Noticias |

Síndrome del túnel carpiano

¿Cómo disminuir las molestias?

Publicado el 05/10/2017

Adormecimiento de la mano, sensación de corriente o dolor en el brazo son algunos de los síntomas que de esta neuropatía, que afecta principalmente a personas adultas y que ocurre cuando existe una presión excesiva en el nervio mediano. Revisa aquí sus causas, tratamientos y formas de prevenirla.

En la muñeca existe un espacio, a través del cual pasa el nervio mediano y nueve tendones, y que se extiende desde la muñeca hasta la palma de la mano. Si este espacio no es suficiente, se producen molestias como hormigueo, dolor, pérdida de fuerza en manos y torpeza para tomar objetos.

“Cuando el corredor –denominado túnel carpiano–  se inflama, el nervio se comprime y su función se altera, lo que se traduce en el entorpecimiento de las manos y, con ello, las actividades diarias de las personas que se ven afectadas”, afirma el Dr. Javier González, traumatólogo de Clínica Santa María.

Los pacientes que sufren esta neuropatía, por lo general, tienen entre 30 y 60 años. Si bien algunas personas nacen con esta condición, otras pueden desarrollarla por hacer el mismo movimiento de mano y muñeca repetidamente. Por esto, el síndrome se puede relacionar con actividades como trabajar frente al computador u oficios que requieren mucho uso de fuerza. Incluso, la utilización excesiva del celular o tablet, puede influir en su desarrollo.

Esta enfermedad también se puede producir de manera transitoria por alteraciones hormonales o metabólicas, siendo la más común el embarazo y que generalmente se resuelve de forma espontánea en el puerperio (cinco a seis semanas después del parto). “Asimismo, se puede generar por algún problema en la tiroides. En ese caso, se trata primero esto y luego se ve si el síndrome se mantiene”, añade el especialista.

Para el diagnóstico de esta enfermedad, el doctor explica que es conveniente realizar una electromiografía y velocidad de conducción –examen que grafica la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos y que realiza un neurólogo– y a veces una ecografía, que también ve las características del túnel.

Si los síntomas empiezan a ser molestos y recurrentes, se recomienda consultar a un especialista para hacer una exploración de la sensibilidad y fuerza de la extremidad afectada. “Cuando el síndrome no se presenta con signos severos, puede aliviarse por medio de una férula, que se utiliza preferentemente en la noche e inmoviliza el brazo para reducir la presión en el nervio, o el consumo –por un período determinado– de antiinflamatorios orales o inyectados directamente en el túnel carpiano y/o ejercicios”, recomienda el Dr. Javier González.

No obstante, cuando las molestias son más intensas es necesario recurrir a una intervención quirúrgica que tiene como objetivo agrandar el túnel y de esta manera disminuir la presión que se está ejerciendo sobre el nervio mediano de la muñeca.

Prevención

  • En caso de trabajar en una oficina, las almohadillas para apoyar las manos y las bandejas inferiores para poner el teclado te pueden ayudar considerablemente a mejorar la postura de las muñecas.
  • Toma descansos frecuentes cuando estés tecleando y detente si sientes dolor u hormigueo.
  • Si tu oficio requiere mucho esfuerzo de las muñecas (Ej. Obrero, costurera, peluquero, etc.), utiliza herramientas y equipos con un diseño adecuado para reducir el riesgo de una lesión.

Con la colaboración de: Dr. Javier González, traumatólogo de Clínica Santa María.