Verano seguro

Guía rápida contra accidentes

 

Durante esta época, los más pequeños están más expuestos a sufrir algún accidente al aire libre. Aunque muchos de ellos se pueden prevenir, siempre es recomendable estar alerta y saber cómo reaccionar ante cualquier imprevisto.


Verano Seguro

Accidentes en piscinas: la asfixia por inmersión es una de las principales causas de muerte en menores de 1 a 5 años. Por eso, es necesario supervisar a los niños en la piscina, quienes deben usar chalecos salvavidas o flotadores de acuerdo a su edad y peso, mientras que los más grandes deben evitar hacer piruetas o juegos de resistencia bajo el agua.

Las piscinas deben tener una reja de fierro de al menos 1,5 metros de alto alrededor de ellas, una puerta de cierre automático y chapa de seguridad

Se recomienda a los adultos tomar cursos de reanimación y, en caso de accidente, sacar al menor del agua, verificar si tiene pulso y respiración espontánea. De lo contrario, realizar respiración boca a boca con masaje cardíaco y trasladarlo de inmediato a un Servicio de Urgencia.

Picaduras de insectos: evitar que los niños anden descalzos y vistan ropa demasiado colorida si hay presencia de abejas. Ante una picadura, si el menor no es alérgico, hay que retirar la lanceta, aplicar hielo en la zona y darle un analgésico anti-inflamatorio. En caso de presentar cualquier reacción alérgica hay que acudir a un Servicio de Urgencia.

Intoxicaciones: los medicamentos y cualquier sustancia química, como limpiadores, deben estar guardados en su envase original y en un lugar con llave. Si el niño lo ingiere, no provocar el vómito, debe tomar abundante agua y asistir a un Servicio de Urgencia con el envase del producto. Por otro lado, si se preparan alimentos crudos, es necesario tomar las medidas de higiene necesarias. Además, es preferible evitar el consumo de mayonesa casera y agua de origen no controlado.


Contusiones y torceduras: son los accidentes más frecuentes. Lo primero que hay que hacer es aplicar hielo en la zona afectada y mantener al menor con la extremidad en altura. En el caso de contusiones en la cabeza con pérdida de conciencia o trastornos de conducta, o contusiones en el tórax o abdomen con dolor y dificultad para respirar, se debe ir al Servicio de Urgencia


Con la colaboración de: Dr. Eduardo Díaz, médico coordinador Convenio Escolar de Clínica Santa María.