Nueva tecnología para curar la Artrosis

"Supieron darme una solución innovadora y no medidas paliativas"

 

Con una novedosa cirugía para tratar la artrosis severa de mano, Clínica Santa María, siendo los primeros en Chile y Latinoamérica, ofrece a sus pacientes una nueva alternativa para el tratamiento de esta enfermedad degenerativa que afecta a más del 25% de los mayores de 50 años en Chile.

La artrosis es una lesión del cartílago articular, que causa dolor y, en ocasiones, la pérdida de su movimiento normal. Los síntomas de esta enfermedad dependen de las articulaciones que estén afectadas, pero tienen algunas características comunes: Son progresivas, dependiendo del grado de la enfermedad en que se encuentre el paciente, el dolor puede ser por movimiento o continuo y, en algunos casos, puede desaparecer con reposo.

La artrosis se puede presentar en distintas partes del cuerpo. El pulgar es uno de ellos, dificultando el uso normal de la mano, sobre todo en la función de hacer pinza con el pulgar y otro dedo.

Este fue el caso de María Gabriela Avilés, quien llegó a Clínica Santa María luego de consultar con varios médicos de distintas instituciones, realizándose tratamientos sin resultados. Ella, sin darse por vencida, siguió investigando con fe y esperanza de que tenía que existir una solución a su problema. “Cuando llegué donde el Dr. Javier González, me diagnosticó lo mismo que los médicos anteriores, pero me dijo que creía que podía encontrar nuevas técnicas en Europa. Viajó a Dinamarca, al congreso europeo de cirugía de la mano a conocer bien la técnica, traer la prótesis y operarme,” cuenta María Gabriela.

En octubre, María Gabriela se sometió a una novedosa cirugía que consiste en instalar una prótesis en la articulación trapecio metacarpiana, permitiendo recuperar inmediatamente la movilidad completa del pulgar. “El tener una recuperación prácticamente del 100% de la movilidad, con fuerza, siendo que yo no era capaz de sostener un plato, es realmente maravilloso,” señala la paciente. Hoy, a tres semanas de la operación, la paciente se encuentra trabajando y haciendo su rutina. Mueve el dedo y la mano sin problemas ni dolor.

“A diferencia de otras cirugías, esta técnica conserva gran parte del trapecio y el metacarpiano, retirando solo entre tres y cinco milímetros de la base del hueso, por lo que es un procedimiento seguro y mínimamente invasivo, y que requiere solo un día de hospitalización”, explica el Dr. Javier González, traumatólogo especialista en mano, de Clínica Santa María.

Los resultados de la prótesis se pueden ver a una semana de la cirugía, tiempo suficiente en que la persona ya puede comenzar a mover sus manos, sin dolor y sin necesidad de realizar tratamientos complementarios, como kinesiología.

Por último, María Gabriela Avilés comenta que después de la cirugía jamás sintió dolor. “me dejaron indicaciones de medicamentos en caso de dolor, los compré y los guardé. No me tomé ninguno. Estoy sumamente agradecida del doctor, que se atrevió conmigo, y de la Clínica, de la atención, de todo, realmente se pasaron”.

El Servicio de Traumatología y Ortopedia de Clínica Santa María está enfocado a tratar patologías del sistema osteomuscular de niños y adultos. Los especialistas de la Institución están capacitados para atender a personas de todas las edades en las distintas lesiones y enfermedades divididos en equipos especializados en mano, columna, hombro, cadera, pelvis, rodilla, tobillo, pie, tumores y medicina deportiva, abarcando todas las enfermedades y lesiones traumáticas del aparato locomotor.


banner-equipo-medico