Noticias | Ginecología, Obstetricia y Neonatología / Salud y bienestar

En el mes de la madre

¿Qué debes saber antes del parto?

Publicado el 08/05/2019

Ya se acerca el final de tu embarazo y probablemente te estarás preguntando cómo serán las últimas semanas de este importante proceso. Te contamos lo que ocurrirá contigo y tu guagua durante este período.

Tu hijo ha crecido durante ocho meses. En el primer trimestre se formaron sus principales órganos. En el segundo éstos maduraron y adquirieron mayor complejidad. En el último trimestre, se prepara para nacer y ahora su tamaño y peso son los adecuados. Te explicamos qué sucederá desde la semana 37 de gestación hasta la 40:

Semana 37: A partir de este momento se considera que el embarazo ha llegado a su término. Los órganos del niño están lo suficientemente desarrollados y sólo falta esperar el día del parto.

Mientras esto ocurre, seguirá creciendo. Posiblemente se encuentra cabeza abajo, en posición de parto. Mide alrededor de 48 cm de largo y pesa aproximadamente 3 kg.

Si eres madre primeriza, la cabeza de tu hijo estará firmemente encajada en la pelvis. De lo contrario, su cabeza flotará sobre ella y no se acomodará hasta el parto, ya que tus músculos estarán menos tensos y ejercerán menor presión sobre la pelvis.

Semana 38: Seguramente estarás ansiosa y con muchas ganas de que llegue el día del parto, existen algunas técnicas para adelantar este momento. “Tener relaciones sexuales y mantenerse activas podría acelerar el parto. Sin embargo, estas acciones no tienen impacto en todas las embarazadas”, explica el Dr. Andrés Santini, ginecólogo de Clínica Santa María.

Cuando vayas a control, el médico verificará la posición de tu guagua. Si no está cabeza abajo, se considera que tiene presentación podálica (de nalgas). En cuanto a su tamaño, medirá entre 49 y 50 cm y pesará un poco más de 3 kg.

Semana 39: A estas alturas del embarazo ya no sentirás tanto sus movimientos, no obstante, si disminuyen drásticamente te aconsejamos consultar en el Servicio de Urgencia.

Semana 40: Tu cuerpo estará terminando de prepararse para la llegada de tu hijo, por lo que el médico debe controlarte con mayor frecuencia para verificar la condición de la placenta y la cantidad de líquido amniótico que rodea a tu guagua.

Es recomendable que el nacimiento sea antes de la semana 42. Si el trabajo de parto no se inicia solo, se puede inducir. Antes de dar el consentimiento, es importante conversar con el doctor para que te explique de qué se trata este procedimiento.

El Servicio de Ginecología, Obstetricia y Neonatología de Clínica Santa María, cuenta con tecnología de punta, Laboratorio especializado, Unidad de Ultrasonografía y todos los recursos terapéuticos y diagnósticos necesarios para ofrecer a sus pacientes una medicina de excelencia a nivel mundial.

Con la colaboración de: Dr. Andrés Santini, ginecólogo de Clínica Santa María.