Noticias | La Clínica / Traumatología

Traumatología de mano y muñeca

Síndrome del túnel carpiano: ¿Cómo disminuir las molestias?

Publicado el 17/11/2022

Adormecimiento de la mano, sensación de corriente o dolor en el brazo, son algunos de los síntomas de esta condición, que afecta principalmente a personas adultas, cuando existe una presión excesiva en el nervio mediano. Revisa aquí sus causas, tratamientos y formas de prevenirlo.

En la muñeca existe un espacio, a través del cual pasa el nervio mediano y nueve tendones, que se extiende hasta la palma de la mano. Si este espacio no es suficiente, se producen molestias como hormigueo, dolor, pérdida de fuerza en manos y torpeza para tomar objetos.

Los pacientes que sufren esta neuropatía, por lo general, tienen entre 30 y 60 años. Si bien algunas personas nacen con esta condición, otras pueden desarrollarla por hacer el mismo movimiento de mano y muñeca repetidamente. Por esto, el síndrome se puede relacionar con actividades como trabajar frente al computador u oficios que requieren mucho uso de fuerza. Incluso, la utilización excesiva del celular o tablet, puede influir en su desarrollo.

Esta enfermedad también se puede producir de manera transitoria por alteraciones hormonales o metabólicas, siendo la más común el embarazo y que generalmente se resuelve de forma espontánea en el puerperio.

Diagnóstico y tratamientos

Para el diagnóstico de esta enfermedad se recomienda realizar una electromiografía y velocidad de conducción, y en algunas ocasiones una ecografía. Si los síntomas empiezan a ser molestos y recurrentes, se recomienda consultar a un especialista para hacer una exploración de la sensibilidad y fuerza de la extremidad afectada. No obstante, cuando las molestias son más intensas es necesario recurrir a una intervención quirúrgica.

¿En qué consiste la cirugía?

La operación del túnel del carpo o tarso, tiene como objetivo agrandar el túnel y de esta manera disminuir la presión que se está ejerciendo sobre el nervio mediano de la muñeca.

El procedimiento quirúrgico puede ser mediante cirugía abierta o endoscópica. El primero es más frecuente y se trata de una pequeña incisión en la piel de la palma de la mano con el objetivo de llegar al ligamento para cortarlo de forma completa y liberar la compresión que ejerce sobre el nervio.

Con la colaboración de Dr. Javier González, traumatólogo de Clínica Santa María.

 

Banner conoce equipo y reserva