Incontinencia Urinaria

Un problema que afecta la calidad de vida

 

Se estima que hasta un 30% de las mujeres pueden presentar esta patología, sobre todo después de los 40 años. Esta enfermedad consiste en la pérdida involuntaria de orina y compromete fuertemente las actividades diarias de la persona.

incontinencia urinariaLa incontinencia urinaria se manifiesta de dos maneras. La incontinencia de esfuerzo se refiere al escape de orina al toser, estornudar, reírse o levantar peso. Afecta principalmente a mujeres, ya que por lo general se debe al debilitamiento del piso pélvico, conjunto de estructuras que sostiene en la posición adecuada la vejiga, uretra, vagina y recto. Sus causas son partos vaginales múltiples, estar en etapa postmenopáusica, haber sido sometida a cirugías de pelvis, obesidad o tabaquismo.

La incontinencia de urgencia consiste en el aumento de frecuencia miccional y/o deseo imperioso de orinar al punto de no alcanzar a llegar a un baño. Se produce por una vejiga hiperactiva, es decir, que se contrae de forma involuntaria antes de llenarse. El origen de esta patología es desconocido, sin embargo, se asocia al consumo de alcohol, tabaquismo, ingesta de algunos alimentos y estreñimiento, también a cáncer vesical o cistitis crónica.

El tratamiento puede ser farmacológico, quirúrgico o una combinación de ambos, dependiendo de cada caso. El procedimiento para tratar la incontinencia de esfuerzo consiste en instalar una cinta de material sintético bajo la uretra media para reemplazar los soportes dañados. Esta técnica ofrece sobre el 90% de probabilidades de éxito.

Las mujeres con incontinencia de urgencia pueden ser candidatas a la terapia de neuromodulación central con InterStim®, luego de haber probado otros tratamientos sin éxito o en caso de presentar intolerancia a ellos. Este pequeño dispositivo provoca impulsos eléctricos suaves que ayudan a restablecer la actividad nerviosa, permitiendo a la paciente orinar de forma normal.

La Unidad de Piso Pélvico de Clínica Santa María está conformada por ginecólogos y urólogos especializados quienes entregan un tratamiento integral para el prolapso e incontinencia urinaria. 


Con la colaboración de: Dr. Carlos Rondini, uroginecólogo de Clínica Santa María.