Noticias |

Vuelve el horario de inverno

¿Cómo adaptarte a este cambio?

Publicado el 13/05/2016

Este sábado 14 de mayo los relojes deberán retrasarse una hora, beneficiando a los chilenos de la zona centro del país con más luz en la mañana. Sin embargo, esta modificación que se mantendrá por tres meses también implicará un período de adaptación en el organismo. Sigue estos consejos para facilitar el proceso y así lograr un descanso reparador.

De los dos husos horarios que se utilizan, éste es el que menos afecta a los habitantes del centro de Chile, según explica la Dra. Catalina Torres, neuróloga del Centro del Sueño de Clínica Santa María. Ello debido a que el reloj biológico depende de la luz, la cual es la principal señal que le indica al cerebro si es de día o de noche. “Todas las personas deberían comenzar sus actividades con luz natural. No es fisiológicamente saludable despertarse a oscuras, pues causa un desorden en las hormonas que se deben activar en la mañana y en la melatonina que está presente en la noche”, detalla.

Si bien este cambio ha sido criticado por algunas personas que prefieren que el día se extienda hasta más tarde por razones sociales o de seguridad, esta medida favorece a todas las personas y en especial a los niños que tienen mayor fotosensibilidad. “Se ha demostrado que si un paciente parte las horas del día con oscuridad no estará con sus capacidades cognitivas totalmente activas, tendrá una sensación de cansancio y le costará concentrarse, incluso en casos extremos implicando un riesgo de accidentes”, asegura la Dra. Torres.

Sigue estas recomendaciones para adecuar tu sueño al cambio de horario y así lograr un correcto funcionamiento diurno:

  • Mantén un horario estable de sueño. Se aconseja dormir alrededor de 8 horas o menos según las necesidades de cada persona.
  • Evita tomar estimulantes o una siesta la tarde anterior al cambio de hora.
  • Crea un ambiente adecuado para el sueño. No es recomendable dormir con el televisor programado o cualquier otro aparato que emita ruido y luz.
  • En las horas previas a acostarte, evita la exposición a pantallas lumínicas que simulan la luz natural, como celulares y televisores, ya que eso retrasa la liberación fisiológica de melatonina, estimulada por la oscuridad.
  • Realiza actividad física idealmente en la mañana. Ésta ayuda a mejorar la calidad de sueño.
  • Si trabajas en un lugar cerrado con poca exposición a luz natural, toma cortas pausas durante el día y sal al exterior.
  • Si tienes dudas con respecto a trastornos del sueño, no te automediques y consulta con un especialista.

Con la colaboración de: Dra. Catalina Torres, neuróloga del Centro del Sueño de Clínica Santa María.