Noticias |

Prótesis de cadera

Implantes que devuelven la calidad de vida a los pacientes

Publicado el 21/09/2015

Las prótesis de cadera comenzaron a utilizarse a fines de la década de los 60, transformándose en la cirugía ortopédica más revolucionaria del siglo XX. Clínica Santa María cuenta con traumatólogos especialistas en cadera, con amplia experiencia en este tipo de procedimiento.

La cadera es la articulación donde se une el hueso del muslo con el de la pelvis. Cuando está sana, es muy estable y difícil lastimarla. “Sin embargo, hay un grupo de patologías que, a largo plazo, requieren de una prótesis total de esta articulación. Entre ellas, hay algunas degenerativas -producidas por desgaste y envejecimiento de la cadera-; enfermedades de la infancia, como la displasia; problemas de circulación; tumores; secuelas de enfermedades infecciosas y ciertos tipos de fractura”, explica el Dr. Hugo Azócar.

“Estas enfermedades se pueden volver muy invalidantes. El dolor se hace cada vez menos soportable y la persona afectada pierde movilidad en la cadera de forma progresiva, dificultando actividades sencillas y cotidianas, como ponerse los calcetines o amarrarse los zapatos, por lo que es el propio paciente quien advierte la necesidad de una cirugía”, explica el Dr. Eduardo Díaz.

La prótesis total de cadera surge como una posibilidad real de devolver una buena calidad de vida a los pacientes, permitiéndoles caminar sin dolor y retomar todo tipo de actividades, incluso deportivas. En el último tiempo se han desarrollado técnicas mínimamente invasivas para colocar este implante, además el Dr. Azócar aclara que la experiencia de los especialistas y la calidad de los materiales que se utilizan permiten una mejor fijación de la prótesis al hueso y, por consiguiente, una mayor duración de ésta (15 a 20 años).

Por otra parte, hay muchos avances en cuanto a la rehabilitación después de la intervención. “Hace algunas décadas, los pacientes temían los dolores del postoperatorio y permanecían semanas en cama luego de la operación. En la actualidad, se inicia la rehabilitación al día siguiente de la cirugía, sin mayores molestias o complicaciones, permitiendo una rápida reincorporación y logrando una recuperación total entre tres y seis meses”, finaliza el Dr. Díaz.

El Servicio de Traumatología de Clínica Santa María cuenta con un equipo de especialistas en cadera para resolver de manera oportuna diversas patologías relacionadas con esta articulación. Si necesitas evaluación, reserva tu hora médica en www.clinicasantamaria.cl o llama al +56 2 2913 0000.

Con la colaboración de: Dr. Hugo Ázocar y Dr. Eduardo Díaz, traumatólogos equipo de cadera de Clínica Santa María.