Noticias |

Visita del experto en Cirugía Robótica, Dr. Eduardo Parra

“Clínica Santa María está a la vanguardia en Cirugía Robótica”

Publicado el 06/07/2017

Cirujanos de la Clínica se reunieron con el Director de Cirugía Mínimamente Invasiva, Colorrectal y Pared Abdominal del Hospital Celebration de Florida, Estados Unidos, con el fin de compartir experiencias en el uso del robot Da Vinci.

Hospitalización más corta, incisiones poco traumáticas y precisas, menos dolor y una rápida recuperación, son algunos de los beneficios de la cirugía robótica. Así lo manifiesta el Dr. Eduardo Parra, referente mundial en Cirugía Robótica. “Chile y Clínica Santa María está a nivel mundial en esta materia y nada tiene que envidiar a Estados Unidos, Europa y Asia, que llevan muchos años realizando este tipo de intervenciones”,  sostiene el cirujano.

Además, enfatizó que en los últimos años Latinoamérica ha ido incorporando cada vez más esta clase de tecnología, capacitándose en Cirugía Robótica y que en el corto plazo debería instalarse completamente en la región. “Todo cirujano debe estar constantemente estudiando y obteniendo nuevos conocimientos, para poder mejorar lo que hacemos, beneficiando principalmente al paciente. De ahí la importancia de mi visita a Chile, ya que pude conocer cuáles han sido los avances, las perspectivas y cómo se ha ido mejorando la técnica, entre otros temas. Asimismo, pude contar cuál es la realidad a nivel internacional”, explica el especialista.  

Alta complejidad

“La cirugía robótica es una alternativa precisa y efectiva para nuestros pacientes, en el caso de la cirugía digestiva bariátrica ésta se realiza en Clínica Santa María desde el año 2011, constituyéndose en la mayor serie de casos operados exitosamente en el país. Por otra parte, el Equipo de Hernias Abdominales, han sido pioneros en la reparación de esta patología a través de técnicas mínimamente invasivas, como la laparoscópica, siendo natural su evolución hacia la robótica”, destaca el Dr. Rubén Olivares, urólogo y médico jefe del Centro de Cirugía Robótica de Clínica Santa María.

Los especialistas Dr. Agustín Álvarez, cirujano de Hernias; y Dr. Jorge Bravo, cirujano digestivo y bariátrico, viajaron a Estados Unidos, al Hospital Celebration de Florida y al Centro de Intuitive de California, Estados Unidos, para capacitarse en el manejo del robot Da Vinci y el uso de nuevas técnicas.

“Nuestro Centro de Cirugía Robótica está comprometido con un proceso de educación continua. La experiencia acumulada se amplía con los nuevos conocimientos que traen nuevos desafíos. En este contexto, los especialistas enviados a Estados Unidos para el proceso de certificación, se incorporan a nuestros expertos del Centro”, indica el Dr. Olivares.

En el caso de la cirugía de hernias, una de las más comunes en el país, esta tecnología va a permitir realizar una mayor cantidad de operaciones y que por vía laparoscópica hoy no se pueden tratar. “Clínica Santa María es uno de las pocas entidades que actualmente cuenta con una Unidad de Hernias y gracias a la cirugía robótica ahora vamos a poder ofrecer una alternativa menos invasiva en pacientes con hernias complejas de pared abdominal, grandes hernias inguino-escrotales, hernias en pacientes sometidos a cirugía prostática y hernias recidivadas en pacientes ya operados”, explica el Dr. Álvarez.

“En la cirugía de hernias, el beneficio del robot es poder poner prótesis o mallas sin tener contacto con las vísceras y realizar suturas intraabdominales con mayor facilidad por el tipo de articulación de los brazos robóticos”, asegura el Dr. Álvarez.

En cirugía bariátrica existen grandes ventajas para todos los pacientes que se someten a una cirugía para tratar la obesidad y síndrome metabólico. En el caso de las cirugías revisionales, es decir, en aquellos casos donde los pacientes vuelven a subir de peso y no tienen los resultados esperados, las ventajas son mayores ya que permiten una visión tridimensional de alta definición y mejor manejo de los tejidos en una anatomía que ya está alterada por la primera cirugía. “Con la precisión y maniobrabilidad del Da Vinci, se puede lograr una intervención más efectiva y con una mejor recuperación, en una operación que es más riesgosa”, enfatiza el Dr. Bravo.

Con la colaboración de: Dr. Rubén Olivares, urólogo y médico jefe del Centro de Cirugía Robótica de Clínica Santa María; Dr. Eduardo Parra, director de Cirugía Mínimamente Invasiva, Colorrectal y Pared Abdominal del Hospital Celebration de Florida, Estados Unidos; Dr. Agustín Álvarez, cirujano de Hernias; y Dr. Jorge Bravo, cirujano digestivo y bariátrico.