Noticias |

Pediculosis

¡Mamá, me pica la cabeza!

Publicado el 18/03/2011

La pediculosis es una enfermedad transmisible, muy común en niños. Actualmente, más de un 30% de la población infantil sufre de este problema, que para muchas madres puede llegar a transformarse en un verdadero dolor de cabeza.

¡Mamá me pica la cabeza! Este es el típico llamado de alerta que deja entrever que en la cabeza de su pequeño se alojan unos pequeños parásitos conocidos como piojos.

La Dra. Blanca Castro, Dermatóloga de Clínica Santa María, explica que “estos animales que se alimentan de sangre, ponen sus huevos en la base del folículo piloso. Las larvas que salen de ellos son conocidas como liendres”.

¿Cómo se transmiten?

Pueden pasar de una persona a otra si se comparten sábanas, toallas, gorros, bufandas, cepillos y otros artículos.

La doctora explica que “los más pequeños, dada su particular manera de sociabilizar, tienen un mayor contacto físico con sus pares que los adultos y, por lo tanto, es más fácil que se infecten”.

¿Cómo prevenir?

• Si un miembro de la familia tiene pediculosis, es recomendable que todos en la casa se hagan un tratamiento, lo que frena el contagio dentro del grupo familiar.
• Se debe mantener una buena higiene, lavarse el pelo de manera frecuente y no compartir cepillos ni otros accesorios.

¿Sabía usted que…?

• El lugar más frecuente para la aparición de piojos es la cabeza. “Esta zona tiene vasos sanguíneos cercanos a la superficie de la piel. Al instalarse ahí les es más fácil alimentarse”, afirma la especialista.
• Una persona con pediculosis probablemente se enterará 10 días después de haber sido contagiada. Es en ese momento “cuando las liendres nacen y causan picazón e irritación en el cuero cabelludo”, afirma la especialista.
• Hay personas con más tendencia a contraer estos parásitos y, tal como explica la Dermatóloga, “se maneja la hipótesis de que tiene que ver con el Ph del medio, quienes lo tienen más ácido son menos propensos a contagiarse”.

¿Cómo combatir este mal?
• Entre los tratamientos más efectivos están los champúes compuestos por permetrina o sus derivados. Estos productos tienen sustancias químicas de muy baja toxicidad para el ser humano, pero que eliminan los piojos y liendres.
• De manera complementaria se puede usar un peine especial para despegar las larvas del pelo. Esto también se puede lograr enjuagando con vinagre después del lavado.
• Actualmente, hay un medicamento en base a ivermectina que se toma vía oral y tiene muy buenos resultados.

Con la colaboración de: Dra. Blanca Castro, Dermatóloga de Clínica Santa María.