Buscador

  1.  Todos
  2.   Noticias / Temas

Paso 1 de 3

texto

Resultados para

182 search results for Seguro

Conoce por qué no existe el “bronceado seguro”

Dado que durante la primavera y el verano existe una mayor cantidad de radiación ultravioleta, es necesario aumentar los cuidados al exponerse al sol. Infórmate sobre cuáles son los riesgos de exponerte al sol y cuáles son los beneficios de hacerlo de forma moderada. Durante la época estival muchas personas disfrutan de sus vacaciones, el aire libre, la playa y el agua, lo que puede poner en mayor riesgo la salud de la piel, debido a la radiación solar. Beneficios versus peligros La Dra. Irene Araya, dermatóloga de Clínica Santa María, explica que es necesario exponerse al sol para activar los beneficios de la vitamina D –la cual permite metabolizar el calcio necesario para los huesos– y evitar patologías como el raquitismo y la osteoporosis (fragilidad de los huesos), además de prevenir algunos tipos de cáncer. “La RUV también mejora el ánimo de las personas y ayuda a tener una mejor disposición contra la depresión, al liberar una serie de mediadores que lo producen a nivel cerebral y ayuda en tratamientos de enfermedades cutáneas”, añade. También puede contribuir a mejorar la salud cardiovascular, aumentar las defensas del sistema inmunológico, beneficiar el ciclo saludable del sueño- ya que ayuda a la secreción de la melatonina- y a incrementar la vida sexual. Sin embargo, lo importante es que esta exposición sea moderada y controlada, para generar un equilibrio que permita obtener las funciones señaladas anteriormente, pero evitando los efectos adversos asociados a la radiación ultravioleta. “La idea es recibir luz solar en los horarios de menor radiación –es decir, antes de las 10 de la mañana y después de las 5 de la tarde– y siempre utilizando bloqueador solar factor 30 o superior”, señala. Por el contrario, mantenerse expuesto al sol por un largo período y en horarios de mayor radiación –por ejemplo, por motivos estéticos de quienes desean oscurecer su tono de piel–, representa un gran peligro a la salud. “El bronceado es un mecanismo de defensa de la piel ante la exposición no protegida al sol, por lo que no es deseable su adquisición desde el punto de vista médico, ya que es un signo de que la piel está siendo atacada. No existe un bronceado seguro”, enfatiza la Dra. Araya. Los efectos negativos inmediatos de la radiación ultravioleta (RUV) en la piel son principalmente quemaduras solares, las cuales pueden ser leves o tratarse de un problema de salud más complejo. “Entre los problemas menos graves figura el eritema superficial de la piel (enrojecimiento) que termina con la descamación de ésta, mientras que los más preocupantes son los que comprometen funciones vitales del cuerpo, como el equilibrio hidroelectrolítico (nivel de electrolitos en la sangre como sodio y potasio) y la termorregulación”, detalla la especialista. Por otro lado, al exponerse en forma crónica y repetida a la radiación ultravioleta, la piel puede sufrir fenómenos como el fotoenvejecimiento y la fotocarcinogénesis, a través de la cual la persona desarrolla algunas formas de cáncer, lo que produce daño directo e indirecto de las células de la piel. Cómo protegerse del sol Evitar exponerse al sol en horarios de mayor radiación UV, es decir, entre las 10 y las 16 horas. Utilizar ropa que cubra la mayor superficie de piel posible. Usar anteojos con filtros UV. No cualquiera lo tiene, por lo que hay que poner especial atención en eso. Aplicarse protector solar todos los días, aunque esté nublado. En personas sanas, sin enfermedades o factores de riesgo específicos, basta con emplear uno con SPF 30, ya que la diferencia con los más altos son porcentajes mínimos. Reaplicarse cada 2 o 3 horas. Con la colaboración de: Dra. Irene Araya, dermatóloga de Clínica Santa María.

