Noticias |

Alergia primaveral

Contaminación ambiental agrava los síntomas

Publicado el 13/09/2016

1 de cada 4 chilenos es alérgico, sufriendo picazón en los ojos, nariz y piel, y dificultades para respirar de manera óptima. Si a esto sumamos los altos niveles de polución registrados durante el año, es posible que los cuadros alérgicos empeoren durante esta estación. Conoce cómo disminuir sus efectos.

En estas últimas semanas muchas personas han comenzado a sufrir síntomas alérgicos e incluso quienes no suelen presentarlos se han visto afectados, debido a que el sistema respiratorio está más vulnerable producto de los altos niveles de esmog.

La rinitis alérgica estacional se define como una reacción exagerada del sistema inmune en un tiempo acotado, producto de la inhalación o contacto directo con alérgenos presentes en el medioambiente.

La Dra. Angélica Marinovic, inmunóloga de Clínica Santa María, explica que agentes contaminantes como las partículas de los motores diesel y los hidrocarburos poliaromáticos potencian los niveles de sensibilización frente a los alérgenos.

Frente a eso, el llamado es a aumentar las medidas de protección. “Si tienes tendencia a la alergia estacional, debes evitar hacer actividad física al aire libre cuando los niveles de contaminación en el aire estén elevados”, explica la especialista.

También aconseja evitar el uso de contaminantes intradomiciliarios como parafina, leña y tabaco, y aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, ya que ayudan a reducir el efecto tóxico de los contaminantes ambientales.

Asimismo, explica la especialista, es fundamental que las personas alérgicas comiencen el tratamiento con antihistamínicos antes del inicio de la primavera, de modo de preparar el organismo para el peak de alérgenos. “Muchos pacientes, sabiendo de antemano que son sensibles al polen, esperan hasta presentar síntomas como picazón de ojos y estornudos para administrar antialérgicos. La idea es partir semanas antes y no esperar a que aparezcan molestias”, enfatiza.

Recomendaciones:

  • Ventilar bien la casa en la mañana y por un tiempo moderado. Nunca en la tarde para evitar la entrada de polen.
  • Mantener cerradas las ventanas del auto.
  • Luego de realizar alguna actividad al aire libre, ducharse para sacar el polen que puede quedar en la piel, ropa o cabello.
  • Al correr por la ciudad, no olvidar los lentes de sol para impedir que el polen entre a los ojos.

Con la colaboración de: Dra. Angélica Marinovic, inmunóloga de Clínica Santa María.