Cirugía endoscópica de base cráneo

"Llegué con mucha esperanza y todas mis expectativas se cumplieron"

 

Luego de extraños episodios de fiebre y problemas a la visión, le descubrieron un tumor en el cerebro. Sebastián Vásquez, de 35 años, fue intervenido por un equipo multidisciplinario y hoy, a tres meses de la última operación, se encuentra en recuperación.

Hace dos años, Sebastián comenzó a notar que no veía con normalidad. Dos meses más tarde, y de forma repentina, tuvo un cuadro de fiebre. Sus brazos y manos estaban calientes, pero sus pies y pecho permanecían fríos. Cuatro meses después, sufrió el mismo episodio. “Sentía la cabeza caliente y ardor en los párpados. Veía un poco menos que antes y estaba encandilado”, recuerda.

Sebastián pensó que podía tratarse de estrés o algún problema psicológico, ya que se sentía muy cansado. En marzo de 2016 un scanner reveló que la causa de sus alteraciones era un craneofaringioma, un tumor de consistencia sólida de 3 cm aproximadamente, localizado en la base del cráneo donde se aloja la hipófisis y que se extendía a la cavidad donde se produce el líquido cefalorraquídeo.

En Clínica Santa María fue evaluado por el Dr. Osvaldo Koller, neurocirujano, quien le explicó que era necesario extraer la mayor parte del tumor para luego realizar una biopsia que determinaría si era o no cancerígeno. La primera cirugía se llevó a cabo sin complicaciones, el tumor era benigno, pero solo fue posible extirpar un tercio de éste. Sebastián seguía con desorden hormonal, cambios de ánimo y dolor de cabeza, por lo que requería ser intervenido nuevamente.

Por esa razón, el Dr. Koller junto al Dr. Santiago Ibacache, médico jefe de la Unidad de Otorrinolaringología, conformaron un equipo multidisciplinario para operarlo a través del conducto nasal. Se planificó este acceso con apoyo de endoscopía y la asistencia del Dr. Cristián Naudy, neurocirujano, y los doctores Iñaki Zarraonandia y Patricia Walker, otorrinolaringólogos, entrenados en abordaje de la base del cráneo por endoscopía.

"Llegué con mucha esperanza y todas mis expectativas se cumplieron. El cambio del año pasado hasta ahora fue radical. De haber estado mal, anímica y físicamente, hoy estoy enfocado en recuperar la visión para retomar mi rutina. Quiero agradecer a todos los doctores que estuvieron involucrados en el proceso", afirma Sebastián.


A tres meses del procedimiento, Sebastián se recupera satisfactoriamente y asegura que no ha tenido dolor de cabeza ni molestias.

“Este tipo de pacientes necesita de un cuidado postoperatorio estricto y multidisciplinario, ya que cursan con severos trastornos metabólicos, endocrinológicos y neurológicos, por lo tanto, se deben integrar múltiples especialistas en su cuidado y tratamiento médico”, afirma el neurocirujano, y agrega: “Sebastián fue un gran desafío en términos médicos y, a pesar de lo difícil y complejo que ha resultado, estamos muy contentos de que esté recuperándose y haya confiado en nuestro equipo y en Clínica Santa María para su tratamiento”.

La cirugía endoscópica de base cráneo permitió extraer casi la totalidad del tumor, convirtiéndose en el primer caso de este tipo realizado en Clínica Santa María.