Buscador

  1.  Todos
  2.   Noticias / Temas

Paso 1 de 3

texto

Resultados para

115 search results for Ecografía

En el día de la madre

Ya no hay excusa para olvidar la fecha de tus ecografías o controles gracias a las diversas apps que te permiten hacer seguimiento de tu embarazo desde el celular. Una buena forma de vivir el proceso día a día y de disfrutarlo al máximo puede ser hacerlo a través una aplicación como Progreso del Embarazo. Con ella podrás registrar tus controles médicos o hacer un diario con fotos y los momentos más especiales de este proceso. Está disponible en App Store por USD 1.99. Mi embarazo y mi bebé día a día es una aplicación ofrecida por Babycenter. Basta con que introduzcas tu fecha estimada de parto para que te entregue información sobre el embarazo semana a semana. También podrás incluir fotos o ecografías en la sección “Mis recuerdos”, o buscar un nombre para tu hijo(a). Su descarga es gratuita tanto para iPhone como para Android. Ten en cuenta que estas aplicaciones pueden ser muy útiles para el registro de datos y fechas importantes, pero no reemplazan la información y los consejos entregados por tu ginecólogo.

En el día de la madre

La Institución participó en operativo médico en Juan Fernández

El equipo de ultrasonografía donado por la Clínica permitió apoyar el diagnóstico de los pacientes de la isla. En tres días la Fundación Acrux, una organización sin fines de lucro que busca disminuir los tiempos de espera de personas que viven en zonas aisladas del país y requieren de atención de expertos, logró realizar en el Archipiélago de Juan Fernández 867 consultas, 499 ecografías y exámenes y más de 400 procedimientos como endoscopías, cirugías menores y toma de muestras. La Clínica, como parte de su compromiso con la salud, firmó en marzo un acuerdo de cooperación con esta fundación y donó un equipo de ultrasonografía, que permitió apoyar el diagnóstico médico de los pacientes que fueron atendidos los días 25, 26 y 27 de julio en la isla. Además, el Dr. Manuel Delgado, cardiólogo de la Institución, fue uno de los 60 especialistas que participó de esta noble iniciativa. Cabe destacar que en octubre, Clínica Santa María realizará un operativo médico junto a Acrux, en el cual 60 doctores de la Institución viajarán hasta Natales, Porvenir, Puerto Williams y Puerto Edén, para seguir contribuyendo en la disminución de listas de espera.

La Institución participó en operativo médico en Juan Fernández

Urológicas

Clinica Santa Maria Toda nuestra clínica en tus manos Palabras + buscadas Vacunatorio Ecografía Maternidad Obesidad Dentista Exámenes + buscados Proctólogo Exámenes Várices Seguro Test de esfuerzo Sugerencias Convenio Escolar Seguro Salud Total Cardiología Scanner Somatom Force Cirugía Bariátrica Empresas Docencia e Investigación Paciente Internacional / International Patients La Clínica Centro Médico La Dehesa Toggle navigation Clinica Santa Maria Menu principal Reserva de horas Exámenes de Laboratorio Especialidades Niños Adolescentes Mujeres Hombres Adultos Mayores Explorar por: Especialidades Programas preventivos Partes del cuerpo Nombre del profesional ¿Necesitas atención? Consultas Reservar una hora Anular una hora Ver información de una consulta Pacientes Aranceles GES, CAEC y Ley de Urgencia Derechos y Deberes de los Pacientes Pagaré y Mandato Exámenes de diagnóstico Laboratorio Radiología e Imágenes Información sobre exámenes Resultados de exámenes Hospitalización Presupuesto Pre Admisión Admisión y Hospitalización Centro de Cirugía Mayor Ambulatoría Pago de cuentas Servicios de Apoyo Banco de Sangre Diálisis Vacunatorio Anestesiología Cirugías y procedimientos Unidades de cuidado Servicio de Urgencia Medicina Preventiva Infórmate Pacientes Educación al paciente Noticias Newsletter mensual Buscar recién nacidos Visitas a pacientes Charlas y talleres Calculadoras de salud Elígenos Medicina de vanguardia Especialidades destacadas Indicadores clínicos Acreditaciones Reporte de Sustentabilidad Ubicaciones Clínica Santa María Centro Médico La Dehesa Laboratorio / Toma de Muestras Adolescencia Salud Mental Banco de Sangre Vacunatorio Colegio Aula Clínica Santa María Oficina Convenio Escolar Pago de cuentas Convenios y seguros Niño Protegido Seguro Salud Total Convenio Escolar y Accidentes Empresas Docencia e Investigación International / Internacional La Clínica Centro Médico La Dehesa Toda la Clínica Santa María en tus manos Estás en: Home Infórmate Educación al paciente Urológicas Educación al paciente Explore Enfermedades urológicas Cálculos renales Disfunción eréctil La Urología es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan al aparato urinario de ambos sexos y al aparato reproductor masculino. La misión de esta unidad es realizar una buena función preventiva, con un manejo integral del paciente y un diagnóstico temprano de patologías, para evitar la aparición de enfermedades graves. Para ello, Clínica santa María cuenta con un completo equipo médico que pone al servicio de sus pacientes y que pueden solucionar sus inquietudes de la mejor manera posible. Esta enfermedad afecta a más del 10% de la población y es más frecuente en hombres que en mujeres, principalmente en el adulto joven. Así mismo, las personas con hábitos sedentarios o con gran exposición al calor son más propensas a padecerla. La molesta presencia de cálculos o “piedras” en el interior de los riñones o de las vías urinarias, se debe a una concentración de sustancias que comúnmente viajan en la orina, pero que por alguna razón se condensan y solidifican en fragmentos de mayor o menor tamaño. Causas Las causas de esta enfermedad pueden ser: Factores genéticos como malformaciones en los riñones. Desórdenes alimenticios como el exceso de sal en las comidas, escasa ingesta de líquido y una vida sedentaria. Síntomas Dependiente de su tamaño y composición, los cálculos pueden causar diferentes síntomas: El más común de todos es el cólico renal. Produce un intenso dolor en la zona lumbar que se irradia hasta el abdomen y no se alivia. Muchas veces va acompañado de náuseas, vómitos y sudoración. Infecciones urinarias y hematuria (sangre en la orina). Diagnóstico La forma más certera de diagnóstico para esta enfermedad es mediante algunos exámenes como radiografías, urografías o contraste y ecografías. Éstos permiten determinar el tamaño de las piedras. Posteriormente se analiza su composición y las posibles enfermedades asociadas a su aparición. Aun cuando la composición de estos cálculos es variada, los más comunes son los derivados del calcio (oxalato cálcico, fosfato cálcico) y los de ácido úrico. Sin embargo, todos son potencialmente dañinos y requieren de atención médica. Lo principal para realizar el diagnóstico, es conocer los antecedentes médicos y sexuales del paciente. También se realiza un examen físico dirigido, evaluaciones psicosociales y pruebas de laboratorio e imágenes, de acuerdo a lo que requiera cada persona. Tratamiento Habitualmente, el tratamiento consiste en utilizar una adecuada hidratación, dieta blanda, reposo, calmantes para el dolor y algunos relajantes para ayudar a la eliminación espontánea de la o las piedras, mientras su tamaño lo permita. Si éstas son muy grandes (mayores a 5 mm), es necesario fragmentarlas mediante el uso de ultrasonido. Clínica Santa María posee el equipo más moderno que existe en el país para dar solución a este problema, a través del cual se consiguen altas tasas de fragmentación, con mínimas complicaciones y escasa necesidad de procedimientos adicionales. Sólo en situaciones excepcionales se requieren procedimientos más invasivos como endoscopias o laparoscopias. Prevención Una adecuada ingesta de líquido y una nutrición apropiada acompañada de ejercicios periódicos, disminuyen la posibilidad de formar estas concreciones. Sin embargo, existen personas que a pesar de estos cuidados pueden continuar formando estas piedras. Para este grupo de pacientes, es necesario agregar algunos fármacos con los cuales se le “enseña” al riñón a no producirlas más, deteniendo así esta enfermedad. Las disfunciones sexuales son un grupo de enfermedades que afectan la vida del hombre. Para ellos es un tema complejo de aceptar, ya que afecta su masculinidad y les hace sentir vergüenza, motivo que muchas veces impide buscar ayuda. Es importante que el paciente consulte con un especialista, ya que estas patologías pueden tratarse y tienen un excelente pronóstico. Una de las disfunciones más comunes, es la eréctil. Definida como la incapacidad de alcanzar o mantener una erección suficiente para tener una relación sexual satisfactoria. Puede ser incapacidad total o parcial, que se presenta en grados variables (de leve a severa) o aparecer sólo en algunas ocasiones (situacional). Ocurre a cualquier edad, pero la incidencia aumenta con los años. Entre los 40 y 70 años, un 52% de los hombres la padece en algún grado. Es importante considerar que esta enfermedad no puede ser considerada como un fenómeno normal del envejecimiento. Consecuencias de la disfunción eréctil Además de causar estrés y afectar seriamente la vida en pareja, está comprobado que quienes padecen de disfunción eréctil, están en riesgo de sufrir en el futuro otras patologías, como por ejemplo, infartos cardíacos. Por ello, deben ser evaluados seriamente por un especialista. Sin embargo, el miedo y la vergüenza son sentimientos que están a menudo presentes al momento de consultar. Estudios muestran que sólo el 66% de quienes presentan este problema, buscan ayuda. Nuestra misión es cambiar esto, entregando un ambiente serio, grato y acogedor para estudiar y manejar a los pacientes, para lo cual existen excelentes y seguras alternativas de tratamiento. Causas y factores de riesgo El origen principal de la disfunción eréctil es de tipo neuro-vascular. En la mayoría de los casos es consecuencia de una mezcla de causas, como factores psicológicos (depresión, ansiedad, estrés, problemas con la pareja, etc.), y enfermedades orgánicas (diabetes, mellitus, hipertensión, colesterol alto, enfermedad vascular periférica o aterosclerosis, obesidad, tabaquismo, hipogonadismo, síndrome metabólico, ciertas enfermedades neurológicas, entre otras. También puede ser consecuencia de algunos medicamente de uso habitual o de cirugías pélvicas. Diagnóstico Lo principal para realizare el diagnóstico, es conocer los antecedentes médicos y sexuales del paciente. También se realiza un examen físico dirigido, a evaluaciones psicosociales y pruebas de laboratorio e imágenes, de acuerdo a lo que requiera cada paciente. Tratamiento Existe una amplia variedad de opciones para enfrentar la disfunción eréctil. El manejo se debe ajustar estrictamente a las necesidades de cada paciente y habitualmente se debe partir de las alternativas más sencillas hasta llegar a la de mayor complejidad. Los tratamientos se pueden clasificar en aquellos de: Primera línea Cambio de hábitos: Dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol, realizar ejercicio periódicamente, mantener una dieta sana. Terapia sexual: Si hay un componente psicológico importante, se debe consultar con un equipo de psicólogos y psiquiatras expertos en la materia. Medicamentos orales: Presentan muy buena respuesta. A pesar de ser seguros, siempre es importante consultar con un especialista antes de usarlos, debido a que tienen algunas contraindicaciones muy precisas. Terapia de reemplazo hormonal: En caso que existe un cuadro de hipogonadismo (bajos niveles de testosterona, que es la hormona masculina, asociado con síntomas de deficiente de ésta) se debe suplementar. Ondas de choque: Es un tratamiento nuevo, no invasivo, dirigido principalmente a los pacientes con disfunción eréctil de tipo vascular. Segunda línea Dispositivo de vacío (Vacuum): Aparatos que generan una erección aplicando vacío al pene. Inyecciones peneanas: Inyecciones de drogas vasoactivas que generan erección y se aplican directamente en el pene. Las primeras veces deben ser supervisadas por un médico y luego, pueden ser autoadministradas. Aunque pareciera ser muy invasivo, es en general muy bien tolerado. Tercera línea (cirugías) Prótesis de pene: Si los tratamientos anteriores no resultan, se puede utilizar la inserción de prótesis en el pene. Se trata de dispositivos de silicona o poliuretano muy sofisticados, de demostrada seguridad y éxito, que ayudan al paciente a obtener erecciones de la duración deseada. Cirugía vascular: En casos muy seleccionados puede ser beneficiosa la realización de cirugías donde se intenta devolver la circulación de sangre al pene cuando ésta ha sido dañada. Youtube Facebook Twitter Buscar Llámanos +56 2 2913 0000 Las 24 horas del día, los 365 días del año. Ubicaciones Clínica Santa María Av. Santa María 0500, Providencia. Centro Médico La Dehesa Av. La Dehesa 1445, Lo Barnechea. Urgencia Escolar Av. Santa María 0500, Providencia. Abierto de 8:00 a 22:30 horas. Urgencia General Av. Bellavista 0415, Providencia. Abierto 24 horas. Laboratorio Santa María Av. Santa María 0810, Providencia. Lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas. Sábado de 8:00 a 13:00 horas. ¿Necesitas ayuda? Contáctanos Respondemos tus inquietudes Sugerencias y reclamos Ayúdanos a mejorar nuestra atención Trabaja con nosotros Mapa del sitio Acceso proveedores Acceso para médicos Modelo de Prevención de Delitos - Canal de denuncias Términos y Condiciones © 2018 Clínica Santa María urologia, urologo, aparato, urinario, enfermedad, reproductor, masculino, prevencion, infeccion, urología, urólogo, prevención, urología, clínica, clinica, santa, maría, maria, educación, educacion, paciente La misión de Urología es realizar una buena función preventiva, con un manejo integral del paciente y un diagnóstico temprano de patologías.

