Noticias |

Vasectomía

¿En qué consiste este procedimiento?

Publicado el 09/05/2018

Se trata de un método seguro y permanente de control de fertilidad, en el que se seccionan y ligan los conductos deferentes, para evitar que los espermatozoides pasen desde los testículos hasta la uretra, procedimiento que realiza la Unidad de Urología de Clínica Santa María. Conoce más acerca de esta intervención, que es posible sin el uso de bisturí:


  • Técnica tradicional: Se realiza a través de una incisión en la raíz del escroto a través de la cual se diseca el cordón espermático, aislando y exteriorizando posteriormente el conducto deferente.

  • Técnica de vasectomía sin bisturí: Corresponde a una cirugía que permite acceder al conducto deferente a través de una pequeña punción en la piel realizada mediante un instrumental quirúrgico especializado.

Este instrumental permite aislar de manera exclusiva el conducto deferente, lo que genera un menor traumatismo a los tejidos, reduce el dolor, la recuperación es más rápida y tiene una tasa más baja de complicaciones, manteniendo las mismas tasas de éxito, cercanas al 100%.

Una vez aislado el conducto, el cirujano puede optar por alguna de las diversas técnicas de oclusión que existen, destacando la ligadura del deferente, oclusión mediante clips metálicos, resección de un segmento, cauterización de la luz del conducto y/o interposición de tejido entre los cabos.

Si bien este procedimiento se realiza con el objetivo de que sea permanente y definitivo, existen tres opciones a través de las cuales un hombre puede tener hijos después de haber sido sometido a una vasectomía:

1. Uso de espermatozoides congelados previo al procedimiento.

2. Extracción de espermatozoides desde el testículo o el epidídimo para ser usados en técnicas de fertilización in vitro.

3. Reversión de la vasectomía con reconstrucción del tracto genital (vasovasostomía o vasoepididimostomía), que busca conectar nuevamente los cabos del conducto deferente seccionados durante la vasectomía, de manera que los pacientes puedan tener hijos por medios naturales.

Con la colaboración de: Dr. Pablo Pizzi, urólogo de Clínica Santa María