Noticias | Salud y bienestar / Cirugía en Patología de Mamas / Cirugía

La incómoda realidad de algunos hombres

Ginecomastia

Publicado el 29/08/2008

Es el aumento de volumen mamario en los hombres. Sus causas son variadas y tiene como consecuencias problemas psico- sociales.

En ocasiones, para algunos hombres sacarse la polera resulta realmente un problema. Esto, debido a que el tejido mamario que tienen se desarrolla más de la cuenta, dejando pechos similares a los de una mujer. Esta condición es conocida como Ginecomastia y se presenta aproximadamente en el 50% de los adolescentes.

La causa más común es la idiopática, es decir, que no hay una patológica que la produzca, debido a que “hay una mayor proporción de estrógenos que estimula el tejido mamario que los hombres tienen, produciendo un aumento de volumen en sus mamas”, explica el Dr. Fernando Gómez, cirujano de mama de Clínica Santa María.

El aumento del volumen mamario se presenta en los adolescentes entre 12 y 16 años, y en la mayoría de los casos desaparece de forma espontánea al terminar esta época. Sin embargo, el 10% de los jóvenes no tiene una regresión espontánea, por lo que si persiste por más de uno o dos años con esta condición es difícil que sus pechos regresen al tamaño normal, ya que no solo va haber tejido mamario sino también tejido fibroso.

Otros factores que pueden ocasionar Ginecomastia son los fármacos como los anti hipertensivos, diuréticos y drogas exógenas como la marihuana o aquellas que se usan para el tratamiento del Cáncer de Próstata. Así también, algunos tumores o cánceres producen estos desbalances hormonales.

Así también existe la pseudo- ginecomastia, aumento en el volumen mamario dado por tejido adiposo que se presenta en personas con sobrepeso. 

 ¿Cómo solucionar este problema? 

El Dr. Gómez cuenta que “muchos jóvenes son discriminados por sus pares y tienen graves problemas de autoestima. Generalmente a estas personas no les gusta ir a lugares donde deban quitarse la polera, como las piscinas, playa o los camarines. Incluso hay adolescentes que les da vergüenza presentarse ante su propia familia”.

“Si después de uno o dos años no hay una regresión espontánea y la persona afectada tiene limitaciones psico-sociales, el tratamiento estándar es la cirugía. Pero previamente, es necesario practicar exámenes de sangre, orina y una mamografía para saber si el aumento del volumen está dado por tejido adiposo o mamario”, explica el cirujano.

La operación es ambulatoria y con anestesia general. Se requiere un reposo relativo de tres días y, dependiendo de la persona, se podrá ir integrando paulatinamente a sus quehaceres trabajo y a su vida cotidiana. No obstante, para retomar actividades deportivas competitivas, se recomienda no hacerlo antes de un mes.

También existen tratamientos con fármacos, pero tienen una tasa de respuesta muy baja. “En la mayoría de los casos, el paciente no presenta una reducción de volumen y en quienes existe alguna respuesta, la logran meses después de iniciado el tratamiento”, asegura el cirujano. 

En general, la recurrencia post quirúrgica de la Ginecomastia es poco frecuente y no vuelve aparecer a menos que el hombre suba de peso en forma considerable, ya que en este caso podría presentar un aumento de volumen del tejido adiposo residual. 

Es importante saber que la Ginecomastia no es causa de Cáncer de Mama en el hombre. Sin embargo, hay un riesgo de 50 veces de padecer este tipo de cáncer cuando hay presencia del síndrome de Kleinefelter –anomalía cromosómica que se manifiesta en la pubertad cuando las características sexuales secundarias del hombre no se desarrollan o lo hacen de manera tardía-.


Con la colaboración del Dr. Fernando Gómez, cirujano de mama de Clínica Santa María.