Urológicas

Mi Clinica Primer Ingreso

Clinica Santa Maria Toda nuestra clínica en tus manos Palabras + buscadas Vacunatorio Ecografía Maternidad Obesidad Dentista Exámenes + buscados Proctólogo Exámenes Várices Seguro Test de esfuerzo Sugerencias Ecografía Radiografía Resonancia Ecotomografía Imagenología Personas Mi clínica Toggle navigation Clinica Santa Maria Menu principal Ingresar Especialidades Centro de Cirugía Robótica Convenios y Programas La Clínica Centro Médico La Dehesa Toda la Clínica Santa María en tus manos Mi perfil Cerrar sesión ¡Hola, Usuario! Mi perfil Cerrar sesión Llámanos +56 2 2913 0000 24 horas del día, los 365 días del año. Ubicaciones Clínica Santa María Av. Santa María 0500, Providencia. Av. Bellavista 0415, Providencia. Centro Médico La Dehesa Av. La Dehesa 1445, Lo Barnechea. Urgencia Escolar Avda. Santa María 0410. Abierto de 8:00 a 22:30 horas. Urgencia General Av. Bellavista 0415. Abierto 24 horas. Laboratorio Santa María Av. Santa María 0810, Providencia. Lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas. Sábado de 8:00 a 13:00 horas. Teléfonos y ubicaciones de todas las dependencias ¿Necesitas ayuda? Contáctanos Respondemos tus inquietudes Reclamos y Sugerencias Ayúdanos a mejorar nuestra atención Trabaje con nosotros Mapa del Sitio Acceso Proveedores Acceso Registro Médico © 2017 Clinica Santa Maria mi clinica, mi clínica, mi, clinica, clínica, resultados, examen, examenes, exámenes, carga, cargas, reserva, horas, citas, agenda, historial, consultas, pago, cuentas, estado, convenios, seguros En Mi Clínica podrás acceder a los resultados de tus exámenes, reserva de horas, historial de consultas y cuentas pagadas.

