Noticias |

Protege tus riñones

Salva tu corazón

Publicado el 09/05/2012

Durante el 7 y 13 de mayo se celebra la semana del riñón. Un 10% de la población sufre de algún grado de daño renal. La prevención es fundamental, por eso le entregamos algunos consejos para un buen cuidado.

Los riñones son dos pequeños órganos del tamaño de un puño, situados en la parte posterior del abdomen. Son esenciales para que podamos vivir (aunque se puede prescindir de uno de ellos) y su principal función es limpiar o depurar la sangre de todos los desechos (a diario, purifican cerca de 170 litros de sangre para filtrar y formar unos dos litros de orina y así eliminar los desechos y exceso de agua).

Además, producen dos importantes hormonas: una que genera glóbulos rojos y otra para la producción de Vitamina D Activa, esencial para absorber el calcio y tener huesos fuertes y resistentes. 

¿Qué problemas puede acarrear una falla en los riñones? 

Cuando el riñón se enferma y como un intento del organismo para contrarrestar las alteraciones del fósforo y la pérdida de Vitamina D Activa, se libera en forma exagerada una hormona de la paratiroides que conduce a una enfermedad del hueso y a la calcificación de las arterias. 

Es así como las arterias del corazón y cerebro se rigidizan, lo que lleva a la enfermedad coronario y cerebrovascular respectivamente.

Todo lo que debes saber sobre la Enfermedad Renal Crónica (ERC) 

La ERC es la pérdida permanente e irreversible de la función renal, lo que puede traer graves consecuencias en la salud y la vida de las personas.

Es importante destacar que la ERC por sí sola conduce a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. De ahí la importancia que la población esté informada sobre su existencia y las implicancias que puede tener en la salud cardiovascular. 

El riñón y el corazón están íntimamente relacionados. Cuando hablamos del sistema cardiovascular no sólo no referimos al corazón, sino que también a los vasos, y todo ello afecta al riñón. La principal causa de muerte en los enfermos con insuficiencia renal son los eventos cardiovasculares, tales como ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares.

¿Cuáles son los factores de riesgo? 

- Diabetes
- Hipertensión
- Antecedentes familiares
- Tener más de 60 años
- Factores agravantes como obesidad, hábito del cigarro y alteraciones en el colesterol
- Antecedentes familiares de enfermedades renales

¿Cómo se realiza el diagnóstico? 

Al ser una enfermedad que no presenta síntomas en sus etapas iniciales, resulta fundamental el chequeo preventivo, especialmente si existen factores de riesgo. De hecho, hay un gran porcentaje de pacientes que tienen la enfermedad, pero lo desconocen. El chequeo consiste en un examen de creatinina plasmática y de orina completa, exámenes que medirán la función renal. Dependiendo de los resultados, es necesario derivar al Nefrólogo y realizar un scanner.

Tratamiento 

El gran porcentaje del grupo de pacientes que tienen ERC están en la etapa tres de la enfermedad, con una pérdida de 50% o más de la funcionalidad de los riñones. En esta fase es necesario tener el mejor control de todos aquellos parámetros que hacen que la enfermedad siga avanzando. Además es fundamental tratar las alteraciones del colesterol, dejar de fumar y realizar actividad física. Hoy en día contamos con excelentes fármacos nefroprotectores, que son con indicación y control periódico del especialista.

Prevención 

- Cambiar los malos hábitos, como fumar y el sedentarismo.
- Llevar un buen control de enfermedades como la Diabetes o Hipertensión.
- Si se tienen otros factores de riesgo, es necesario controlarse periódicamente.
- Evitar el abuso de fármacos, como los antiinflamatorios. Esto es especialmente importante cuando el diagnóstico de ERC ya está establecido. 


Con la colaboración de: Dra. Germana Sotomayor, Nefróloga y Jefa de la Unidad de Diálisis de Clínica Santa María.