Noticias |

Niños en vacaciones

Sepa cómo actuar ante los accidentes más comunes

Publicado el 15/01/2016

Caídas en bicicleta, accidentes acuáticos y torceduras durante las caminatas al aire libre son algunos de los incidentes que se repiten durante el verano. ¿Cuándo acudir a la Urgencia Pediátrica?

Los niños son inquietos por definición, por lo que no es extraño que sufran accidentes jugando o realizando actividad física durante todo el año. Sin embargo, es en el período de vacaciones donde aumentan los accidentes, debido al mayor tiempo dedicado a partidos de fútbol, salidas en bicicleta y deportes acuáticos, entre otros pasatiempos.

“Es importante que quienes estén al cuidado de los niños reaccionen con calma para no inquietarlos”, indica el Dr. Eduardo Díaz, traumatólogo y médico jefe de Convenio Escolar de Clínica Santa María.

Contusiones o torceduras: Lo primero que se debe hacer es aplicar hielo sobre la lesión y mantener al accidentado en reposo con la extremidad en alto. Si el aumento de volumen es importante o el dolor así lo amerita, se debe consultar a la brevedad.

Heridas: El especialista explica que siempre se debe lavar la zona afectada con abundante agua corriente, luego cubrirla con un paño lo más limpio posible, comprimir si fuese necesario, y luego acudir a un Servicio de Urgencia para el tratamiento definitivo de la lesión.

Picaduras: Si son leves y el menor no es alérgico, es posible manejarlas con antialérgicos y ungüento para evitar el rascado. Si el niño es alérgico, es fundamental que sea visto por un médico.

Atención en casa

El especialista explica que es fundamental que las familias tengan elementos de primeros auxilios siempre a la mano. “Los elementos básicos y en buen estado que debe contener un botiquín de primeros auxilios incluye gasas, vendas y parches simples, antisépticos, analgésicos, antihistamínicos, bloqueador solar, repelente para insectos y anestésicos para quemaduras pequeñas”, señala el traumatólogo.

El especialista asegura que hay un porcentaje importante de accidentes que pueden ser atendidos por la familia sin requerir una evaluación mayor. Sin embargo, lo fundamental es saber identificarlos. “Si el paciente presenta una herida erosiva superficial (rasmilladura), debe realizarse un aseo con agua potable y luego aplicar povidona u otro antiséptico; en el caso de esguinces o torceduras con escaso dolor, se puede manejar con reposo deportivo por algunos días. En todo caso, ante cualquier duda, siempre es mejor acudir a un centro asistencial “, concluye el traumatólogo.

Cuándo acudir al servicio de urgencias

El Dr. Eduardo Díaz entrega una lista de las lesiones más complejas que necesitan atención especializada inmediata:

  • Contusiones en la cabeza que provoquen pérdida de conciencia o trastornos de conducta.
  • Contusiones en el tórax o abdomen. Especialmente cuando se realizan deportes náuticos hay que estar atento al dolor abdominal y a la dificultad para respirar, pues pueden significar lesiones complejas de los órganos torácicos producto de alguna fractura costal.
  • Caídas que generen dolor y/o deformidad de la zona afectada. Estos casos necesitan inmovilización y traslado de inmediato a un centro asistencial.
  • Heridas profundas que requieren aseo y sutura.
  • Picadura de insecto cuando el paciente es alérgico.

Con la colaboración de: Dr. Eduardo Díaz, traumatólogo y médico jefe de Convenio Escolar de Clínica Santa María.