Mi Clinica Primer Ingreso

Alteraciones ginecológicas y mujer

Clinica Santa Maria Toda nuestra clínica en tus manos Palabras + buscadas Vacunatorio Ecografía Maternidad Obesidad Dentista Exámenes + buscados Proctólogo Exámenes Várices Seguro Test de esfuerzo Sugerencias Convenio Escolar Seguro Salud Total Cardiología Scanner Somatom Force Cirugía Bariátrica Empresas Docencia e Investigación Paciente Internacional / International Patients La Clínica Centro Médico La Dehesa Toggle navigation Clinica Santa Maria Menu principal Reserva de horas Exámenes de Laboratorio Especialidades Niños Adolescentes Mujeres Hombres Adultos Mayores Explorar por: Especialidades Programas preventivos Partes del cuerpo Nombre del profesional ¿Necesitas atención? Consultas Reservar una hora Anular una hora Ver información de una consulta Pacientes Aranceles GES, CAEC y Ley de Urgencia Derechos y Deberes de los Pacientes Pagaré y Mandato Exámenes de diagnóstico Laboratorio Radiología e Imágenes Información sobre exámenes Resultados de exámenes Hospitalización Presupuesto Pre Admisión Admisión y Hospitalización Centro de Cirugía Mayor Ambulatoría Pago de cuentas Servicios de Apoyo Banco de Sangre Diálisis Vacunatorio Anestesiología Cirugías y procedimientos Unidades de cuidado Servicio de Urgencia Medicina Preventiva Infórmate Pacientes Educación al paciente Noticias Newsletter mensual Buscar recién nacidos Visitas a pacientes Charlas y talleres Calculadoras de salud Elígenos Medicina de vanguardia Especialidades destacadas Indicadores clínicos Acreditaciones Reporte de Sustentabilidad Ubicaciones Clínica Santa María Centro Médico La Dehesa Laboratorio / Toma de Muestras Adolescencia Salud Mental Banco de Sangre Vacunatorio Colegio Aula Clínica Santa María Oficina Convenio Escolar Pago de cuentas Convenios y seguros Niño Protegido Seguro Salud Total Convenio Escolar y Accidentes Empresas Docencia e Investigación International / Internacional La Clínica Centro Médico La Dehesa Toda la Clínica Santa María en tus manos Estás en: Home Infórmate Educación al paciente Alteraciones ginecológicas y mujer Educación al paciente Explore Enfermedades ginecológicas Cáncer cervicouterino Depresión post parto Diabetes gestacional Chequeos ginecológicos Infecciones urinarias Infertilidad en la mujer Menopausia Síndrome de ovario poliquístico El aparato genital femenino está conformado por un grupo de órganos cuya función más importante es la fecundación; además controla los cambios necesarios para lograr el embarazo, el parto, la lactancia y todas las intervenciones ligadas a la vida sexual de la mujer. Reúne órganos externos e internos como la vulva y la vagina, el útero, las trompas, los ovarios y las mamas. Para evitar enfermedades que afecten al aparato ginecológico, es fundamental controlarse con su médico periódicamente, respetando los plazos de exámenes y tratamientos. La detección precoz de este tipo de enfermedades, es esencial para prevenir el cáncer u otras dolencias graves. En Chile, alrededor de 800 mujeres mueren cada año por cáncer al cuello del útero. La detección precoz de la enfermedad es lo único que permite revertirla, por lo que es de vital importancia realizarse los exámenes y controles pertinentes. El cáncer cervicouterino es el resultado de una infección viral persistente asociada al virus papiloma humano (HPV). Este virus tiene muchos sub tipos, de los cuales los más frecuentes y que se asocian a este cáncer son el HPV-16 y HPV-18. Causas Este es un virus de transmisión sexual pero no necesariamente coital. Basta con el contacto genital para que la mujer pueda adquirir la infección. Se estima que alrededor de la mitad de las mujeres de nuestra población ha tenido o tendrá el virus papiloma en algún momento de sus vidas. Sin embargo, de todas las que se infectan, la gran mayoría lo hace de forma transitoria, ya que los mecanismos de defensa de su cuerpo se encargan de eliminarlo. Aunque sean un porcentaje muy menor, las que realmente importan son las mujeres que poseen una infección persistente, es decir, que son incapaces de eliminar el virus. Ellas son las que finalmente pueden desarrollar lesiones pre cancerosas en el cuello del útero y finalmente un cáncer invasor. Síntomas El cáncer cervicouterino en sus etapas iniciales es asintomático. Tratamiento Cuando el ginecólogo nota que el resultado del papanicolau está alterado, deriva a la paciente a un médico ginecólogo-oncólogo, quien a través de una colposcopia (mirar el cuello del útero con lentes de aumento) y la eventual toma de una biopsia, diagnosticará si se trata de una enfermedad pre invasora o invasora. En la etapa de pre cáncer o neoplasia intrapitelial (desarrollo de un tejido anormal en la superficie del cuello uterino) los tratamientos son bastante conservadores y no afectan la fertilidad de la mujer ni generan gran impacto en su calidad de vida. Habitualmente son tratamientos cuyo objetivo es destruir la zona del cuello del útero afectada por la enfermedad. Esto se logra a través de criocirugía (destrucción por congelamiento), láser o la resección (extirpación) de parte del cuello del útero. En caso de que la paciente posea un cáncer invasor o ramificado a otros órganos, los tratamientos son diferentes y hay menos posibilidades de recuperación. Se requiere de procedimientos radicales, grandes cirugías oncológicas con extirpación completa del útero, radioterapia y quimioterapia. Prevención Existen dos formas de prevenir la infección por VPH (Virus Papiloma Humano). La primera es que la mujer sea responsable en su sexualidad. La abstinencia sexual y la pareja única y estable evitan el contagio. Cualquier grado de infidelidad conyugal por parte de alguno de los miembros de la pareja expone a la mujer a contraer el virus, ya que el hombre puede adquirirlo de otra mujer y contagiarlo. Esta infección no es prevenible con preservativos. En segundo lugar, está disponible una vacuna, sin embargo, sirve únicamente para las mujeres que no han iniciado su vida sexual y nunca han estado expuestas a contagio. Su mayor recomendación hoy en día, es a las mujeres en edad puberal. La vacuna no sirve para todos los tipos de virus papiloma, sino sólo para los más frecuentes. Por lo tanto aún vacunada, la mujer no queda exenta de contraer el virus. El papanicolau es la forma de prevención secundaria más importante. Todas las mujeres entre los 25 y 64 años debieran hacerse al menos uno de estos exámenes cada tres años, ya que esta enfermedad es asintomática y sólo se llega a ella a través de estos controles de rutina. El 15% de la población femenina que ha sido madre ha desarrollado una depresión post parto. La gravedad de esta patología no radica sólo en el sufrimiento de la mujer, sino en la incidencia que tiene para el desarrollo cognitivo y emocional de la guagua. Si bien este cuadro depresivo tiene prácticamente las mismas características y síntomas que una depresión común, corresponde a un periodo de la vida de la mujer muy particular. Los cuadros depresivos en general abarcan aproximadamente a un 8% de la población y son hasta tres veces más frecuentes en las mujeres. El que ellas sean más propensas y de depresiones más prolongadas, tiene que ver con los cambios hormonales a los que está sometido su organismo durante todo el ciclo reproductivo, es decir, desde el momento de la pubertad hasta la menopausia. Así, las bajas de ánimo en las mujeres tienden a aparecer durante el periodo premenstrual, aumentando un poco durante el embarazo y bastante más en el post parto. ¿Qué mujeres desarrollan este tipo de depresión? Si bien todas las mujeres comparten la posibilidad de desarrollar una depresión post parto, las posibilidades aumentan según ciertas condiciones. Existe un 20% más de probabilidades en aquellas que han tenido cuadros depresivos previos, un 30% en las que su ánimo decae durante los meses de gestación, ya sea por situaciones emocionales como conflictos de pareja o por situaciones aflictivas en general, y hasta un 50% en las que han sufrido depresión post parto en embarazos anteriores. Incidencias en la guagua Desde el punto de vista evolutivo uno de los elementos que más ha contribuido al desarrollo emocional, social y cerebral del ser humano ha sido la posibilidad de establecer un vínculo prolongado e intenso con su madre. Uno de los problemas más complejos de esta depresión, sobre todo si es prolongada, es el impacto en la relación madre–hijo. El vínculo emocional entre ellos puede resultar profundamente dañado, lo que puede tener consecuencias en el desarrollo neurocognitivo y emocional del pequeño. ¿Cómo identificar el problema? Los síntomas son básicamente los mismos que una depresión común: decaimiento del ánimo por un tiempo prolongado, tristeza, abatimiento, desgano, apatía, desinterés, ansiedad, irritabilidad e incapacidad para experimentar placer por cosas simples y cotidianas. En la depresión post parto se suma la sensación de incapacidad o de rechazo para cuidar del hijo, un agudo sentimiento de culpa asociado a esta dificultad, además de insomnio y una profunda angustia con opresión torácica y abdominal, a veces acompañada de gran inquietud. También pueden presentarse molestias digestivas, dolores musculares, pérdida de atención y memoria e ideas pesimistas o incluso de muerte. Como en todas las depresiones, hay distintos niveles de intensidad: Hay situaciones que son suaves y que se denominan disforia: son estados leves que duran pocas semanas, cuya sintomatología son el decaimiento y una cierta tendencia a la tristeza y al llanto. Sin embargo, son percibidos por la mujer como una situación emocional natural luego de la experiencia del parto. Las situaciones más graves revelan actitudes melancólicas con ideas y actos suicidas. Algo menos frecuente, pero que también puede llegar a ocurrir, es que la mujer sufra una psicosis post parto con alucinaciones y delirios persecutorios, de culpa, de ataque e ideas homicidas respecto a la guagua. Tratamiento Cuando la depresión es leve, las prácticas terapéuticas son más bien simples. Resulta útil el desarrollo de actividad física como hacer gimnasia y caminatas, pero al mismo tiempo es importante tener una mayor cantidad de horas de reposo. Otra forma de combatir el problema es a través de fármacos, pero siempre bajo la supervisión de un especialista. El tratamiento farmacológico en general va acompañado de psicoterapia. El cambio en el estilo de vida de nuestra sociedad ha llevado a que más mujeres presenten sobrepeso cuando están esperando guagua. Esto, junto con otros factores, ha derivado en que aproximadamente el 10% de las chilenas embarazadas sufran de diabetes gestacional. Durante el embarazo, muchas mamás dan rienda suelta a sus antojos. Pero ojo, porque los chocolates, pasteles, dulces, entre otros, además de sumarle unos kilitos extra, pueden hacer que se desarrolle una diabetes gestacional. Esta condición se define como la intolerancia a los hidratos de carbono que se desencadena durante el embarazo. Se trata de un grado leve de diabetes del adulto, que generalmente aparece en el segundo trimestre de gestación, es decir, entre las 24 y 28 semanas. Causas Son varias las causas que inciden en su desarrollo: Durante este periodo, el cuerpo femenino produce hormonas que aumentan la resistencia al trabajo de la insulina. Antecedentes familiares de diabetes, el sobrepeso u obesidad son otros factores de riesgo. Por último, la raza latina también es un factor de riesgo, lo que hace que las chilenas sean más propensas a tener diabetes gestacional. Síntomas Hay mujeres que son asintomáticas, por lo que pueden pasar todo el embarazo sin ser diagnosticadas. Por ello, el Ministerio de Salud establece como norma general, que a todas las embarazadas del país se les realice un examen de tolerancia a la glucosa, entre las 24 y 28 semanas de gestación. Este test consiste en medir el nivel de azúcar en la sangre (glicemia) dos horas después de sobrecargar el organismo con 75 gramos de glucosa. Si el resultado es sobre 140 mg/dl, estamos en presencia de diabetes gestacional. Riesgos Este tipo de diabetes no trae consecuencias graves para la madre o para la guagua, ya que se produce en la segunda mitad del embarazo. Sin embargo, si no se controla adecuadamente, aumentan las posibilidades de que la paciente desarrolle una diabetes 15 o 20 años después. En el caso de que la madre no presente esta enfermedad a lo largo de su vida, es poco probable que se gatille en el hijo. Son muchas las enfermedades que se pueden curar si son pesquisadas precozmente. Por ello, es de vital importancia realizar los chequeos médicos correspondientes, según edad y factores de riesgo de la mujer. La primera visita al Ginecólogo puede causar ansiedad y pudor. Sin embargo, hay que tener claro que cuando una mujer decide iniciar su vida sexual debe acudir a un especialista, para evitar posibles problemas en el sistema reproductor. A continuación, le entregamos una guía con los exámenes ginecológicos de rutina necesarios para toda mujer: Control ginecológico: Toda mujer en edad fértil o con alteraciones menstruales debe realizarse un control ginecológico al año. Esto debe persistir después de la menopausia, pues la patología oncológica más grave se da en esta etapa. En este control se deben evaluar factores de riesgo, la historia menstrual de la paciente, su