Conoce por qué no existe el “bronceado seguro”

Verano seguro

Durante esta época, los más pequeños están más expuestos a sufrir algún accidente al aire libre. Aunque muchos de ellos se pueden prevenir, siempre es recomendable estar alerta y saber cómo reaccionar ante cualquier imprevisto. Accidentes en piscinas: la asfixia por inmersión es una de las principales causas de muerte en menores de 1 a 5 años. Por eso, es necesario supervisar a los niños en la piscina, quienes deben usar chalecos salvavidas o flotadores de acuerdo a su edad y peso, mientras que los más grandes deben evitar hacer piruetas o juegos de resistencia bajo el agua. Las piscinas deben tener una reja de fierro de al menos 1,5 metros de alto alrededor de ellas, una puerta de cierre automático y chapa de seguridad Se recomienda a los adultos tomar cursos de reanimación y, en caso de accidente, sacar al menor del agua, verificar si tiene pulso y respiración espontánea. De lo contrario, realizar respiración boca a boca con masaje cardíaco y trasladarlo de inmediato a un Servicio de Urgencia. Picaduras de insectos: evitar que los niños anden descalzos y vistan ropa demasiado colorida si hay presencia de abejas. Ante una picadura, si el menor no es alérgico, hay que retirar la lanceta, aplicar hielo en la zona y darle un analgésico anti-inflamatorio. En caso de presentar cualquier reacción alérgica hay que acudir a un Servicio de Urgencia. Intoxicaciones: los medicamentos y cualquier sustancia química, como limpiadores, deben estar guardados en su envase original y en un lugar con llave. Si el niño lo ingiere, no provocar el vómito, debe tomar abundante agua y asistir a un Servicio de Urgencia con el envase del producto. Por otro lado, si se preparan alimentos crudos, es necesario tomar las medidas de higiene necesarias. Además, es preferible evitar el consumo de mayonesa casera y agua de origen no controlado. Contusiones y torceduras: son los accidentes más frecuentes. Lo primero que hay que hacer es aplicar hielo en la zona afectada y mantener al menor con la extremidad en altura. En el caso de contusiones en la cabeza con pérdida de conciencia o trastornos de conducta, o contusiones en el tórax o abdomen con dolor y dificultad para respirar, se debe ir al Servicio de Urgencia Con la colaboración de: Dr. Eduardo Díaz, médico coordinador Convenio Escolar de Clínica Santa María.

Verano seguro

Descanso seguro

El verano ya comenzó y los preparativos para salir de vacaciones son muchos. Por lo mismo, no debes olvidar llevar contigo un botiquín que se adapte a tu lugar de destino y a la duración del viaje. Tener un botiquín con todo lo necesario puede ahorrarte más que un mal rato durante tus días de descanso. Es importante mencionar que se deben incluir tanto medicamentos básicos como artículos de primeros auxilios. Dentro de los medicamentos básicos se recomienda llevar paracetamol o ibuprofeno en caso de dolor o fiebre, antihistamínico por si se produce una reacción alérgica ante una picadura o alimento, medicamentos relacionados a tu lugar de destino, repelente de insectos y protección solar. Por otra parte, en relación a los artículos de primeros auxilios, es necesario llevar gasas estériles para cubrir heridas, algodón y povidona yodada para desinfectarlas, vendas o gasa enrollada, vendas adhesivas y un termómetro. Si ingieres algún medicamento de uso habitual debes llevarlo en la dosis necesaria para cubrir toda la duración del viaje, además de la receta médica en caso de falta o extravío de la medicina. Listado de las principales cosas que se debe llevar: Suero fisiológico (para lavar heridas) Alcohol (70°) o povidona yodada (para desinfectar la piel alrededor de la herida. No se usa en la herida misma). Materiales de aseo y curación Apósitos Gasas estériles Par de guantes estériles Tela antialérgica (de papel) para pegar la gasa Dos jeringas estériles de 20 cc. sin aguja, para lavar a chorro las heridas Tijeras para cortar vendas. Parches adhesivos (parche curitas) Termómetro Medicamentos Analgésicos (dolores de cabeza) Antiinflamatorios (dolores musculares o de articulaciones) Antialérgicos (alergias respiratorias y cutáneas) Antibiótico dérmico en una herida que se inflama o parece infectada (supura). Si aparecen signos de infección de la herida o el niño(a) presenta dolor o fiebre deben consultar con un médico. Con la colaboración de: Dr. Jaime Lozano, médico jefe Departamento de Pediatría, Clínica Santa María.

Descanso seguro

¿Conoces la nueva norma para mantenerlos seguros en un vehículo?

