias de reemplazo frente a una falla renal avanzada, sea diálisis y/o trasplante renal.

Contamos con un equipo médico de trasplante renal de reconocida experiencia, una Unidad de Hemodiálisis con la más avanzada tecnología y el apoyo de las unidades de tratamientos de pacientes críticos de niños o adultos.

Unidad de Hemodiálisis

La hemodiálisis se debe realizar cuando la insuficiencia renal es avanzada, es decir, cuando la función renal se encuentre reducida aproximadamente al 10-15% de la normalidad. Por lo general, con este tratamiento sólo se consigue reemplazar parcialmente algunas de las múltiples funciones del riñón.

La Unidad cuenta con un médico de turno estable, enfermeras especializadas, auxiliares paramédicos y una nutricionista renal quien se preocupa de dar soporte nutricional y educación a los pacientes. 

Programa de Trasplante

Este tipo de trasplante es una solución eficaz para enfermos con insuficiencia renal avanzada. El trasplante renal exitoso, sea de donante vivo o cadáver, es la mejor opción para los pacientes, ya que permite una mejor calidad de vida. Sin embargo, un porcentaje cercano al 30% de los pacientes pueden ser candidatos a este tratamiento, por las limitaciones propias de los pacientes (enfermedades asociadas que no permiten las terapias inmunosupresoras o por el elevado riesgo cardiovascular).

Clínica Santa María fue la primera institución privada del país en realizar un trasplante renal en 1985. Dado el éxito de esta intervención y los crecientes requerimientos de los pacientes, en 2006 se implementó el Programa de Trasplante Renal. 

Compuesto por un equipo de profesionales altamente calificados y con amplia experiencia en esta disciplina, se han realizado con éxito 68 procedimientos, con una sobrevida de los injertos y pacientes superior al 95%.

¡Infórmate acerca de la donación de órganos!

Todos los mayores de 18 años, una vez fallecidos, son considerados como donantes de sus órganos a menos que en vida hayan manifestado lo contrario. Uno de los requisitos es que el donante esté con muerte cerebral, condición que se cumple en un muy bajo porcentaje (aproximadamente un 3% del total de muertos por traumas), siendo muy importante el apoyo de la familia, que debe estar previamente informada de la voluntad del paciente de ser donante.

Por esta razón, los trasplantes de donantes vivos con personas sanas (sin enfermedades renales, cardíacas, hipertensión o diabetes) y que resultan compatibles se han convertido en una de las mejores opciones, ya que permite realizar una intervención quirúrgica programada, lo que da mayor seguridad y mejores resultados.


Con la colaboración de: Dr. Cristián Ugarte, director médico de Clínica Santa María.