vida sexual en términos de edad de inicio y cantidad de parejas. Mamografía: Sirve para prevenir el cáncer de mamas y debe realizarse anualmente a partir de los 35 años. Una mujer con antecedentes familiares de cáncer mamario debe someterse a un control más riguroso, que implica una revisión precoz. Ecografía transvaginal: Este examen se hace con el objeto de evaluar específicamente los genitales intraabdominales. No es de rutina, su periodicidad va a depender de los síntomas o hallazgos. Papanicolau: Está orientado a detectar de manera precoz lesiones precancerosas en el cuello del útero. Se recomienda realizarse este examen cada tres años. Cuando existen factores de riesgo asociados, es aconsejable realizar el control anualmente. Densitometría ósea: Es recomendable para evaluar el estado de los huesos de aquellas mujeres que están en su menopausia. Si los resultados son normales, se recomienda repetirlo cada dos o tres años. En esta etapa, también es necesario realizarse exámenes generales destinados a la pesquisa de alteraciones del colesterol. Controles de embarazo: Durante esta etapa, se sugiere vigilar que el embarazo siga su curso normal, con el fin de que complicaciones como el parto prematuro, el síndrome hipertensivo del embarazo, el retardo del crecimiento intrauterino y las infecciones puedan ser detectadas oportunamente. Se calcula que el 20% de las mujeres sufrirá al menos un episodio de infección urinaria en su vida. Lo más importante para tratarlas, es la consulta con un especialista ante la primera molestia. La anatomía femenina hace que las mujeres sean mucho más propensas a contraer estas infecciones que los hombres, ya que la uretra (conducto por el que sale la orina) está a pocos centímetros del ano, facilitándose el paso de bacterias hacia el aparato urinario. Desde ahí pueden llegar a la vejiga y contaminarla, lo que deriva en infecciones o cistitis. De no ser tratada, puede producirse una pielonefritis, enfermedad renal menos frecuente que en casos graves puede convertirse en una septicemia, que implica riesgo vital. Existen periodos específicos en la vida, en los que las mujeres sufrirán de infecciones: Infancia: tiene directa relación con los hábitos higiénicos. Inicio de la vida sexual activa: se produce por colonización o adquisición de gérmenes durante la relación sexual. Menopausia: determinado por cambios hormonales, que implican modificaciones en el pH de la zona genital. Tercera edad: se acentúan los cambios hormonales y se suman patologías propias de la edad como la incontinencia y el prolapso. Síntomas Dolor, especialmente en la zona baja del abdomen. Polaquiuria (orinar seguido y en poca cantidad). Incapacidad de aguantar el deseo de ir al baño. Sensación de no haber vaciado la vejiga. Ardor al orinar. En algunos casos puede haber sangramiento. Cuando los riñones están comprometidos, se produce dolor en la espalda y fiebre. Tratamiento Ante cualquiera de los síntomas antes mencionados, se debe consultar con un Urólogo, quien realizará un análisis y cultivo de orina para determinar la presencia y tipo de bacteria. La duración del tratamiento dependerá del tipo de infección y de la importancia de la misma: si es una cistitis, se puede tratar con antibióticos orales durante dos o tres días, aunque la desaparición de los síntomas puede tardar varios más. Consejos para reducir el riesgo de una infección No retrasar la micción cuando tenga ganas de orinar. Orinar tranquilo y sin apuro hasta vaciar completamente la vejiga. Beber abundante líquido diariamente. Orinar antes y después de tener relaciones. Mantener un pH estable en la piel, evitar el cambio continuo de jabones y geles de baño. Realizar el aseo genital en forma adecuada. Hacer las necesidades todos los días, preferentemente en la mañana antes de la ducha. La mayoría de las mujeres sueñan con ser madres algún día. Lo que muchas no saben es que su gran anhelo puede verse interrumpido por varias causas, entre las que se cuentan los trastornos alimenticios. La anorexia y la obesidad están estrechamente relacionadas con la infertilidad en la mujer, ya que son dos hechos que alteran la ovulación. Hay múltiples circunstancias físicas, emocionales y ambientales que pueden alterar la ciclicidad ovárica, la ovulación y la capacidad fértil de la mujer. Por ejemplo, el estrés laboral, emocional y físico, irse de viaje o dar exámenes académicos pueden traer consecuencias al momento de querer tener hijos. Anorexia La anorexia afecta aproximadamente al 1 o 2% de la población, incluyendo a adolescentes y mujeres adultas. Este mal conlleva una pérdida significativa de masa corporal, muscular y tejido graso. Es un trastorno de origen psiquiátrico, complejo, multifactorial y que requiere un manejo multidisciplinario. Pero, ¿cómo puede esto afectar la capacidad de tener hijos? En la fertilidad femenina, la pérdida de peso de cualquier naturaleza se ve asociada con la liberación inadecuada de la hormona hipotálamo-hipofisiaria, que disminuye la estimulación sobre el ovario para la producción de estradiol y progesterona. La falta de ovulación tiene una serie de consecuencias biológicas, que se traducen en dificultad para lograr un embarazo. Obesidad Por su parte, la obesidad también se relaciona directamente con la disminución en la capacidad reproductiva, ya que al igual que en el caso de anorexia, se produce una secreción inadecuada de la hormona hipotálamo-hipofisiaria, lo que causa serias dificultades para quedar embarazada. ¿Qué se debe hacer? Lo primero es la evaluación metabólica, nutricional, hormonal y conductual. El enfoque terapéutico se basa en bajar de peso y normalizar los distintos trastornos metabólicos, junto con un apoyo sicológico permanente. Además, la recuperación de la ovulación y de la fertilidad pasa por el uso de diferentes fármacos orales e inyectables destinados a estimular o reforzar los mecanismos endógenos que desencadenan estos procesos. Menopausia es la expresión que se utiliza para designar la fecha de la última menstruación en la vida de la mujer (entre los 45 y 52 años). Ésta se produce a raíz del envejecimiento del ovario, el cual progresivamente pierde la capacidad de producir hormonas (estrógeno y progesterona) y la de ovulación, eliminando la posibilidad de embarazo y reduciendo la frecuencia de las menstruaciones hasta que finalmente se detienen. Así, la menopausia se define como la ausencia de sangrado por un periodo superior a un año. Al principio, las reglas comienzan a ser muy irregulares y cada vez más espaciadas, siendo normal que lleguen cada dos o tres meses, lo cual puede durar un par de años antes de que llegue la menopausia. Los cambios que conducen al cese de la función menstrual y al reajuste metabólico duran alrededor de cinco a siete años. A ese periodo se le denomina climaterio y es la etapa en que ocurre toda la sintomatología. Síntomas Los síntomas que acompañan a este proceso son bastante variados. Hay mujeres que los pueden sentir antes, como otras pueden tener sus primeros síntomas tres años después de ocurrida la menopausia, o bien no tener síntomas de ningún tipo, excepto la ausencia de sangrado. Bochornos o sofocos Corresponden a un repentino aumento en la temperatura corporal. Producen una molesta sensación de calor y transpiración desde la base de los hombros hasta el cuero cabelludo pasando por el rostro y pueden ocurrir de una o dos veces al día hasta seis o más veces. Cuando suceden durante la noche, el sueño tiende a volverse superficial e intermitente, generando alteraciones del genio y estado de ánimo en la mujer. Estos sofocos duran, en promedio, entre dos a tres años y a un grupo menor de mujeres puede durarle hasta cinco. Jaquecas Dolores articulares y sequedad vaginal. Esta última puede causar molestias y dolores al momento de tener relaciones sexuales, lo cual puede influir negativamente en la relación de pareja, por lo que es recomendable incluir a los maridos en el tratamiento para que puedan comprender el proceso por el cual se está pasando. Tratamiento Consiste básicamente en la ingesta de hormonas, las cuales pueden ser orales en forma de comprimidos o como parches o cremas gel a través de la piel. El otorgar o no tratamiento durante el periodo del climaterio depende fundamentalmente de la calidad de vida de la mujer. Los riesgos que conlleva el tratamiento son principalmente la posibilidad de una trombosis (coágulo en alguna vena) o infarto al corazón y el aumento de riesgo de un cáncer de mama. Por esto es importante determinar quiénes pueden recibir tratamiento de hormonas y quiénes no. Para pasar por esta etapa de una manera más llevadera, lo que la mujer debiera hacer, a partir de los 40 años, es replantearse sus hábitos de vida. Comer menos y más sano, acompañar la dieta con ejercicios, como caminatas forzadas de 40 minutos, no fumar e injerir lo justo y necesario de alcohol. Si se logran esos hábitos y se llega saludable a este periodo de la vida, puede que la sintomatología sea menor y no sea necesario requerir de tratamientos hormonales. Para que el organismo de la mujer funcione adecuadamente en términos de ovulación, embarazo o menstruación periódica regular, es fundamental que una serie de componentes, tanto del sistema reproductor como del eje endocrino, trabajen de manera armónica. Si esto no ocurre comienzan a producirse algunos trastornos, entre ellos, el síndrome de ovario poliquístico. Esta enfermedad corresponde a un trastorno en la interrelación hormonal de la mujer producto de una alteración funcional en el ovario, en que el problema radica en un ovario, cuya producción de hormonas está alterada y pierde la capacidad de ovular. Es un trastorno bastante frecuente que afecta principalmente a mujeres jóvenes, sin embargo, no existen estadísticas, ya que muchas mujeres lo padecen sin notarlo o no lo descubren hasta que presentan problemas de fertilidad. Síntomas La mujer de ovario poliquístico es aquella que vive frecuentemente con atrasos en su regla o, en su forma más severa, padece ausencia de menstruación. Esto también produce que la paciente no logre embarazarse tempranamente, por lo que la infertilidad es otro de los motivos recurrentes de consulta. Otros índices para su identificación son la tendencia al cutis graso, el acné, subir considerablemente de peso, tener vellos en forma exagerada o en zonas poco frecuentes o la aparición de pequeños quistes en el ovario, identificables ecográficamente. Todo esto relacionado también a un problema de prolactina que produce secreción de los pezones. Causa La causa del trastorno es desconocida y por lo tanto no existe manera de prevenirla o atacarla directamente, sólo puede diagnosticarse a través de los antes síntomas mencionados, ecografías o exámenes de sangre, para así determinar un tratamiento apropiado para la paciente. Tratamiento Como no se conoce el origen de la enfermedad, no existe un medicamento que ataque el problema del mal funcionamiento del ovario. Por lo tanto, lo que el médico hace es tratar los trastornos que este mal funcionamiento produce. El tratamiento más común es la receta de pastillas anticonceptivas, las cuales neutralizan y bloquean el ovario y, en general, en la medida que el problema se trate hay muy buena respuesta en términos de la evolución de los trastornos. Sin embargo, ese no es el motivo primordial por el que se debe acudir al médico. El síndrome de ovario poliquístico es una enfermedad que avanza progresivamente y va agravándose si no es detenida a tiempo. Eventualmente puede elevar la insulina, lo cual hace que la mujer suba de peso, y mientras mayor sobrepeso, más alteraciones de insulina desarrolla, formando un círculo vicioso que podría conducirla a padecer una diabetes. Por esto es fundamental que la mujer esté atenta y si percibe alguno de los síntomas en forma exagerada o anormal, consulte a un Ginecólogo o Endocrinólogo, ambos especialistas en el tema, en último caso para descartar la enfermedad. Youtube Facebook Twitter Buscar Llámanos +56 2 2913 0000 Las 24 horas del día, los 365 días del año. Ubicaciones Clínica Santa María Av. Santa María 0500, Providencia. Centro Médico La Dehesa Av. La Dehesa 1445, Lo Barnechea. Urgencia Escolar Av. Santa María 0500, Providencia. Abierto de 8:00 a 22:30 horas. Urgencia General Av. Bellavista 0415, Providencia. Abierto 24 horas. Laboratorio Santa María Av. Santa María 0810, Providencia. Lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas. Sábado de 8:00 a 13:00 horas. ¿Necesitas ayuda? Contáctanos Respondemos tus inquietudes Sugerencias y reclamos Ayúdanos a mejorar nuestra atención Trabaja con nosotros Mapa del sitio Acceso proveedores Acceso para médicos Modelo de Prevención de Delitos - Canal de denuncias Términos y Condiciones © 2018 Clínica Santa María aparato, genital, femenino, organo, fecundacion, embarazo, parto, lactancia, vida, sexual, mujer, vulva, vagina, utero, trompas, ovarios y mamas, enfermedades, ginecológico, control, medico, examenes, tratamientos, detección, precoz, prevenir, prevencion, cancer, órgano, fecundación, útero, ginecologico, médico, exámenes, deteccion, prevención, cáncer, clínica, clinica, santa, maría, maria, educación, educacion, paciente Para evitar enfermedades que afecten al aparato ginecológico, es fundamental controlarse con su médico periódicamente. Hazlo en Clínica Santa María.

