Cáncer de colon y recto

La detección precoz es clave

 

Es uno de los cánceres digestivos más frecuentes en Chile. Sin embargo, si es diagnosticado a tiempo es posible curarlo y tratarlo sin problemas.

cancer de colon y recto

Dentro de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de colon y recto están el estilo de vida sedentario, obesidad, poca ingesta de fibras y tabaquismo, por lo cual llevar una vida sana es fundamental para disminuir la incidencia de esta patología. Este cáncer se inicia a partir de lesiones pequeñas al interior del colon o recto, llamados pólipos adenomatosos, que crecen lentamente hasta transformarse en un tumor maligno.

Las recomendaciones actuales respecto a esta patología indican que toda persona mayor de 50 años debiera realizarse exámenes de búsqueda de estas lesiones. En el caso de tener antecedentes familiares, debiera hacerse a los 40 años o 10 años antes que el caso más joven diagnosticado en la familia. De este modo las lesiones pueden tratarse antes del desarrollo de un tumor y, en caso de ya presentar cáncer, se puede realizar un tratamiento curativo con mayor probabilidad de éxito.

El cáncer de colon y recto puede ser asintomático en muchos pacientes, pero en fases más avanzadas puede provocar síntomas como sangrado, dolor abdominal con obstrucción o perforación del colon, e incluso síntomas por compromiso de otros órganos secundario al desarrollo de metástasis.

Habitualmente, el tratamiento consiste en extirpar el tumor maligno y las posibles metástasis mediante una cirugía. En ocasiones, también puede ser necesario el uso de quimioterapia y/o radioterapia

Los avances médicos durante la última década han permitido mejorar considerablemente la tasa de curación en todas las etapas, minimizando al máximo los efectos adversos. Un ejemplo de esto es la cirugía laparoscópica, que consiste en la resección del tumor a través de pequeñas incisiones en el abdomen, usando una cámara para guiar el procedimiento, proporcionando una recuperación más rápida, menor dolor postoperatorio y un retorno más rápido a la rutina diaria.


Con la colaboración de: Dr. Cristóbal Sanhueza,
oncólogo especialista en tumores digestivos de Clínica Santa María.