Noticias | Salud y bienestar / Cirugía Vascular

Disección aórtica

La importancia del control de los factores de riesgo

Publicado el 10/09/2019

El chequeo de la presión arterial, el tabaquismo y mantener un peso saludable, son algunos de los factores de riesgo a los que se debe estar atento para evitar la ruptura de la aorta.

La disección aórtica es una enfermedad grave que se caracteriza por la ruptura de las paredes de la aorta, que es el vaso sanguíneo grande que se ramifica hacia afuera del corazón. La sangre fluye a través de la rasgadura, lo que hace que las paredes de la aorta se separen (disección).

Esto, genera el riesgo de que se rompa completamente, provocando un sangrado mayor o una mal perfusión de cualquier arteria y una disminución del flujo sanguíneo a los órganos, los cuales se pueden ver comprometidos. Se trata de un cuadro de urgencia que habitualmente genera un dolor torácico importante de inicio repentino.

El tratamiento a esta urgencia, además de estabilizar al paciente y normalizar las presiones, consiste en sellar esta comunicación existente. “Esto se logra a través de un dispositivo que cierra esta puerta de entrada”, explica el Dr. Sergio Valenzuela, cirujano especialista de la Unidad de Cirugía Vascular Periférica y Endovascular de Clínica Santa María. 

Este aparato, llamado endoprótesis, está formado por una serie de stents o mallas metálicas cubiertas por una tela, y sirve para cubrir completamente la ruptura que ocurre en la arteria.

Habitualmente, esta enfermedad se ve en pacientes de sexo masculino sobre los 50 años, asociado a hipertensión arterial (muchas veces no conocida o controlada), tabaquismo o antecedentes familiares.

Para poder detectar a tiempo esta patología y reducir el riesgo de tener una disección aórtica, lo más importante es la supervisión de los factores de riesgo:

• Control de la presión arterial.

• No fumar.

• Mantener un peso adecuado. Seguir una dieta baja en sal, con muchas frutas, vegetales y cereales integrales, además de hacer ejercicio en forma regular.

• Si se tiene antecedentes familiares de disección aórtica, se debe consultar con un especialista con qué frecuencia es necesario controlarlo.

 • Las enfermedades genéticas aumentan la posibilidad de tener una disección aórtica. Un médico puede recomendar ciertos medicamentos para disminuir el riesgo.

Con la colaboración de: Dr. Sergio Valenzuela, cirujano especialista de la Unidad de Cirugía Vascular Periférica y Endovascular de Clínica Santa María.