Alteraciones ginecológicas y mujer

Coronarias

Clinica Santa Maria Toda nuestra clínica en tus manos Palabras + buscadas Vacunatorio Ecografía Maternidad Obesidad Dentista Exámenes + buscados Proctólogo Exámenes Várices Seguro Test de esfuerzo Sugerencias Convenio Escolar Seguro Salud Total Cardiología Scanner Somatom Force Cirugía Bariátrica Empresas Docencia e Investigación Paciente Internacional / International Patients La Clínica Centro Médico La Dehesa Toggle navigation Clinica Santa Maria Menu principal Reserva de horas Exámenes de Laboratorio Especialidades Niños Adolescentes Mujeres Hombres Adultos Mayores Explorar por: Especialidades Programas preventivos Partes del cuerpo Nombre del profesional ¿Necesitas atención? Consultas Reservar una hora Anular una hora Ver información de una consulta Pacientes Aranceles GES, CAEC y Ley de Urgencia Derechos y Deberes de los Pacientes Pagaré y Mandato Exámenes de diagnóstico Laboratorio Radiología e Imágenes Información sobre exámenes Resultados de exámenes Hospitalización Presupuesto Pre Admisión Admisión y Hospitalización Centro de Cirugía Mayor Ambulatoría Pago de cuentas Servicios de Apoyo Banco de Sangre Diálisis Vacunatorio Anestesiología Cirugías y procedimientos Unidades de cuidado Servicio de Urgencia Medicina Preventiva Infórmate Pacientes Educación al paciente Noticias Newsletter mensual Buscar recién nacidos Visitas a pacientes Charlas y talleres Calculadoras de salud Elígenos Medicina de vanguardia Especialidades destacadas Indicadores clínicos Acreditaciones Reporte de Sustentabilidad Ubicaciones Clínica Santa María Centro Médico La Dehesa Laboratorio / Toma de Muestras Adolescencia Salud Mental Banco de Sangre Vacunatorio Colegio Aula Clínica Santa María Oficina Convenio Escolar Pago de cuentas Convenios y seguros Niño Protegido Seguro Salud Total Convenio Escolar y Accidentes Empresas Docencia e Investigación International / Internacional La Clínica Centro Médico La Dehesa Toda la Clínica Santa María en tus manos Estás en: Home Infórmate Educación al paciente Coronarias Educación al paciente Explore Enfermedades coronarias Infarto al miocardio Marcapasos Terapia anticoagulante oral Hipertensión El corazón es el órgano principal del aparato circulatorio; está situado en la cavidad torácica y funciona como una bomba, impulsando la sangre a todo el cuerpo. Las enfermedades cardiacas afectan a todo tipo de personas y son una causa importante de discapacidad. Existen muchas formas de enfermedades cardiacas, las más comunes se producen por el estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias. Algunas cardiopatías se desarrollan por un estilo de vida poco conveniente. La obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo son factores de riesgo para desarrollarlas, pero otras son hereditarias y quien las tiene debe llevar una vida sana. Clínica Santa María cuenta con la Unidad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, un servicio de alta complejidad, compuesto por un equipo especializado de cardiólogos, cirujanos cardiovasculares y vasculares, anestesistas y cirujanos vasculares periféricos. El infarto al miocardio es un evento cardiovascular que se manifiesta tras la obstrucción u oclusión de un vaso sanguíneo en el corazón. Como consecuencia de lo anterior, se produce una interrupción del flujo sanguíneo y la posterior muerte y pérdida de un segmento del músculo cardíaco. Actualmente el infarto de miocardio constituye la principal causa de muerte en nuestro país. Si bien es una patología que afecta preferentemente al sexo masculino, también las mujeres en periodo postmenopáusico pueden ser afectadas. ¿Cuáles son los síntomas del infarto? El síntoma más importante es el dolor. Este es de carácter opresivo (“aplastante”), que compromete la cara anterior del tórax. En ocasiones, el dolor se irradia al brazo izquierdo, cuello y mandíbula, así como también hacia el abdomen superior y dorso. Otros síntomas incluyen: Dificultad respiratoria Sudor frio Náuseas, vómitos Mareos Sensación inminente de muerte ¿Quiénes están más propensos a sufrir un infarto miocardio? El infarto al miocardio se produce por una obstrucción del flujo sanguíneo en las arterias coronarias, debido a la formación de un coágulo, en relación a una placa de aterosclerosis. Esta última consiste en la acumulación de colesterol en las paredes de las arterias. Los pacientes con mayor riesgo de padecer este fenómeno son: Ser fumador Sexo masculino Diabetes Mellitus Hipertensión arterial Obesidad Trastornos del colesterol Sedentarismo Antecedentes de familiares cercanos que padecen de enfermedad coronaria, en especial, de aparición temprana. ¿Cómo se realiza el diagnóstico del infarto? El diagnóstico del infarto al miocardio no siempre es sencillo, dado que existen otras condiciones que se manifiestan con dolor torácico, y a su vez, las características de éste pueden ser variadas de paciente en paciente. La sospecha clínica se da en individuos portadores de factores de riesgo señalados anteriormente que acuden por cuadro de dolor torácico sugerente. Cabe señalar, que existe una diferencia entre el infarto y la angina. En este último, la duración de los síntomas es menor y se alivia con el reposo o con los medicamentos. En la evaluación se realizará un electrocardiograma de reposo que demuestra hallazgos sugerentes, sin embargo, especialmente en los infartos de pequeño tamaño, también puede resultar normal. En el Servicio de Urgencia, el médico puede complementarse con enzimas cardíacas que consisten en marcadores que se liberan al torrente sanguíneo cuando existe un daño del corazón. ¿Cuál es el tratamiento del infarto? En el manejo del infarto está incluido en un reconocimiento precoz, realizar electrocardiograma y dar las primeras atenciones. Esto incluye indicar aspirina y algunos fármacos anticoagulantes cuyo rol son de evitar la expansión del coágulo que obstruye el flujo de las arterias coronarias. En ciertos casos, especialmente en casos de infartos de significante tamaño, se hará necesario administrar medicamentos intravenosos que disuelven el coágulo o realizar una coronario grafía, para evaluar cómo están las arterias coronarias del corazón, para posteriormente recanalizar la arteria obstruida mediante una angioplastia, (dilatación de la arteria coronaria). ¿Cuáles son las complicaciones de un infarto? Las complicaciones del infarto se clasifican según el momento de la evolución del infarto en que se presentan. Precoces Arritmias complejas Caída de la presión sanguínea Acumulación líquido en los pulmones (edema pulmonar) Coágulos en las venas profundas de las piernas (trombosis venosa profunda) Rotura de la pared cardíaca donde se produjo el bloqueo de la irrigación sanguínea Tardías Rotura o aneurisma de la pared cardíaca comprometida que se vuelve fina y débil Mayor riesgo de sufrir otro infarto en el futuro Bombeo ineficaz del corazón (insuficiencia cardíaca) que determina fatigabilidad, sensación de falta de aire con el ejercicio (disnea) y acumulación de líquido en las extremidades inferiores (edema). Depresión, falta de ánimo, disminución de la libido. ¿Cómo puedo prevenir el infarto y las enfermedades cardiovasculares? Además una dieta baja en grasas saturadas y el aumento de la ingesta de una dieta mediterránea que incluya verduras de color (por ejemplo el tomate y el pimiento) pueden reducir el riesgo. Aquellos pacientes portadores de dos o más factores de riesgo cardiovascular se benefician de la administración de una dosis baja de aspirina (81 a 100 mg) en forma diaria. ¿Cuándo es necesario consultar? Toda persona adulta con síntomas de dolor en el pecho que se acompañe de los síntomas anteriormente descritos, en especial, si es portador de factores de riesgo cardiovascular como hipertensión, tabaquismo, diabetes, debe consultar a un Servicio de Urgencia. En forma natural nacemos con un marcapasos propio. Los impulsos eléctricos generados por el músculo cardiaco (el miocardio) estimulan el latido (contracción) del corazón. Esta señal eléctrica se origina en el nódulo sinusal o sinoauricular (SA), ubicado en la parte superior de la cavidad superior derecha del corazón (la aurícula derecha). Al nódulo SA también se le denomina “marcapasos natural” del corazón. Éste envía impulsos eléctricos con una frecuencia específica pero, aun así, la frecuencia del corazón podría variar según las exigencias físicas, el nivel de estrés o debido a factores hormonales. Cuando este marcapasos natural emite un impulso eléctrico, estimula la contracción de las cavidades superiores del corazón (las aurículas). Luego, la señal pasa por el nódulo auriculoventricular (el nódulo AV detiene la señal un breve instante y la envía por las fibras musculares de las cavidades inferiores -los ventrículos- estimulando su contracción). ¿Cuándo se indica poner un marcapasos cardíaco implantable? Hay muchas razones por las que una persona recibe el consejo médico de operarse para colocarse un marcapasos, fundamentalmente tienen que ver con la frecuencia cardíaca. Hay varias causas por las que la frecuencia cardiaca puede bajar. Las dos más comunes son: Enfermedad del propio marcapasos del corazón (nódulo sinusal). Esto significa que a veces el nódulo SA no funciona bien, ocasionando latidos demasiado rápidos, demasiado lentos o irregulares. Enfermedad del propio circuito eléctrico del corazón o sistema éxito-conductor (fibras nerviosas – cortocircuito). Puede suceder que en otros casos las vías de conducción eléctrica del corazón se encuentren bloqueadas, lo cual también puede ocasionar un ritmo cardiaco irregular. ¿Cuáles son los problemas habituales por trastorno del ritmo cardiaco o falla en la trasmisión del impulso eléctrico del corazón? Hay situaciones en que el cuerpo podría no estar recibiendo suficiente sangre, ya sea porque el corazón no puede bombear una cantidad adecuada con cada latido, debido a los efectos de la arritmia sobre la frecuencia del corazón o porque se interrumpe el paso del estímulo eléctrico por las fibras encargadas de esta acción. Los efectos sobre el cuerpo suelen ser los mismos si el latido del corazón es demasiado rápido, demasiado lento o irregular. Algunos de los síntomas de las arritmias incluyen, pero no se limitan, a los siguientes: Debilidad Fatiga Palpitaciones Presión baja de la sangre Mareos Desmayos, caídas (Síncope) ¿Qué es un marcapasos implantable? El marcapasos es un pequeño dispositivo alimentado por una batería, que permite al corazón latir con un ritmo constante. Los marcapasos pueden ayudar a regular el ritmo del corazón en casos de frecuencia cardíaca lenta, rápida o irregular, o de bloqueo en el sistema de conducción eléctrica del corazón. También puede estimular las cavidades superiores del corazón (las aurículas), las inferiores (los ventrículos) o ambas. ¿Cómo es un marcapasos? Se trata de un dispositivo cuyo tamaño, actualmente, es como el de una cajita de fósforos, muy liviano, y el metal con que está fabricado es compatible con el organismo. Algunas partes que lo conforman son: Un generador de impulsos que incluye la batería (pila) y varios circuitos electrónicos. Alambres o cables electrodos que se fijan a la pared interna del corazón. Según las necesidades del paciente, el marcapasos puede tener uno o dos electrodos. El circuito electrónico y la batería están sellados herméticamente dentro de un encapsulado metálico que se aloja en un bolsillo bajo la piel. ¿Se requiere cirugía para su colocación? El implante de un marcapasos es habitualmente un procedimiento de bajo riesgo. Normalmente es una cirugía programada con anticipación, existiendo tiempo para planificar las cosas, excepto en casos de emergencia (son poco habituales). Habitualmente se hace en una sala de operaciones o Laboratorio de Electrofisiología y el procedimiento completo no dura más de una hora. A veces puede resultar más largo, debido a condiciones especiales que presente el paciente que no siempre son posible prever en el pre-operatorio. La mayoría de las intervenciones de este tipo se realizan bajo anestesia local, lo que permite que el paciente permanezca despierto durante el procedimiento. En casos muy especiales, previo acuerdo con el médico, el paciente puede solicitar una ligera sedación. Durante la operación se requiere de equipo de radiología para posicionar los cables dentro del corazón. ¿En qué parte del cuerpo se implanta? ¿Una vez puesto, se nota? El marcapasos habitualmente se implanta bajo la clavícula izquierda. Para efectuar esto, el médico hace una pequeña incisión en la piel y, hoy en día, por las suturas que se ponen no se requiere retirar los puntos. La calidad de la piel y las características de cicatrización son individuales para cada persona, por lo que no siempre es posible definir quién tendrá mayor o menor capacidad para dejar cicatrices notorias. Una vez implantado el marcapasos, el generador de impulsos “lee estas señales” y la batería envía impulsos eléctricos al corazón para estimularlo rítmicamente. La mayoría de los marcapasos pueden detectar el ritmo cardiaco y apagarse cuando la frecuencia de los latidos es superior a un nivel determinado -lo que ha sido programado el día de la operación o en consultas posteriores- y se vuelven a encender cuando el latido es demasiado lento. Estos tipos de aparatos se denominan marcapasos a demanda. ¿Es necesario hacerle algún control posterior al marcapasos? Tras el implante de un marcapasos es necesario realizar periódicamente algunos chequeos médicos. Se revisan mediante un dispositivo que se denomina "programador”, el cual lo maneja el médico o técnico de marcapasos. El control se efectúa en la consulta y consiste en medir con un instrumento los datos de su programación y condiciones de funcionamiento. En la actualidad, se pueden realizar controles vía telefónica (monitoreo transtelefónico), sin embargo, no todos los centros asistenciales cuentan con ese medio. El control del marcapasos no reemplaza la visita al médico para chequeos periódicos. ¿Cuánto tiempo dura un marcapasos? La batería del marcapasos tiene una duración variable, dependiendo del uso que requiera cada paciente. En promedio puede ser de ocho a 10 años, encontrándose casos de hasta casi 12 sin requerir recambio del generador o pila. La batería no se agota de un momento a otro y el control periódico permite tener información y programarse con la debida anticipación para su recambio. La intervención para retirar el marcapasos agotado y cambiarlo por uno nuevo, al igual que la primera vez, se requiere ir a pabellón y usar anestesia local. En la mayoría de los casos no es necesario cambiar los cables electrodos, salvo que en los controles se haya encontrado una anomalía. Consejos para la vida diaria Después del implante de un marcapasos no es necesario tener cuidados en la vida diaria. Se puede ejercitar o efectuar actividades, salvo que por existencia de alguna enfermedad o limitación se haya indicado lo contrario. ¿Afectan los dispositivos electrónicos el funcionamiento del marcapasos? Según lo que recomienda la Asociación Americana del Corazón (AHA), los pacientes portadores de marcapasos deberían estar conscientes de los elementos que hay a su alrededor que podrían interferir o bloquear el funcionamiento del dispositivo implantado. Lo importante es que estén en buen estado de funcionamiento y mantención, sin fugas eléctricas. Los aparatos que a continuación se señalan en la lista NO afectan NI dañan a los marcapasos, por lo que la mayoría de las personas pueden tener contacto con ellos sin temor: Radios de banda civil Taladradoras eléctricas Equipos de seguridad aeroportuaria Frazadas y afeitadoras eléctricas Radios de aficionados Almohadillas eléctricas Detectores de metales Hornos de microondas Controles remotos de televisión Transmisores de televisión Aparatos de rayos X Equipos de ultrasonido o ecografías Los aparatos a continuación señalados, SI afectan a los marcapasos: Grupos electrógenos Equipos para soldar Algunos aparatos utilizados por los dentistas Máquinas de resonancia magnética - litotriptores Equipos de radioterapia para el tratamiento del cáncer Equipos pesados o motores con imanes potentes Cada vez que sea necesario someterse a alguno de estos procedimientos, se debe consultar con un cardiólogo o cardiocirujano. ¿Se puede usar teléfonos celulares al tener un marcapasos implantado? Para mayor seguridad, mantener el teléfono celular a por lo menos 15 a 20 cm. de distancia del marcapasos. Cuando se utilice, sostener del lado opuesto al lugar donde se realizó el implante. ¿Se puede viajar en avión sin problemas? En los aeropuertos al pasar a través del detector de metales, sonará la alarma pero no se dañará el marcapasos. Llevar siempre consigo la tarjeta de identificación de marcapasos, la cual es entregada la compañía proveedora. Se aconseja mostrarla en ese caso y cada vez que sea necesario. ¿Qué son los anticoagulantes orales y cómo actúan? Los anticoagulantes orales son fármacos que hacen que la sangre tarde más tiempo en coagular al impedir que una de las vitaminas, concretamente la K, pueda ser utilizada por el hígado para formar alguno de los factores de la coagulación. Por esta razón, a los anticoagulantes orales se les llama también antivitaminas K. Hay varios tipos y se diferencian en el nombre y en el tiempo que prolongan su efecto en el organismo. Los más conocidos en Chile son el Neosintrón y la Warfarina o Coumadín. Medicamentos que interactúan con los anticoagulantes orales: Muchos medicamentos potencian o disminuyen el efecto anticoagulante. Por ello, se debe evitar tomar ácido acetilsalicílico (Aspirina®, Ecotrin), así como cualquiera de sus derivados, y antiinflamatorios, debido a que potencian el efecto anticoagulante y podrían presentar mayor riesgo de hemorragias. Numerosos fármacos interaccionan alterando su absorción (colestiramina) o su metabolismo hepático: Retardan el metabolismo: Amiodarona, fenilbutazona, metronidazol, cotrimoxazol, cimetidina, omeprazol. Aceleran el metabolismo: Fenobarbital, carbamazepina, rifampicina, griseofulvina. Otros medicamentos interactúan potenciando su efecto anticoagulante: AINEs (antiplaquetarios); antibióticos amplio espectro (reducen la producción de vitamina K por las bacterias intestinales); tiroxina (aumenta el catabolismo de los factores de coagulación). Las enfermedades también pueden modificar la anticoaugulación Las enfermedades pancreáticas, hepáticas y los síndromes de mala absorción intestinal en general. Alimentos que alteran la acción de los anticoagulantes orales Se deben evitar alimentos con alto contenido de vitamina K que pudieran potenciar la acción anticoagulante: vegetales verdes en general, legumbres y arvejas. También la mayonesa, bruselas, repollo, pepino, endivia, cebollín, lechuga, perejil, espinaca, berros. ¿Causan complicaciones los anticoagulantes orales? La mayor complicación de los anticoagulantes orales es la hemorragia. Al hacer que la sangre tarde más tiempo en coagular con el fin de evitar la trombosis o la embolia, se corre el riesgo de que se produzcan hemorragias. