Noticias |

En el Día Mundial del Parkinson

¿Cómo controlar los síntomas de esta enfermedad progresiva?

Publicado el 11/04/2017

Al afectar directamente los movimientos del cuerpo y el habla de la persona, esta patología va dificultando de forma paulatina la realización de las actividades diarias de la persona y limitando así su vida. Sin embargo, existen algunos tratamientos que, aunque no son una cura definitiva, pueden controlar los síntomas de la patología.

Temblor de las manos, brazos, piernas, mandíbula y cara, rigidez de las extremidades y el tronco, lentitud de los movimientos y el habla, dificultad para caminar y trastorno del equilibrio, son algunos de los síntomas con los que tienen que lidiar aquellas personas que sufren Parkinson y que le obstaculiza llevar una vida normal.

Este trastorno del movimiento, ocurre cuando las neuronas no producen suficiente dopamina –neurotransmisor que ayuda a coordinar los movimientos del cuerpo y regula el estado de ánimo– y que afecta a un 2% de las personas sobre los 60 años, siendo más común en hombres. “Además, esta patología es progresiva y crónica, lo que produce una pérdida progresiva de la capacidad física”, explica el Dr. Andrés De la Cerda, neurólogo de Clínica Santa María.

Para controlar los síntomas, el médico asegura que es fundamental la detección temprana de la enfermedad para que así el paciente pueda recibir un tratamiento oportuno y mantener su autonomía e independencia el mayor tiempo posible. “Aunque los tratamientos no pueden curar definitivamente la enfermedad, sí pueden ayudar a controlar la enfermedad”, añade el experto.

Por un lado, existen fármacos que ayudan a aminorar los síntomas al incrementar los niveles de dopamina en el cerebro y que se deben complementar con ejercicios, rehabilitación motora, fisioterapia, fonoaudiología y terapia ocupacional, además de apoyo emocional.

“Los pacientes que tienen esta enfermedad en una etapa más avanzada y con complicaciones motoras, pueden ser candidatos a la cirugía de estimulación cerebral profunda, la cual mejora estos síntomas a través de electrodos que liberan corriente en el centro del cerebro”, destaca el neurólogo.

El Servicio de Neurología cuenta con el equipo médico y tecnológico para dar un óptimo diagnóstico y tratamiento a los pacientes con estas condiciones.

Con la colaboración de: Dr. Andrés De la Cerda, neurólogo de Clínica Santa María.