Noticias | Salud y bienestar / Salud Mental

Contingencia nacional

¿Cómo contener a los niños según su edad?

Publicado el 30/10/2019

Es importante que los padres tengan en cuenta que los menores han visto afectadas sus rutinas diarias. Esto implica cambios en la predictibilidad de las situaciones cotidianas, ya sea desde lo más evidente, como no asistir a clases y no saber cuándo se retomarán, hasta los toques de queda y los “cacerolazos”.

Los niños están expuestos a la información que está circulando, ya sea por el entorno, los medios de comunicación o las redes sociales.  Es por esto que es importante que las familias contengan y guíen en el procesamiento de la información a los más pequeños, para calmarlos, darles mayor certeza y seguridad. 

Mariela Baquedano, psicóloga infanto-juvenil de Clínica Santa María y Bretta Palma, psicopedagoga de la Institución, entregan algunas recomendaciones para que los adultos puedan contener a los menores, según la edad que tengan.

Niños preescolares

Los más pequeños no entienden lo que pasa, pero sí perciben la angustia y ansiedad a su alrededor, pueden presentar miedo a la oscuridad, pesadillas o llantos. De alguna manera tratan de comunicar lo que les está ocurriendo.

Lo más importante es que se sientan acogidos y contenidos por parte de sus padres. Es necesario explicarles qué está pasando, siempre manteniendo la calma y con un lenguaje apropiado y acorde a su edad. La explicación debe ser simple y concreta, entregando información que vaya en función de la contención emocional más que un análisis exhaustivo de panorama social de Chile.

Los adultos pueden jugar con ellos para que expresen sus emociones, ya que es una muy buena herramienta de comunicación y expresión. Además, se aconseja que los niños no vean ni experimenten violencia. Para esto, es mejor que no se expongan a la televisión, medios de comunicación o redes sociales. 

 

Niños sobre los 7 años

Además de explicarles la situación, los niños sobre 7 años, ya pueden razonar cosas concretas. Si se les da ejemplos ellos podrán entender. Es importante, que a esta edad, los adultos siempre intenten rescatar lo positivo y generar espacios de diálogo. Si tu hijo no emite comentarios al respecto, ni pregunta nada sobre lo que está ocurriendo, no significa que no esté confundido o asustado. Por esto es importante abrir el espacio a la conversación.


Preadolescentes y adolescentes

En la adolescencia prima la emoción sobre la razón, les cuesta medir consecuencias. Analizan y evalúan las situaciones, pero su emoción es más poderosa, por eso se arriesgan. Esto tiene que ver con el desarrollo de la configuración neurológica.  

Es fundamental generar espacios de conversación, siempre desde la tranquilidad y seguridad para que los jóvenes puedan expresar lo que sienten. Validar sus emociones, si tienen miedo, apoyarlos y no decirles que eso está mal.

Con preadolescentes y adolescentes, es casi imposible evitar el contacto con el contenido de redes sociales e información masiva. Deben ser contenidos y apoyados desde un punto de vista más racional sobre las demandas sociales, situaciones de peligro y valoración moral de lo que ocurre en la actualidad, siempre desde un punto de vista positivo.

 

Con la colaboración de: Mariela Baquedano, psicóloga infantil de Clínica Santa María y Bretta Palma, psicopedagoga de Clínica Santa María.