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los anticoagulantes orales por sí mismos no hacen sangrar, sino que tiene que existir además un factor desencadenante, por ejemplo una úlcera de estómago, una subida brusca de la tensión arterial, un esfuerzo muy importante no controlado, etc. A este respecto es muy importante el control periódico y la educación, tanto del paciente anticoagulado como de sus familiares, así como la colaboración con el médico del centro de salud. ¿Cuándo consultar al médico? Si alguna vez sangra sin motivo y le llama la atención o si le salen hematomas (moraduras o cardenales) sin sufrir golpes, si las deposiciones son negras, pastosas y malolientes debe acudir con urgencia al control. Si es un día no laborable, debe acudir a un Servicio de Urgencia. ¿Cómo se pueden evitar las hemorragias? Cumpliendo las reglas de oro del anticoagulado: El tratamiento con anticoagulantes orales debe ser controlado siempre por un médico especialista en el tema, realizando previamente un análisis de la coagulación de la sangre. El paciente nunca debe cambiar la dosis por su cuenta, a no ser que esté especialmente entrenado para ello. El paciente no debe tomar ningún medicamento nuevo sin antes consultarlo, a ser posible, con su médico, sobre todo si se duda de que pueda afectar al anticoagulante. Todos los cambios en el tratamiento habitual del paciente deben notificarse cuando se acuda al control. El fármaco anticoagulante debe tomarse siempre a la misma hora. La presión arterial diastólica, la que se conoce como mínima, no debe sobrepasar la cifra de 90 mm. Hg. Están totalmente prohibidas las inyecciones intramusculares, ya que pueden provocar un gran hematoma que no se ve al principio y causar una cojera. En caso de diarrea, debe hacer dieta y consultar al médico. En caso de dolor, no debe tomar nunca aspirinas ni antiinflamatorios sin prescripción médica. ¿Cómo sabe cada paciente la cantidad de anticoagulante que tiene que tomar? Cuando el médico especialista instaura un tratamiento con anticoagulantes orales comienza con una dosis aproximada, calculada según la constitución física y la edad del paciente. A los pocos días se efectúa un análisis de sangre para saber el tiempo que tarda en coagular y, según el resultado, se ajusta la dosis. Esta prueba debe expresarse siempre en INR. En esto, como en todo, deben seguirse siempre las instrucciones del médico: Los anticoagulantes orales deben ser administrados siempre a la misma hora, de forma que se transforme en una costumbre y sea difícil el olvido. Cuando sea necesario, partir el comprimido en porciones para tomar la cantidad indicada. Deben tirarse aquellas partes que se hayan roto mal o se hayan deshecho: los anticoagulantes orales no son medicamentos caros y es mejor tirar el trozo que se haya roto mal que no tomar la dosis prescrita. Si un día olvida tomar una dosis, no puede añadirla al día siguiente. Su dosis ha de ser ajustada individualmente tras la realización de un análisis que mide el tiempo que tarda la sangre en coagular (INR). La adecuada consideración de los factores individuales que influencian el equilibrio riesgo/beneficio de la terapia, hará que el médico optimice su indicación de tratamiento anticoagulante. De esta forma aprovechará al máximo sus beneficios y reducirá sus riesgos al mínimo tolerable. Preguntas frecuentes sobre la hipertensión arterial (HTA) ¿Para medir la presión arterial, el paciente debe guardar reposo previo? Sí, porque el reposo previo es parte de las condiciones establecidas en los protocolos internacionales, que definieron los valores normales por la American Heart Association, la British Hypertension Society y la American Society of Hypertension. ¿Todos los pacientes hipertensos deben dejar de comer sal? Sí, ya que el 50% de los pacientes responden bien a esta medida, salvo que el médico dispusiera de los medios para diagnosticar que el enfermo no es sensible a la sal. ¿El tratar la hipertensión arterial reduce realmente el riesgo de accidentes cardiovasculares (ACV)? Sí, debido a que un metaanálisis de 13 estudios observacionales demostró que la reducción de la PA en 5 a 6 mm. Hg se acompañó de una reducción en la incidencia de alrededor del 40% de estos accidentes. Sin embargo, en estos estudios no fue posible separar los accidentes vasculares encefálicos (AVE), hemorrágicos de los isquémicos. Hay estudios epidemiológicos que plantean que dicho efecto beneficioso se debió en gran medida a la disminución de los AVE hemorrágicos. Algunos pacientes catalogados como hipertensos dicen que tienen la presión arterial (PA) normal en su casa ¿Esto puede ser real? Sí, ya que la presión arterial varía unas 114.000 veces en el día y dentro de esa variabilidad está generalmente más baja cuando el paciente no se encuentra expuesto a estrés. ¿Es necesario tratar la hipertensión arterial durante toda la vida? La hipertensión arterial primaria o esencial está condicionada por alteraciones permanentes, por lo que dura toda la vida, aún con cifras de presión arterial normales. Como el tratamiento a largo plazo ha mostrado disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, es necesario tratar a los pacientes en forma permanente. ¿Se incrementa en el hipertenso el riesgo de cardiopatía isquémica? Sí, la hipertensión arterial de acuerdo al estudio Framingham, siempre es un factor de riesgo para la enfermedad coronaria. Sin embargo, no depende solamente de las cifras de la presión arterial, también de la asociación con otros factores de riesgo como obesidad, tabaquismo y alteraciones metabólicas que frecuentemente la acompañan. ¿Existe la hipertensión arterial nerviosa? No existe una hipertensión arterial exclusivamente nerviosa, pero el estrés crónico se ha sugerido como factor desencadenante. Existe un aumento de la prevalencia de hipertensión arterial en personas que están más expuestas al estrés. Los factores ambientales y el tipo de personalidad también pueden aumentar las cifras tensionales, tanto en hipertensos como en personas con presión arterial normal. ¿Es mejor tomar la presión arterial sentado o acostado? Las normas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para definir hipertensión arterial, indican que se debe tomar con el paciente sentado. La sistematización del método permite que las cifras obtenidas sean comparables con los estándares internacionales. ¿En qué brazo se debe tomar la presión arterial (PA)? En los dos. Si la presión arterial es mayor en uno de los brazos, se debe tomar en ése. ¿Qué esfigmomanómetro conviene usar? Existen varios tipos de manómetros. El de mercurio constituye "la regla de oro" para la medida de la presión arterial, todos los otros deberán ser validados comparándolos a él. ¿Deben someterse a mantenimiento los esfigmomanómetros? Sí, cada seis meses los de mercurio. ¿Un hipertenso cada cuánto debe controlarse la presión arterial? Idealmente una a dos veces por semana, con autoregistro y respetando las indicaciones entregadas. ¿Es frecuente que los pacientes no cumplan con la medicación? Los hipertensos han sido clasificados en cumplidores totales (60%), cumplidores parciales (30%) y no cumplidores (10%). Existe además el agravante de que los cumplidores totales durante el primer año abandonan la medicación al fin del mismo en un 30%. En un paciente controlado ¿Se puede suspender el tratamiento antihipertensivo? No, ya que seguramente volverá a sus cifras anteriores. Estudios han comprobado que en algunas circunstancias la suspensión de la medicación en pacientes controlados puede hacer que se mantenga con la presión arterial normal por un periodo variable de tiempo, pero posteriormente retomará sus cifras iniciales. ¿Pueden hacer ejercicios los hipertensos? De no estar contraindicados por patología asociada (enfermedad coronaria sintomática, insuficiencia cardiaca avanzada), el ejercicio isotónico (correr, nadar, gimnasia aeróbica) es beneficioso para el sistema cardiovascular y en el tratamiento de la hipertensión arterial, no solo por su efecto en reducir el peso, también porque disminuye y mejora las cifras de la presión arterial. Este efecto es favorable incluso en personas mayores. ¿Hay más mujeres hipertensas que hombres? La prevalencia de hipertensión arterial es mayor en hombres antes de los 35 años, pero a los 65 años hay un mayor número de mujeres hipertensas que hombres. ¿Cuántos hipertensos saben que los son? Aproximadamente el 50%. ¿Existe relación entre la educación, situación laboral de los pacientes y el grado de control de la presión arterial? En estudios realizados se encontró una presión sistólica más alta en hombres y mujeres por cada 10 menos de educación. El nivel de educación es uno de los marcadores del estado socio económico y está relacionado en forma inversa con la prevalencia e incidencia de HTA, sus complicaciones y evolución (Estudio Sudamericano de 10 países). ¿Qué relación existe entre obesidad e hipertensión arterial? Diversos estudios han demostrado una relación directa entre la hipertensión arterial y la obesidad viscero abdominal, diagnosticada por el índice cintura-cadera aumentado. Sin embargo, no existe correlación con la obesidad generalizada. ¿Todos los hipertensos deben ser estudiados con monitoreo ambulatorio de presión arterial? Es recomendable, pero existe una limitante de costo. ¿Habitualmente, la presión arterial baja en horas del sueño? Sí, es normal que disminuya en un porcentaje mayor o igual a un 10% durante las horas de reposo. ¿Qué efecto tiene el frío sobre la presión arterial? El frío aumenta las cifras de la presión arterial por vasoconstricción. Este fenómeno es transitorio y explica por qué la hipertensión arterial no es más frecuente en los países fríos. Por lo expuesto, se debe aconsejar que los pacientes no se expongan a temperaturas bajas. ¿Puede tomar alcohol un hipertenso? Se recomienda para las mujeres un trago y dos los hombres, mayor cantidad trae problemas. En contraste a su efecto vasodilatador inmediato, el consumo crónico, aún en pequeñas cantidades, aumenta la presión arterial. ¿Qué sucede con la presión arterial en un paciente con una fractura? Depende del tipo de fractura. El paciente puede estar desde colapsado a elevar sus cifras de presión arterial por el dolor o el estrés. ¿Qué porcentaje de hipertensos tienen la presión arterial controlada? En Chile solo entre un 8 y 30%. ¿Es normal que suba la presión arterial cuando se realiza ejercicio? Durante el ejercicio es normal y necesario que esto ocurra. El aumento desproporcionado de la presión arterial o el retardo en normalizar sus valores, constituye un factor de riesgo para eventos cardiovasculares. ¿La exposición al sol perjudica al hipertenso? No existen estudios que describan esta relación. La lógica indica que el sol fuerte puede provocar vasodilatación con hipotensión (caída de la presión arterial). Los riesgos son los mismos que para el resto de la población. ¿Los hipertensos pueden bañarse en la playa? Si el paciente tiene la presión arterial controlada y con una temperatura del agua agradable y no extrema, el baño en la playa es beneficioso por ser un ejercicio aeróbico. Cuando un paciente hipertenso refiere presión arterial domiciliaria normal ¿Se suspende el tratamiento? No, porque la suspensión del tratamiento determinará un seguro ascenso de la presión arterial. ¿Existe tendencia a la hipertensión arterial en los hijos de los hipertensos? La hipertensión arterial en el 50% de los casos tiene un componente hereditario, por lo que los hijos tienen el doble de riesgo de desarrollar el factor de riesgo. Si ambos padres son hipertensos hay un 52% de riesgo. ¿Cuál es el recurso más efectivo para tratar la hipertensión arterial? La educación del paciente para que: Cumpla con el régimen de alimentación. Tome la medicación en forma adecuada y tenga adherencia al tratamiento farmacológico. Tenga adherencia a los controles médicos. Aumente la actividad física. Tenga moderación en el consumo de bebidas alcohólicas. Desarrolle técnicas para su autocuidado. ¿Hasta qué valor se considera normal la presión arterial? Se considera una presión arterial normal hasta 120/80 mm. Hg. ¿Las personas hipertensas pueden tomar café? Deben consumirlo con moderación. Las personas que no toman café habitualmente, el tomar dos tazas aumenta la presión arterial en alrededor de 5 mm. Hg. En los bebedores habituales no se produce este ascenso por tolerancia. ¿Cuál es el costo-beneficio de tratar a una persona hipertensa? El tratamiento de la hipertensión arterial está entre las medidas mayor costo-beneficio para disminuir las complicaciones cardiovasculares, prolongar la vida y mejorar la calidad de la misma. ¿Deben tratarse todas las personas hipertensas? Sí, porque el tratamiento de la hipertensión arterial disminuye los eventos cardiovasculares. ¿La raza tiene alguna influencia en la hipertensión arterial? Los estudios epidemiológicos han mostrado una mayor prevalencia de hipertensión arterial en la raza negra, así como de la morbi-mortalidad. ¿Sirve controlarse la presión arterial en la farmacia? No, porque no sabemos si la persona que la toma tiene entrenamiento y si el manómetro está adecuadamente calibrado. Youtube Facebook Twitter Buscar Llámanos +56 2 2913 0000 Las 24 horas del día, los 365 días del año. Ubicaciones Clínica Santa María Av. Santa María 0500, Providencia. Centro Médico La Dehesa Av. La Dehesa 1445, Lo Barnechea. Urgencia Escolar Av. Santa María 0500, Providencia. Abierto de 8:00 a 22:30 horas. Urgencia General Av. Bellavista 0415, Providencia. Abierto 24 horas. Laboratorio Santa María Av. Santa María 0810, Providencia. Lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas. Sábado de 8:00 a 13:00 horas. ¿Necesitas ayuda? Contáctanos Respondemos tus inquietudes Sugerencias y reclamos Ayúdanos a mejorar nuestra atención Trabaja con nosotros Mapa del sitio Acceso proveedores Acceso para médicos Modelo de Prevención de Delitos - Canal de denuncias Términos y Condiciones © 2018 Clínica Santa María corazon, organo, aparato, circulatorio, cavidad, toracica, bomba, sangre, cuerpo, enfermedades, cardiacas, causa, discapacidad, estrechamiento, bloqueo, arterias, coronarias, cardiopatias, obesidad, sedentarismo, tabaquismo, hereditarias,vida, sana, corazón, órgano, torácica, cardíacas, cardiopatía, clínica, clinica, santa, maría, maria, educación, educacion, paciente Las enfermedades cardiacas afectan a todo tipo de personas y son una causa importante de discapacidad. Infórmate sobre sus factores de riesgo.

