Noticias |

Litiasis renal

Todo lo que debes saber sobre cálculos

Publicado el 12/10/2016

Llegando a afectar a un 5% de las mujeres y a un 10% de los hombres de entre 25 y 55 años, las piedras en los riñones son un problema de salud bastante común, que puede producir grandes molestias a quienes lo desarrollan. Conoce por qué se producen, cuál es el tratamiento para combatirlas y cómo se pueden prevenir.

La litiasis renal es la formación de pequeñas piedras de diferentes minerales en la vía urinaria. Los más comunes son los formados por calcio, pero también existen los de ácido úrico y otros derivados de proteínas, que se presentan más frecuentemente en la infancia.

También la sal posee un rol importante en la formación de estas piedras,  ya que es la que atrae los excesos de minerales mencionados a los riñones. De esta manera, cuando la orina está saturada de sales o bien no hay suficientes inhibidores naturales de sodio en ella, se genera una acumulación de esos componentes en éstos órganos, formando así los cálculos.

Síntomas

Los síntomas de la litiasis no son exclusivos de esta enfermedad, por lo que la mayoría de las veces las personas no los asocian a ésta. Además, cuando los cálculos están en los riñones en general no producen síntomas. Sin embargo, al descender por los uréteres generan:

  • Cólico renal: Dolor intenso en la zona lumbar o espalda baja que se extiende hacia el abdomen anterior y que requiere atención de urgencia. La molestia se asocia a náuseas, vómitos, sudoración y sensación de hinchazón abdominal.
  • Hematuria: Ésta es la presencia de sangre en la orina debido a las lesiones que produce el cálculo en su paso por la vía urinaria.
  • Infecciones de orina: Los cálculos pueden ser causa o consecuencia de cistitis.

Tratamientos

El 90% de los pacientes con cálculos los eliminan espontáneamente cuando tienen un diámetro menor a cinco milímetros. En los casos restantes se requiere intervención quirúrgica. “La técnica más utilizada es el procedimiento mínimamente invasivo, el cual consiste en introducir un endoscopio a través de la vía urinaria, llegar al cálculo y con un láser especial dividirlo hasta convertirlo en arenilla, que será posteriormente eliminada de manera normal con la orina”, expone el Dr. José Antonio Salvadó, urólogo de Clínica Santa María.

En caso de que las piedras sean de más de dos centímetros o muy duras, se realiza una cirugía percutánea, que consiste en hacer una pequeña incisión en el riñón para retirarlas.

Finalmente, la evaluación del paciente es fundamental, ya que la litiasis puede ser el indicio de otras patologías endocrinológicas o renales, que pueden provocar un mayor daño en el órgano.

Clínica Santa María cuenta con el primer Centro especializado en todas las técnicas para tratar y abordar la litiasis de manera integral. Un grupo multidisciplinario de especialistas -formado por un urólogo, nefrólogo, endocrinólogo y nutriólogo- realiza un estudio acabado del paciente para determinar por qué se formó el cálculo y evitar recurrencias a largo plazo.

Prevención

“Hay que tener en cuenta que el 60% de los casos se deben a antecedentes familiares”, comenta el urólogo. No obstante, existen consejos para prevenir su formación:

  • Evitar los excesos de aporte de calcio, fosfato (contenido en las legumbres, frutos secos y té), oxalato -el cual inhibe la absorción de calcio y se encuentra principalmente en la espinaca y en los suplementos de vitamina C- y purinas, que están presentes en bebidas gaseosas.
  • Aumentar la ingesta de líquidos, preferentemente agua, a por lo menos tres litros al día.
  • Seguir una dieta baja en calorías, azúcares, alcohol y proteínas animales (carne, pollo).
  • Evitar el exceso de sal en las comidas.
  • Consumir frutas y verduras.
Con la colaboración de: Dr. José Antonio Salvadó, urólogo de Clínica Santa María.