Noticias |

Cuidar a los abuelitos

Caídas en la tercera edad

Publicado el 18/04/2011

Al envejecer, los huesos están más gastados y una caída podría terminar de atrofiarlos. Por lo mismo, es importante conocer cuáles son las más comunes, sus tratamientos y, lo más importante, cómo evitarlas.

Para evitar las caídas de las personas mayores, sus familiares o cuidadores a cargo deben evaluar los riesgos de la casa donde viven o transitan. 

Es necesaria una estrategia multifactorial que combine aspectos médicos, ambientales, de rehabilitación, educación al paciente y al cuidador y/o familiares. 

Es indispensable estar reevaluando constantemente al paciente, su marcha, el calzado, la audición, visión y los medicamentos que está tomando. El envejecer trae múltiples molestias y con ellas, múltiples remedios y cápsulas que consumir. Por lo mismo, es indispensable llevar un control médico responsable para saber conciliar los medicamentos. Por ejemplo, hay que revisar constantemente si los tranquilizantes, hipnóticos, los remedios para presión arterial, los diuréticos, antidepresivos y laxantes están teniendo un buen efecto, ya que suelen asociarse a las caídas nocturnas. 

Recomendaciones
Las personas que viven con un adulto mayor deben tener ciertas precauciones para evitar caídas. El doctor David Nowogrodski, Jefe de Geriatría de Clínica Santa María, recomienda algunos consejos para evitar que los pacientes mayores se caigan:
- En la casa: mantenerla siempre bien iluminada. Sacar las alfombras chicas o muebles en mala posición que obstruyen los pasillos. No tener sillas defectuosas ni mesas inestables.
- En la cocina: revisar que los pisos no estén resbaladizos y que los muebles no estén a mucha altura para que puedan sacar utensilios con facilidad. Además, las perillas del gas deben estar visibles para saber si están cerradas o abiertas las válvulas.
- En el baño: revisar si la tina tiene puesta la goma que recubre la superficie; que el toilette no esté ni muy bajo ni muy alto; poner manillas/sujetadores para que se afirmen en caso necesario; intentar que la manilla de la puerta se abra por dentro y por fuera.
- Escaleras: revisar que no hayan objetos en los peldaños, que no sean resbalosas y que sus bordes sean visibles. Deben estar bien iluminadas y tener pasamanos y apoyos de seguridad. 

Además, los cuidadores deben revisar el correcto funcionamiento de la silla de ruedas, sus adaptaciones y cinturones de seguridad. Asimismo, en la medida de que sea posible, es útil agregar al cuidado parches o cojines protectores para no golpearse las caderas en caso de tropiezos. También existen pisos de materiales que ayudan a amortiguar el impacto en caso de caerse.

“Cuando una persona mayor se cae por primera vez, o si ya lo hace con cierta periodicidad, debe ser evaluado a la brevedad. Las caídas son causa de fracturas, discapacidad, complicaciones e incluso, de muerte accidental. El especialista debe explorar las causas intrínsecas –como vértigos, accidentes vasculares, arritmias, alteraciones visuales o musculares- y también extrínsecas -que son las ambientales e involucran el 50% de las caídas-. El médico que analiza la caída debe hacer una integración de todos estos factores para diseñar una estrategia global de tratamiento”, especifica el doctor Nowogrodski.

Si el golpe es muy fuerte y el dolor intenso, si hay pérdida de conciencia o si el paciente no puede valerse por sí mismo, se recomienda trasladarlo inmediatamente a un Servicio de Urgencia para estabilizarlo y realizar un estudio. Es importante señalar que, aunque no se perciban consecuencias inmediatas, la persona debe ser controlada por un médico en los días subsiguientes al episodio, ya que podría haber causas subyacentes a estudiar para evitar la repetición de esa caída.

Las causas más comunes de caídas son aproximadamente:
1) Accidentes ambientales: 31%
2) Debilidad, alteración de la marcha y equilibrio: 17%
3) Mareos o vértigos: 13%
4) Desplomarse súbitamente (drop attack): 9%
5) Hipotensión ortostática postural: 3%
6) Alteraciones visuales: 2%
7) Sincope: 0,3%
8) Desconocidas: 5%
9) Otras (enfermedades agudas, artritis, dolores, medicamentos, convulsiones): 15%

Con la colaboración de: Dr. David Nowogrodski, Jefe de Geriatría de la Clínica Santa María.