Coronarias

Biopsia guiada por Fusión Elástica

Clínica Santa María cuenta con la última versión de Trinity®, que aumenta al doble las posibilidades de identificar un tumor significativo, con mayor precisión, en menor tiempo y con menos complicaciones para el paciente. En Chile, más de 1.300 hombres mueren al año debido al cáncer de próstata, principalmente por su tardía detección. Por esta razón, se recomienda a los mayores de 40 evaluarse anualmente con un urólogo, realizarse un examen de sangre que mida los niveles de antígeno prostático y un examen rectal. Trinity®: La mejor alternativa para un diagnóstico oportuno La técnica tradicional, que requiere 2 o 3 muestras por punción en seis sectores distintos -en forma aleatoria o en los sitios donde frecuentemente se encuentran tumores-, tiene una tasa de detección de 20%, lo que implica mayor probabilidad de repetición de la biopsia al año siguiente si el antígeno prostático sigue elevándose. “El gran problema es su baja fiabilidad, porque es necesario hacer reiteradas biopsias debido a la probabilidad de encontrar, casi al azar, un posible tumor”, explica el Dr. Olivares. Ahora, Clínica Santa María cuenta con el equipo Trinity® de Koelis. “Esta tecnología tiene un software que fusiona en 3D la imagen introducida de la resonancia nuclear magnética multiparamétrica -que delimita el área del posible tumor- tomada previamente, con las imágenes de la ecografía que se realiza en tiempo real. De esta forma, se calca la lesión sospechosa de la resonancia en la ecografía, permitiendo mayor exactitud al momento de pinchar el órgano para extraer la muestra. Además, es una técnica sin efectos colaterales”, recalca el especialista. Ventajas de Trinity® • La biopsia es guiada en 3D, lo que aumenta la exactitud, mejorando el diagnóstico de cáncer. • Al ser una fusión elástica y no rígida como en el método tradicional, es capaz de hacer coincidir dos imágenes supliendo el cambio de posición del paciente entre la resonancia y la ecografía y la presión que se ejerce sobre la próstata, eliminando cualquier distorsión. • Permite realizar disparos virtuales, para asegurarse de tener una máxima precisión antes del pinchazo real. Con eso se reducen las complicaciones para el paciente. • Graba la ubicación de los disparos, lo que es útil para nuevas sesiones de biopsia o la planificación de un tratamiento. • Gracias a la fusión elástica entre series, se pueden parear dos biopsias consecutivas. De esta forma, es posible mantener un historial del paciente y hacer un seguimiento de la evolución de los nódulos detectados. Trinity® es compatible con Focal One®, procedimiento mínimamente invasivo que -con ondas de ultrasonido de alta frecuencia- elimina los tumores localizados con gran precisión y sin dañar áreas sanas de la próstata, lo que disminuye la probabilidad de quedar con secuelas como incontinencia urinaria y disfunción eréctil. Con la incorporación de este equipo, Clínica Santa María pone a disposición de sus pacientes el mayor arsenal -tanto diagnóstico como terapéutico- para abordar el cáncer de próstata. Con la colaboración de: Dr. Rubén Olivares, urólogo de Clínica Santa María.

