Noticias |

Día Mundial del Cáncer de Mama

Una detección oportuna depende de ti ¡chequéate!

Publicado el 19/10/2017

Es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. Sin embargo, los exámenes de prevención -principalmente la mamografía- han demostrado disminuir la mortalidad por esta enfermedad. Infórmate sobre su importancia.

Una de cada ocho mujeres podría desarrollar cáncer de mama y en Chile, cada día se diagnostican 10 casos nuevos de esta enfermedad, la que está asociada a una serie de factores de riesgo como tener algún familiar cercano que haya desarrollado esta patología, menstruación a muy temprana edad, no haber tenido hijos o haberlos tenido en edad avanzada, lactancia materna breve o nula, menopausia tardía y, en algunos casos, utilizar terapia hormonal de reemplazo durante este período.

Anualmente, en nuestro país aproximadamente 1.400 mujeres mueren debido mayormente a la detección tardía. “Si el cáncer de mama se descubre a tiempo, hay un 95% de probabilidades de que sea curado a través de tratamientos y cirugías. Por ello, es fundamental que se realicen los exámenes pertinentes que descarten esta patología”, explica el Dr. Fernando Gómez, cirujano de mamas de Clínica Santa María.

Por esta razón, se recomienda que todas las mujeres mayores de 40 años se realicen una mamografía anualmente o antes en caso de tener algún factor de riesgo. “Si la madre tuvo cáncer de mama, es necesario llevar a cabo esta prueba 10 años antes de la edad de diagnóstico de la madre”, enfatiza el experto.

Es importante aclarar que la mamografía no detecta todos los cánceres de mama, por lo que siempre tiene que ir acompañada de la consulta con un especialista. Además, los hallazgos mamográficos muchas veces requieren complementarse con otros exámenes tales como la ecografía mamaria y resonancia mamaria.

Si hay muchos familiares con cáncer de mama, se indica la elaboración de un test genético para conocer qué probabilidades existen de desarrollar cáncer de mama y, de esta manera, recomendar la estrategia adecuada para cada caso.

Recomendaciones

El deporte, la alimentación sana y la eliminación del tabaco, pueden ayudar a disminuir la probabilidad de desarrollar este cáncer. “En aquellas mujeres con sobrepeso, la probabilidad de tenerlo es mayor ya que al poseer más grasa en su cuerpo, generan más estrógeno, lo que aumenta los riesgos”, agrega.

Con la colaboración de: Dr. Fernando Gómez, cirujano de mamas de Clínica Santa María.