Noticias |

Llegó marzo

¿Cómo preparar a tu hijo para el ingreso al jardín?

Publicado el 01/03/2018

El primer día de clases suele generar angustia en los padres, es un cambio grande y muy importante para los niños, sobre todo si es la primera vez que tienen contacto con el sistema preescolar. Para calmar esa ansiedad familiar y lograr que su inicio por este caminar a la educación formal sea una experiencia positiva, te dejamos algunos consejos.

  • Empieza por incorporar en las conversaciones familiares el tema del jardín.
  • Coméntale a tu hijo todas las cosas positivas y divertidas del jardín infantil, teniendo muy presente escucharlo y contestar sus preguntas.
  • Es relevante estar atento a las emociones que manifieste, ya sea entusiasmo, miedo, ansiedad o confusión. 
  • Contenlo y tranquilízalo, haciéndolo sentir más seguro para enfrentar este nuevo desafío. 
  • En lo posible, visiten antes del inicio formal de clases el jardín infantil. Ambos pueden conocer a la educadora de párvulos, asistentes, a otros niños que estarán en la clase y padres. 
  • Averigua cuál será el horario diario que tendrá el niño. 
  • Instaura una rutina: 
    - Durante las semanas previas a que tu hijo comience el jardín infantil, realiza las actividades que se harán diariamente durante el año. 
    - Acuesta a tu hijo como si al otro día tuviera que ir al jardín. 
    - Despiértalo en la mañana para que se vista, desayune y se bañe como si fuera una mañana de clase. 
    - Si este es el primer contacto de tu hijo en un entorno preescolar, elabora un horario para el día parecido al que tendrá que cumplir en el jardín para que se adapte a la estructura. 
  • Si tu hijo va a llevar el almuerzo o colación al jardín, asegúrate de que los envases sean sencillos y fáciles para abrir y cerrar. 
  • Si lleva una mochila, ésta debe ser cómoda y el pequeño debe poder sacársela y ponérsela con facilidad.

Su primer día

Cada niño reacciona de forma diferente, por ello, debes entender que así como está la posibilidad de que tu hijo ese día esté feliz y emocionado, también puede sentir pena o llorar, en este caso, la recomendación es acogerlo y empatizar con sus sentimientos, además de contener tu propia angustia para que ellos no la perciban.  

También te aconsejamos que cuando llegue el momento en que debas irte, te asegures de despedirte. Algunos padres intentan irse a escondidas, pero esto sólo hará que el niño se asuste y haga la transición más compleja de lo que deber ser.

Con la colaboración de: Mariela Baquedano, psicóloga infantil de Clínica Santa María.