Noticias |

Alimentación saludable

Frutas de invierno y sus beneficios

Publicado el 11/07/2018

Los días fríos y lluviosos hacen que muchas veces dejemos de consumir frutas, sin embargo, debemos recordar que son una gran fuente de vitaminas y minerales, que no solo ayudan a mantener una dieta sana y equilibrada, sino que además a prevenir algunas enfermedades.  

Entre los principales nutrientes en las frutas están la vitamina A, que tiene que ver con el proceso de renovación de células; la B, que actúa principalmente en el sistema nervioso; y la C, que evita el envejecimiento prematuro y las enfermedades cardíacas. La vitamina K, en tanto, colabora en la coagulación sanguínea y en los procesos de cicatrización.

Al respecto, Bernardita Vignola, nutricionista de Clínica Santa María, recomienda elegir las frutas correspondientes a la temporada, ya que, “se encuentran en su máximo esplendor y garantizan todas las propiedades y beneficios”, destaca.

Sin embargo, la especialista agrega que las frutas contienen una gran cantidad de azúcar (fructosa), que puede generar un aumento de peso si se abusa de su consumo, por lo que se recomienda ingerir no más de 2 o 3 porciones al día.

Conoce algunas de las frutas de la temporada y sus beneficios:

Caqui: Entre sus componentes están las vitaminas A, B1 y B2, potasio, fibra (que ayuda a regular la digestión) y antioxidantes, que mejoran la visión, las defensas del organismo, la reparación de tejidos y huesos.

Kiwi: Esta fruta es un antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, además de contener fibra y vitamina C.

Membrillo: Sus principales nutrientes son la vitamina A y C, potasio, fibra y taninos, los cuales tienen propiedades astringentes (para combatir la colitis) y antinflamatorias. “El problema del membrillo es que se debe consumir cocido, y al cocerlo se pierden algunas vitaminas y minerales. Lo ideal es hacerlo sin azúcar y reservar el líquido para consumirlo en reemplazo del agua”, comenta la nutricionista.

Naranja: Este cítrico contiene vitaminas A y C, potasio y fibra. Además de las ventajas que tiene al ser un antioxidante, previene algunos tipos de cáncer.

Pera: Contiene vitamina C, K y fibra.

Plátano: Es una buena fuente de potasio.

Uvas: Contienen vitamina A, fibra y antioxidantes.

Manzana: Rica en fibra, vitamina C, potasio y taninos.

Higo: Vitamina C, hierro, calcio, potasio y fibra son los componentes con los que cuenta este fruto.

Granada: Entre las vitaminas y minerales que entrega están la B1, B2, C y niacina, la cual ayuda al funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios. Además contiene potasio, hierro, magnesio y fósforo. “La granada tiene un gran poder antioxidante y ayuda a regular la digestión por su contenido en fibra”, afirma la experta de Clínica Santa María.

Con la colaboración de: Bernardita Vignola, nutricionista de Clínica Santa María.