Exámenes para detectar una enfermedad cardíaca

by User Not Found | Aug 24, 2017

Perfil lipídico, medición de la glicemia y electrocardiogramas de reposo y esfuerzo, son algunas de las pruebas que se recomiendan para evitar desarrollar estas patologías. ¿Quiénes deben realizárselos y cada cuánto tiempo? Infórmate aquí.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Chile y en el mundo, corresponden al 31% del total de los fallecimientos tanto en hombres como en mujeres. De ellas, los infartos agudos al miocardio son los más prevalentes, con un 25%. “Por esto, es muy importante que al menos una vez al año las personas mayores de 30 años se realicen los exámenes necesarios para detectar este tipo de patologías y tratarlas a tiempo”, explica el Dr. Pablo Pedreros, cardiólogo de Clínica Santa María.

Algunas de las pruebas que puede indicar un cardiólogo son:

  1. Perfil lipídico: Este examen mide las proteínas transportadoras de colesterol y los ácidos grasos existentes en la sangre, las que se clasifican en “de alta densidad” (benignas) y “de baja densidad” (dañinas). Es importante realizarlo al menos una vez al año y mantener un estricto control de los niveles de HDL, LDL y triglicéridos.

  2. Glicemia: Evalúa los niveles de glucosa en la sangre durante el ayuno para saber si el paciente está frente a alguna alteración metabólica. Ante síntomas como mucha sed durante la noche o exceso de orina, se debe realizar esta prueba ya que la hiperglicemia (diabetes o estados pre diabéticos) es un importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se recomienda hacerse este examen anualmente.

  3. Uricemia: El ácido úrico es derivado del metabolismo de las purinas, elemento que componen ciertas proteínas. Su aumento puede afectar a las articulaciones y ciertos órganos, como los riñones. Se debe controlar al menos una vez al año.

  4. Electrocardiograma de reposo (ECG): Es una foto de la actividad eléctrica del corazón que ayuda a determinar el tipo de ritmo cardíaco, si existe algún defecto de conducción eléctrica, alteraciones morfológicas como la hipertrofia cardíaca o alguna secuela de infarto al miocardio. Además, durante los períodos de dolor agudo al tórax, permite al equipo médico saber si el paciente está teniendo un infarto agudo al miocardio. Debe realizarse cada año o cuando el paciente presente dolor opresivo en el pecho.
  5. Electrocardiograma de esfuerzo: Consiste en realizar varios ECG al paciente, pero sometiendo al corazón a una exigencia mayor. Al aumentar la frecuencia cardíaca –que se consigue caminando rápido– el corazón requerirá más oxigenación. No constituye una prueba difícil, sólo se espera que la persona se agite y se canse.

  6. TAC y score de calcio: Este examen cuantifica la cantidad de calcio depositado en las arterias coronarias –lo cual está relacionado a la probabilidad de enfermedad coronaria obstructiva– calculando así el riesgo existente de presentar un evento coronario agudo.

  7. Angio TAC coronario: Mediante este examen de altísima definición, se pueden visualizar las arterias coronarias y así evaluar la presencia de placas ateromatosas (presencia de colesterol) y la severidad de obstrucción de éstas. Esta prueba es indicada por el especialista ante la sospecha de enfermedad coronaria.

Clínica Santa María cuenta con la Unidad de Medicina Preventiva, que ofrece un completo chequeo cardiológico y luego una consulta con un especialista, permitiendo identificar factores de riesgo o patologías cardíacas de forma temprana, para su oportuno tratamiento. Escribe a chequeos@clinicasantamaria.cl

Con la colaboración de: Dr. Pablo Pedreros, cardiólogo de Clínica Santa María.