Noticias |

Parto normal

Los beneficios para madre e hijo

Publicado el 04/05/2016

El 71% de los nacimientos en Clínica Santa María se realiza a través de esta vía, entre cuyas ventajas destaca la facilitación del proceso de apego y lactancia, una recuperación más rápida y una mejor adaptación del recién nacido al nuevo ambiente. Conoce más.

En Chile, existe una gran tendencia al parto por cesárea, llegando a un 76% en el sistema privado y a un 37% en el sistema público. Los motivos de esto son diversos: Muchas madres quieren que su guagua nazca antes de una determinada fecha, se sienten incómodas embarazadas o quieren evitar sentir los síntomas del parto.

Sin embargo, diversos estudios han comprobado que el parto por cesárea no es el más conveniente y que el parto normal o vaginal es la mejor vía. “La cesárea, como toda cirugía, representa riesgos y complicaciones tanto para la mamá como para la guagua y sólo se debe recurrir a ella por indicación médica y no como una opción”, explica Mónica Guitart, matrona jefe del Servicio de Ginecología, Obstetricia y Neonatología de Clínica Santa María.

“Sólo el 29% de los partos es por cesárea en Clínica Santa María. Este bajo porcentaje se ha logrado gracias al equipo de la Clínica que favorece el parto vaginal y natural, valorando los beneficios tanto para la madre como para el recién nacido”, añade la matrona.

Algunos de los efectos positivos del parto normal y natural para la mamá son:

  • Proporciona satisfacción a la mamá por su contribución al nacimiento de su guagua.
  • Mantiene autonomía para desplazarse y tomar al recién nacido.
  • Implica un menor uso de medicamentos.
  • Permite menos días de hospitalización.
  • Favorece a una recuperación más rápida y menor exposición al dolor post parto.

Por su parte, las ventajas para el recién nacido son:

  • Favorece al vínculo y apego con la madre, que contribuye a dar seguridad y contención a la guagua después de este gran cambio de hábitat.
  • Beneficia el inicio y establecimiento del amamantamiento.
  • Facilita la adaptación del recién nacido al nuevo ambiente.

Cuándo realizar una cesárea

Aunque el parto quirúrgico podría considerarse por algunas mujeres erróneamente como la forma menos dolorosa, Mónica Guitart explica que este procedimiento debe ser utilizado sólo si un especialista lo indica para evitar riesgos de vida para el niño y/o su madre, cuando las condiciones maternas o fetales no son favorables.

Entre los problemas o riesgos que conlleva el parto quirúrgico está:

  • Riesgos propios de una cirugía, anestesia, uso de sonda vesical y medicamentos.
  • limitación transitoria de la autonomía materna
  • Dolor postoperatorio.
  • Recuperación post parto más lenta.
  • Restricción de ingesta de alimentos en las primeras 6 u 8 horas.
  • Retraso en el inicio de la lactancia.

Al nacer por cesárea, generalmente se separa a la madre de su hijo(a) retrasando el inicio del apego. “Conscientes de la importancia para el niño y su mamá de permanecer juntos,  en Clínica Santa María, el apego de las guaguas nacidas por cesárea o parto normal es realizado de igual manera y madre e hijo salen juntos desde el pabellón a la habitación”, finaliza la matrona.

Con la colaboración de: Mónica Guitart, matrona jefe del Servicio de Ginecología, Obstetricia y Neonatología de Clínica Santa María.