Primeros auxilios

¿Cómo reaccionar frente a un accidente?

 

El verano está cerca y, junto a él, los inesperados accidentes típicos de la época. Frente a esto, darles atención oportuna es clave para evitar complicaciones mayores.

primeros auxilios Comienzan las vacaciones y aumentan las caídas en bicicleta, accidentes acuáticos, torceduras, entre otros incidentes. Debido a que los niños son inquietos por definición, evitar este tipo de situaciones es difícil, por lo que realizar primeros auxilios de forma rápida y eficiente es fundamental.

Entre las lesiones más comunes se encuentran las contusiones o torceduras. Ante una situación de este tipo se debe aplicar hielo sobre la región afectada y mantener al menor con la extremidad en altura. En caso de que el dolor no pase es necesario acudir a un servicio de urgencia.

Las heridas son muy frecuentes, lo que se recomienda es limpiar la zona dañada con agua, cubrirla con un paño limpio, comprimir y luego acudir a un centro asistencial para que sea desinfectada. Las picaduras también están a la orden del día durante el verano debido a las actividades al aire libre. En caso de que el menor no sea alérgico, se pueden manejar con analgésicos y ungüento para evitar que se rasque. Si el niño presenta una reacción alérgica, debe ser trasladado a un servicio de urgencia de inmediato.

Finalmente, cabe mencionar que en Chile la asfixia por inmersión es la primera causa de muerte accidental en niños de entre 1 y 4 años. Por este motivo es vital saber cómo reaccionar, ya que bastan 2 centímetros y medio de agua para que un pequeño se ahogue. Lo primero es sacarlo del agua, verificar si tiene pulso y respiración espontánea y, de no ser así, iniciar un masaje cardíaco y respiración boca a boca en una relación de 30:1, sin suspender la reanimación. Si el menor respira, se debe dejar de costado y no intentar extraer el agua deglutida.

Es fundamental que las familias tengan elementos de primeros auxilios a la mano. Los elementos básicos y en buen estado que debe contener un botiquín son gasas, vendas y parches simples, antisépticos, analgésicos, antihistamínicos, bloqueador solar, repelente para insectos y anestésicos para quemaduras pequeñas.


Con la colaboración de: Dr. Eduardo Díaz, médico coordinador Convenio Escolar de Clínica Santa María.