Noticias |

Infecciones respiratorias en niños

¡Cuida a tus hijos este invierno!

Publicado el 10/07/2017

Durante los meses fríos, las bajas temperaturas y la mayor presencia de virus inciden en un aumento del contagio de enfermedades respiratorias. En general, las personas logran una recuperación sin complicaciones, sin embargo, los niños menores de cinco años pueden verse más afectados. Aprende a prevenirlas y a reconocer sus síntomas.

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) representan uno de los principales problemas de salud en niños. En Chile, la neumonía es la primera causa de mortalidad entre el primer mes y el año de vida.

Los principales virus epidémicos de otoño e invierno que afectan tanto a adultos como niños son el Virus Influenza y el Virus Respiratorio Sincicial, aunque este último se presenta sobre todo en menores de un año.

Síntomas

Los síntomas iniciales de una infección respiratoria son congestión y secreción nasal, tos y fiebre leve a moderada. Después de 3 a 4 días aumenta la intensidad de la tos (impide comer o dormir) y en los casos más graves aparecen signos de dificultad respiratoria: Respiración muy rápida, quejido respiratorio, hundimiento de la piel entre las costillas y en la zona del cuello sobre las clavículas al inhalar. Ante la presencia de estos síntomas, se debe acudir de forma inmediata a un servicio de urgencia.

¿Cómo evitar el contagio?

El mecanismo de trasmisión de los virus respiratorios es la vía aérea o contacto directo, es decir, a través de las secreciones, al hablar, estornudar o toser, contacto de manos o superficies de juguetes, muebles, entre otros.

Sigue las siguientes recomendaciones:

  • Vacúnalos cumpliendo con el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI).
  • Evita el contacto con personas enfermas.
  • Enséñales a lavarse las manos con frecuencia. Es importante que sea con agua y jabón, ya que los virus se transportan por el aire y se depositan en diferentes superficies.
  • No los expongas al frío, humedad y humo de tabaco.
  • Evita cambios bruscos de temperatura.
  • Ventila el hogar evitando corrientes de aire.
  • Mantén la limpieza al interior de la casa.

En caso de estar estar enfermos, enséñales a cubrirse la boca con la parte interior del brazo al toser o estornudar y no los envíes al jardín y/o sala cuna, para evitar la propagación.

Con la colaboración de: Dr. Jaime Lozano, broncopulmonar infantil de Clínica Santa María.