Noticias |

Maltrato en la tercera edad

Cuidemos a los abuelitos

Publicado el 17/08/2011

En la cultura oriental los adultos mayores son queridos y respetados pues se aprecia su experiencia y sabiduría. Lamentablemente en occidente, muchas personas no toman en cuenta el largo camino recorrido y maltratan a los ancianos de diversas maneras.

El ‘tata’, la ‘ita’ y la ‘nona’ son algunos de los cariñosos sobrenombres con los que solemos referirnos a los abuelitos. Sin embargo, existen personas inescrupulosas que, en vez de tratarlos con amor y respeto, abusan de nuestros queridos ancianos.

Este maltrato se da mayoritariamente en ancianos que no se pueden valer por sí mismos y que están debilitados ya sea física o emocionalmente. En su mayoría son mujeres viudas y el abusador es alguien muy cercano, ya sea un familiar o el cuidador. El Doctor David Nowogrodsky, Jefe de Geriatría de Clínica Santa María explica que “el anciano que no puede vivir por sí solo, es más vulnerable al maltrato”.

Agrega que “el maltrato es toda conducta, ya se verbal, gestual o física que se aplica en forma permanente o ocasional por parte de algún pariente o guardián del adulto mayor. Esto puede ocurrir en distintos ambientes, ya sea en el hogar o dentro de una institución como un hogar de ancianos o centro de salud”.

La agresión se expresa de diversas maneras, algunas de ellas son:
-manipulación económica (extorsión por el cobro de la pensión)
-maltrato físico
- abuso sexual
- maltrato psicológico 
- abuso de poder 
- malnutrición
-confinación
-No administrar los medicamentos necesarios o bien darlos en exceso

¿Cómo identificar el problema?
“Es muy difícil que el adulto mayor acuse de un maltrato por temor a que los abandonen o que haya represalias, especialmente cuando tiene total dependencia de su cuidador y no quiere que éste se vaya. Tienen temor a estar desamparados y desprovistos de ayuda. Por lo mismo, es muy importante estar atento a las señales de alerta”, advierte el Geriatra.

Las principales señales de que un abuelito está siendo abusado son las siguientes:
-Cambios conductuales que pueda tener, como dejar de comer o permanecer callado la mayor parte del tiempo.
-Está evadiendo, es decir, es un abuelito ensimismado, inmerso en su mundo.
- Piel y cuerpo con marcas o contusiones que puedan señalar maltrato físico.

¿Qué hacer frente a este problema?
-Hay que realizar una constatación de daños,acudir a un servicio especializado de urgencia y si lo amerita al Servicio Médico Legal, en el caso que el daño sea físico para que exista un documento sólido que permita sustentar una acusación legal.
- Verificar la presencia de ciertos fármacos en la orina para constatar el mal uso de medicamentos.
-En el caso del maltrato psicológico es necesario acudir al apoyo de psicólogos o psiquiatras que puedan evaluar en forma profunda el problema.
- Una vez comprobado el maltrato y seguido el proceso legal es necesario resguardar al abuelito y dejarlo en manos de alguien que realmente lo cuide.
- Verificar las cuentas bancarias para ver que no haya extorsión en ese sentido, ya que muchas veces se les pide dinero a cambio de cuidarlos.
- Cerciorarse que se le estén dando todos los medicamentos necesarios y en su justa medida, de no ser así, puede que haya abuso de por medio.


Con la colaboración de Dr. David Nowogrodsky, Jefe de Geriatría de Clínica Santa María.