Biopsia guiada por Fusión Elástica

Causa de distintas enfermedades

Al no presentar síntomas y siendo sólo posible identificarlos a través de una ecografía abdominal o una resonancia nuclear magnética, muchas personas no saben que los tienen y que pueden llegar a generar pancreatitis, infecciones en el hígado o un tumor en la vesícula. Sin embargo, si se descubren a tiempo, pueden retirarse fácilmente a través de una cirugía. Chile es el país que cuenta con la mayor cantidad de personas con cáncer de vesícula del mundo, el cual es generado por cálculos biliares. Éstos, se presentan en la mitad de las mujeres mayores de 50 años y también en obesos, embarazadas y post operados de cirugías bariátricas. El cirujano digestivo, Dr. Claudio Navarrete, explica que este tipo de cálculos son piedrecitas de colesterol y calcio que se forman en las vías biliares, sobre todo en la vesícula. Pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf. No hay que confundirse con los cálculos renales, los cuales se generan en el riñón y se pueden identificar de manera mucho más fácil, ya que se manifiestan con síntomas como color anormal o sangre en la orina, escalofríos, fiebre, náuseas y/o vómitos. El problema es que los cálculos biliares generalmente no presentan síntomas, por lo que muchos no saben que los tienen hasta que se realizan una ecografía abdominal o una resonancia nuclear magnética. “Sin embargo, hay casos en que después de ingerir grasas o alcohol se manifiestan con un dolor agudo en el área superior derecha del abdomen”, agrega el especialista. “Cuando los cálculos se presentan en la vesícula biliar –conducto que lleva la bilis desde el hígado hacia el intestino– pueden provocar pancreatitis, infecciones en el hígado y hasta cáncer, si no se retiran a tiempo”, explica el cirujano. El médico explica que una vez descubiertos los cálculos biliares, la forma más eficiente de eliminarlos es a través de un procedimiento vía laparoscopía, que consiste en sacar la vesícula completamente (colecistectomía). “Hoy en día, esta intervención se puede realizar a través de cirugía robótica con la técnica single-site que, al utilizar el ombligo como puerto único, no deja ninguna cicatriz, disminuye el sangrado y permite a los pacientes recuperarse rápidamente”, explica el experto. En cuanto a la prevención de este problema, el doctor advierte que no hay manera de evitar los cálculos ya que dependen de la genética y factores de riesgo de cada persona, independiente de si tiene una dieta sana o no. Con la colaboración: Dr. Claudio Navarrete, médico jefe del Departamento de Cirugía de Clínica Santa María.

Causa de distintas enfermedades

Esas molestas piedrecitas

Un fuerte dolor abdominal es el síntoma que alerta la presencia de cálculos biliares. Ante cualquier molestia es necesario consultar de inmediato, ya que las complicaciones pueden ser graves y la cirugía es la única forma de tratarlos. Este tipo de cálculos son verdaderas piedras formadas por sales biliares que se aglutinan y solidifican. Su tamaño y número varía según cada persona y se originan principalmente en la vesícula, aunque también pueden formarse en los conductos biliares. Existen diversos factores de riesgo que se asocian a su producción: sexo femenino, obesidad, embarazo, raza hispánica o indígenas americanos o algunas enfermedades crónicas y cirugías gastrointestinales. El Dr. Hernán de la Fuente, cirujano digestivo de Clínica Santa María, cuenta que en Chile esta enfermedad es muy frecuente. Se estima que un 40% de la población femenina mayor de 50 años es portadora de cálculos biliares. Como la mayoría de las veces es asintomático, muchas personas desconocen que los poseen, a menos que se realicen una imagen abdominal (ecografía o tomografía computada). Síntomas Por lo general, tener cálculos biliares no produce síntomas. Si es que los hay, se relacionan con la obstrucción mecánica de los conductos biliares y de la salida de la vesícula. El más frecuente es el cólico biliar, que es un dolor agudo localizado en el cuadrante superior derecho del abdomen e irradiado al dorso del mismo lado, generalmente asociado a una transgresión alimentaria grasa o alcohólica. “En ocasiones la primera manifestación puede estar relacionada con complicaciones de los cálculos, como son la obstrucción aguda del conducto biliar o la pancreatitis aguda. Hay veces en que la aparición de un cáncer de la vesícula biliar puede ser la primera manifestación. Ésta es la principal causa de muerte por cáncer de la mujer chilena y se asocia en un 100% a la presencia por años de cálculos vesiculares”, afirma el especialista. Por ello, ante este tipo de síntoma, se debe acudir de inmediato a un Servicio de Urgencia para ser controlado y tratado a la brevedad. Para detectar estas piedras biliares, se debe realizar una ecografía abdominal, que es un examen indoloro y eficiente. Tratamiento En nuestro país, dada la alta prevalencia de cáncer vesicular, se aconseja la cirugía como tratamiento de los cálculos vesiculares y que consiste en extirpar la vesícula mediante videolaparoscopía, procedimiento que erradica los cálculos y su fuente productora. Este tipo de intervención no produce secuelas relevantes y elimina el riesgo de desarrollar un futuro cáncer. El Dr. De la Fuente es enfático al decir que no existen medidas de prevención e insiste en la importancia del diagnóstico precoz. Con la colaboración del Dr. Hernán de la Fuente, cirujano digestivo de Clínica Santa María.

Esas molestas piedrecitas

Nueva tecnología más eficaz en la detección de cáncer de próstata

Clínica Santa María cuenta con la última versión de Trinity®, única en Chile, que permite aumentar en un doble las posibilidades de identificar un tumor significativo, con mayor precisión, en menor tiempo y con menos complicaciones para el paciente. Ello gracias a un software que fusiona las imágenes de una resonancia magnética –previamente tomada– con las de una ecografía en tiempo real. En Chile, más de 1.300 hombres mueren al año producto del cáncer de próstata, principalmente por su tardía detección. Al no presentar síntomas en etapas precoces –se puede orinar normalmente– la persona no consulta hasta que el cáncer ya se encuentra en una etapa avanzada. Por esta razón, es fundamental la prevención. Se recomienda a todos los hombres mayores de 40 evaluarse anualmente con un urólogo, realizarse un examen de sangre que mida los niveles de antígeno prostático y un examen rectal. En caso de que los niveles de antígeno prostático se encuentren elevados y que el especialista palpe algún nódulo, se requiere una resonancia magnética y luego una biopsia de la próstata para determinar si existe un tumor maligno. Trinity®: La mejor alternativa para un diagnóstico oportuno La técnica tradicional, que requiere 2 o 3 muestras por punción en 6 sectores distintos –en forma aleatoria o en los sitios donde más frecuentemente se encuentran tumores–, tiene una tasa de detección de 20%. Esto implica mayor probabilidad de repetición de la biopsia al año siguiente si el antígeno prostático sigue elevándose, lo que genera incertidumbre e incomodidad en el paciente, además de lentitud en el diagnóstico. “El gran problema es su baja fiabilidad, además de ser muy invasiva, porque es necesario hacer reiteradas biopsias debido a la probabilidad de encontrar, casi al azar, un posible tumor”, explica el Dr. Rubén Olivares, urólogo de Clínica Santa María. Sin embargo, hoy Clínica Santa María cuenta con el equipo Trinity® de Koelis. “Esta tecnología tiene un software que fusiona en 3D la imagen introducida de la resonancia nuclear magnética multiparamétrica –que delimita el área del posible tumor– tomada previamente con las imágenes de la ecografía que se realiza en tiempo real. De esta forma, se calca la lesión sospechosa de la resonancia en la ecografía, permitiendo mayor exactitud al momento de pinchar el órgano para extraer la muestra”, explica el Dr. Olivares. “Está demostrado que esto aumenta la tasa de detección global de cánceres de próstata, sobre todo en tumores agresivos y de gran volumen. Tiene un 97% de exactitud con el nódulo que mostró la resonancia, al momento de tomar las muestras”, recalca el urólogo de Clínica Santa María. Además, es una técnica sin efectos colaterales. Ventajas de Trinity®: La biopsia es guiada en 3D, lo que aumenta la exactitud, mejorando el diagnóstico de cáncer. Al ser una fusión elástica y no rígida como en el método tradicional, es capaz de hacer coincidir dos imágenes supliendo el cambio de posición del paciente entre la resonancia y la ecografía y la presión que se ejerce sobre la próstata. Esto otras palabras, elimina cualquier distorsión. Las otras técnicas por fusión disponibles no son elásticas, por lo que no aumenta significativamente la eficacia en la detección, a diferencia del Trinity®. Permite realizar disparos virtuales, para asegurarse de tener una máxima precisión antes del pinchazo real. Con eso se reduce la cantidad de pinchazos y las complicaciones para el paciente. Graba la ubicación de los disparos, lo que es útil para nuevas sesiones de biopsia o la planificación de un tratamiento. Gracias a la fusión elástica entre series, dos biopsias consecutivas pueden ser pareadas. De esta forma, se puede mantener un historial del paciente y hacer un seguimiento de la evolución en el tiempo de los nódulos detectados. Es compatible con Focal One®, procedimiento mínimamente invasivo que, con ondas de ultrasonido de alta frecuencia, elimina los tumores localizados con gran precisión y sin dañar áreas sanas de la próstata, lo que disminuye la probabilidad de quedar con secuelas como incontinencia urinaria y disfunción eréctil. Con la incorporación de Trinity®, Clínica Santa María pone a disposición de sus pacientes el mayor arsenal –tanto diagnóstico como terapéutico– para abordar el cáncer de próstata.

Nueva tecnología más eficaz en la detección de cáncer de próstata