Desde hoy los menores de hasta 12 años de edad deberán sentarse en los asientos traseros de los automóviles, para prevenir lesiones fatales o de gravedad ante un accidente de tránsito. Conoce más sobre ésta y otras medidas. Los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte de los niños menores de edad. Por ello, con el objetivo de protegerlos, desde hoy entra en vigencia la modificación de la Ley de Tránsito, que contempla nuevas exigencias con respecto al transporte de menores al interior de los automóviles. ¿Cuáles son las nuevas medidas? Los menores de hasta 12 años de edad deberán ser ubicados en el asiento trasero de los vehículos a excepción de los que posean cabina simple. El reglamento anterior contemplaba la misma medida pero sólo hasta los 8 años. A partir del próximo año será obligatorio utilizar las sillas indicadas en el Sistema de Retención Infantil para trasladar a niños y niñas de hasta 8 años o con estatura inferior a 135 cm de estatura y 33 kg de peso, norma que anteriormente regía únicamente para niños de hasta 4 años. Esta exigencia no regirá para los taxis. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones asegura que el uso del cinturón de seguridad y de sistemas de retención infantiles, puede reducir entre un 50% y un 80% las lesiones mortales y graves de niños ante un accidente de tránsito. No obstante, el tipo de las sillas dependerá de la edad que tenga el menor: Silla nido o huevo de recién nacidos, convertible y que se debe instalar mirando hacia atrás, para menores de 15 meses. Silla con arnés y convertible que mire hacia adelante, para niños de hasta 4 años. Butaca o alzador para niños de 5 hasta 8 años de edad. Cumple con estas exigencias de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) y protege a tus hijos ante accidentes vehiculares.

¿Conoces la nueva norma para mantenerlos seguros en un vehículo?

Santa María mi seguro

Santa María mi seguro

Seguro de Accidentes Familiar

Seguro de Accidentes Familiar

Traslado seguro para menores en autos particulares

En marzo, entran en vigencia las nuevas exigencias de la Ley de Tránsito, que amplían las edades de traslado en el asiento trasero y para el uso de la silla de seguridad. Sigue estas recomendaciones para entregarles la mejor protección a tus niños y prevenir lesiones ante accidentes. ¿Cuál es la silla apropiada para tu hijo? Silla nido: Se indica para niños de entre 2 y 10 kg. Debe ser instalado mirando hacia atrás. Silla convertible: Es la adecuada tanto para menores que pesan entre 2 y 18 kg (mirando hacia atrás) como para los que pesan 18 a 29 kg (orientada hacia el frente). En ambos casos, se debe utilizar el arnés interno para asegurarlos. Silla combinada: Al inicio, se utiliza como silla con arnés interno y a medida que el niño crece se transforma en butaca. Sirve para menores de entre 18 y 36 kg y se debe instalar mirando hacia adelante. Butaca con respaldo: Apropiada para niños de entre 29 y 40 kg, usando el cinturón de seguridad para afirmarlos. Alzador: Se utiliza para niños con un peso de 29 a 40 kg y se complementa con el uso de cinturón de seguridad del auto. Los pesos indicados son valores referenciales. Los límites de peso y altura permitidos de cada silla los señala el fabricante. Se puede empezar a usar cinturón de seguridad cuando: El niño pueda apoyar toda la espalda en el respaldo del asiento y los pies en el piso. El cinturón cruce al niño por la mitad del hombro y pecho, y la banda inferior quede bien ajustada sobre la parte superior de los muslos. El menor aún tiene que utilizar butaca o alzador si el cinturón pasa por el cuello o la cara y/o la banda inferior del cinturón queda sobre el abdomen. Recuerda: Llevar a un niño menor de 12 años en el asiento delantero o trasladar a un menor de 9 años sin su sistema de retención infantil, es considerado una falta gravísima, lo que significa una multa de 1,5 hasta 3 UTM y la suspensión de licencia entre 5 y 45 días para el conductor del auto. Servicio de Pediatría y CONASET

Traslado seguro para menores en autos particulares

Santa María Mi Seguro - Indemnización enfermedades graves

Santa María Mi Seguro - Indemnización enfermedades graves

Santa María mi seguro - Atenciones alto costo

Santa María mi seguro - Atenciones alto costo

Seguro para Prestaciones Médicas de Alto Costo + Complementario

Seguro para Prestaciones Médicas de Alto Costo + Complementario