Procedimientos contra la obesidad

Cirugía con robot beneficia a pacientes que deben volver a operarse

 

Aunque es una técnica muy avanzada, algunas personas que se han sometido a cirugía bariátrica deben realizarse una segunda intervención, debido a que recuperaron el exceso de peso o tuvieron complicaciones en su primer procedimiento. La tecnología robótica se posiciona hoy como una alternativa para la llamada cirugía revisional.

programa integral sobrepesoLa cirugía bariátrica es un efectivo método quirúrgico para la disminución de peso en pacientes con obesidad y enfermedades asociadas. Si bien en la mayoría de los casos tiene excelentes resultados, hay un número de pacientes que recupera el peso perdido por malos hábitos tras la operación y un pequeño porcentaje presenta complicaciones.

El Dr. James Hamilton, médico coordinador del Centro de Cirugía Robótica, explica que en estos casos se debe realizar una cirugía revisional para lograr que el paciente vuelva a bajar de peso. Dado que los tejidos ya han sido manipulados, la cirugía con robot permite realizar este procedimiento con un mínimo daño a los tejidos y un postoperatorio menos doloroso.

“En casos más complejos, sobre todo en pacientes que han sido operados previamente sin buenos resultados o han vuelto a engordar, la cirugía bariátrica por robot es insuperable, ya que por su precisión, la delicadeza del trato de los tejidos y la visión que otorga, permite que estas situaciones se corrijan de manera más segura”, asegura el especialista.

A diferencia de la cirugía bariátrica tradicional, que utiliza stappler (corchetes), este procedimiento usa suturas manuales mediante el manejo de brazos robóticos a través de una consola, lo que aumenta la precisión. Se trata de una intervención que, además, tiene menor sangrado y tiempo de recuperación.

Bypass gástrico

El Dr. Hamilton destaca que la cirugía robótica tiene mayores ventajas en el bypass gástrico, una técnica en la cual se modifica el tamaño del estómago y además se salta un segmento del intestino. Esto permite que el paciente se sienta satisfecho con menos cantidad de comida y, al mismo tiempo, se produzca una menor absorción de nutrientes y calorías. Por otra parte, se obtiene un efecto hormonal que mejora a un 85% de los pacientes diabéticos previamente seleccionados. 

El cirujano explica que al utilizar suturas manuales, en vez de “corchetes”, las conexiones quirúrgicas son más pequeñas y más durables en el tiempo. Esto hace que el efecto restrictivo del bypass gástrico sea más duradero. “Cuando uno hace una unión a mano, ésta queda más calibrada, más pequeña, con lo cual el efecto de saciedad y limitación de la alimentación es más prolongado en el tiempo y eficiente”, finaliza el Dr. James Hamilton.