Noticias |

Dignitana

La tecnología para evitar perder el cabello

Publicado el 03/02/2012

Dignitana es el nombre de la nueva adquisición de Clínica Santa María, que permite a personas con quimioterapia con riesgo de perder su cabello conservarlo en un buen porcentaje.

Al enfrentarse a la palabra ‘cáncer’, la mayoría de los pacientes se ven invadidos por emociones tales como miedo, incertidumbre y congoja. No sólo deberán combatir una dura enfermedad, sino que también enfrentarse a diversos efectos secundarios, como un gran costo económico y un golpe a la imagen, sobre todo en aquellos pacientes que se someten a quimioterapia. 

Esto último se refleja en los casos en que puede haber caída del cabello, lo que afecta fuertemente la autoestima de una persona y por ende su fuerza y optimismo para luchar contra la enfermedad. 

Porque creemos que la calidad de vida de nuestros pacientes es muy importante, Clínica Santa María adquirió recientemente un equipo único en el país. Se trata de Dignitana, una tecnología originaria de Suecia, que combate la alopecia en pacientes que se están realizando quimioterapia y que en ocho de cada diez casos logra disminuir la caída el cabello de modo que los pacientes no requieren uso de pelucas.

¿Cómo funciona? Tal como explica el Dr. Cristián Carvallo, Jefe de Oncología de Clínica Santa María, “el paciente se pone una gorra que está conectada a la máquina y que va bajando paulatinamente su temperatura hasta llegar a los cinco grados Celsius en un lapso de 20 a 30 minutos. Después de ello se comienza a administrar la quimioterapia y cuando ésta termina es necesario permanecer con la gorra por un tiempo adicional variable que va en relación a la quimioterapia administrada”.

El procedimiento produce una disminución en la circulación sanguínea y del metabolismo de los folículos del pelo. “Con esto se logra que la quimioterapia no se concentre en este lugar del cuerpo y de esta manera disminuir la caída del cabello”, asegura el doctor.

La eficacia de esta máquina dependerá del tipo de quimioterapia y la dosis administrada, aunque las cifras actuales hablan de un alto nivel de efectividad. Si se mide en términos del requerimiento de uso de pelucas, ocho de cada 10 que en teoría la habrían requerido, al usar Dignitana no la necesitarán. Es importante recordar que el cabello se debilita y la mayoría de las veces aumenta su caída de todas maneras, sin embargo, no se llega a la calvicie total, lo que produce que la persona se sienta cómodo con su aspecto físico y no presente una baja abrupta en su autoestima a causa del tratamiento. Además el evitar que se caiga en su totalidad, permite que la recuperación al estado normal sea más breve. Los riesgos de su uso son bajos, al igual que las molestias que pueden provocar.

Esta tecnología nació hace 10 diez años en Suecia, cuando una enfermera que utilizaba bolsas de hielo para prevenir la alopecia en sus pacientes, vio que éstas tenían un efecto positivo previniendo la caída del pelo. Así decidió profesionalizar esta técnica junto a un ingeniero y desde ese entonces esta tecnología ha sido utilizada en países escandinavos y actualmente se ha expandido a diversas naciones alrededor del mundo, tales como Japón y Rusia.

Con la colaboración de: Dr. Cristián Carvallo, Médico Jefe de Oncología Clínica Santa María.